50 - ¿Por qué no hay ti­gres en la Ar­gen­ti­na?

50 respuestas animales - - Sumario -

Aun­que el geó­lo­go Char­les Lyell pen­sa­ba que si re­gre­sa­ra el cli­ma de la era de los di­no­sau­rios, vol­ve­rían a vi­vir es­tos ani­ma­les, lo cier­to es que la pre­sen­cia de una es­pe­cie en un si­tio da­do de­pen­de de más co­sas que el cli­ma. De he­cho, una pro­pie­dad aso­cia­da a la evo­lu­ción es la con­tin­gen­cia, es de­cir, que las co­sas su­ce­die­ron en un mo­men­to y un lu­gar da­dos, que no pue­den re­pe­tir­se. Así, los fe­li­nos evo­lu­cio­na­ron en el he­mis­fe­rio nor­te du­ran­te los pe­río­dos Mio­ceno, Plio­ceno y Pleis­to­ceno, pe­ro no hu­bo un so­lo fe­lino en Su­da­mé­ri­ca has­ta el Pleis­to­ceno, sim­ple­men­te por­que no pu­die­ron en­trar. Su­da­mé­ri­ca es­ta­ba ais­la­da por un bra­zo de mar. Cuan­do los ti­gres evo­lu­cio­na­ron lo hi­cie­ron en Asia y el con­tac­to con las Amé­ri­cas tu­vo lu­gar en el nor­te de Asia, en Be­rin­gia, don­de nin­gún ti­gre so­bre­vi­vi­ría. Así, aun­que los ti­gres, al igual que los ca­ba­llos y las per­so­nas, vi­vían en Asia en el mis­mo mo­men­to, el cli­ma no les per­mi­tió pa­sar a Nor­tea­mé­ri­ca y lue­go a Su­da­mé­ri­ca co­mo sí lo hi­cie­ron las per­so­nas y los ca­ba­llos. La evo­lu­ción es irre­pe­ti­ble y de­pen­de del lu­gar y el mo­men­to. No cual­quier es­pe­cie pue­de apa­re­cer en cual­quier la­do, por­que las es­pe­cies no apa­re­cen de la na­da, se for­man de sus es­pe­cies ma­dres don­de sea que es­tas vi­van.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.