19 - ¿Por qué ti­gres y leo­nes se pa­re­cen mu­cho al ga­to de tu ca­sa?

50 respuestas animales - - Sumario -

Por­que to­dos per­te­ne­cen al gru­po de los fe­li­nos, si bien a sim­ple vis­ta la prin­ci­pal di­fe­ren­cia que no­ta­mos es el ta­ma­ño. Mien­tras que los ga­tos do­més­ti­cos ron­dan los 5 ki­los de pe­so, los ti­gres adul­tos pue­den lle­gar a los 300 ki­los y los leo­nes a los 250 ki­los. Sin em­bar­go, tie­nen mu­chas si­mi­li­tu­des co­mo un ho­ci­co corto, una ex­ce­len­te vis­ta, un oí­do agudo, y una ac­ti­tud dis­cre­ta y si­len­cio­sa a la ho­ra de ca­zar. La ma­yo­ría de los fe­li­nos co­men car­ne y pre­fie­ren las pre­sas vi­vas. Po­seen unas ga­rras re­cur­va­das y muy afi­la­das que uti­li­zan pa­ra cap­tu­rar a sus pre­sas an­tes de ma­tar­las con una cer­te­ra mor­di­da. Tie­nen la ca­pa­ci­dad de guar­dar sus ga­rras, den­tro de un es­tu­che pro­tec­tor en el bor­de de sus de­dos, cuan­do no las usan. Los ga­tos do­més­ti­cos con­vi­ven con no­so­tros des­de ha­ce más de 9.000 años. Sus an­ces­tros di­rec- tos aban­do­na­ron gra­dual­men­te la vi­da sil­ves­tre, atraí­dos por las ra­tas y ra­to­nes que siem­pre se aso­cian a las co­mu­ni­da­des hu­ma­nas. En cam­bio, la con­vi­ven­cia en­tre el hom­bre y los gran­des fe­li­nos co­mo el ti­gre y el león es muy dis­tin­ta y do­lo­ro­sa ya que han si­do ca­za­dos por sus pie­les y por la su­per­po­si­ción de te­rri­to­rio a lo lar­go de la his­to­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.