35 - ¿Có­mo cam­bian de co­lor los ca­ma­leo­nes?

50 respuestas animales - - Sumario -

Son ca­pa­ces de cam­biar la co­lo­ra­ción de su piel con sor­pren­den­te ve­lo­ci­dad pues sus di­fe­ren­tes co­lo­res, bri­llo y to­na­li­dad res­pon­den a las hor­mo­nas se­gre­ga­das por su or­ga­nis­mo, que re­gu­lan la dis­tri­bu­ción de los pig­men­tos me­dian­te la con­trac­ción o la ex­ten­sión de

las ca­pas. Así, exis­ten los cro­ma­tó­fo­ros (más ex­ter­nos), que con­tie­nen pig­men­tos ama­ri­llos y ro­jos, los gua­nó­fo­ros (ba­jo los cro­ma­tó­fo­ros) que con­tie­nen gua­ni­na, sus­tan­cia cris­ta­li­na e in­co­lo­ra que re­fle­ja el co­lor azul de la luz in­ci­den­te, así co­mo su au­sen­cia lo­gra to­nos ro­ji­zos y anaran­ja­dos, y los me­la­nó­fo­ros (más in­ter­nos) que con­tie­nen me­la­ni­na, pig­men­to os­cu­ro que re­gu­la el bri­llo. Los me­la­nó­fo­ros con­tri­bu­yen a las to­na­li­da­des de bri­llo y os­cu­ri­dad de un mis­mo co­lor. Cuan­do el ama­ri­llo del cro­ma­tó­fo­ro se com­bi­na con la luz azul re­fle­ja­da por los gua­nó­fo­ros, la piel se ti­ñe de ver­de. Si se com­bi­na ro­jo con azul, la to­na­li­dad ob­te­ni­da es la mo­ra­da y si al­gu­nos cro­ma­tó­fo­ros se tin­tan de ama­ri­llo el co­lor ob­te­ni­do es el ma­rrón. El blan­co y el ro­jo le re­sul­tan di­fí­ci­les de imi­tar y me­ta­bo­li­zar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.