Aries

50 respuestas armonizar - - Índice -

En Aries, el Car­ne­ro, la ener­gía irrum­pe. Aries vie­ne a apren­der, a desa­rro­llar su iden­ti­dad y a ac­tuar. Sin em­bar­go, si so­la­men­te se tie­ne en cuen­ta a sí mis­mo y des­co­no­ce su ne­ce­si­dad de “ser con el otro” (ener­gía de Libra, su opues­to), se sen­ti­rá des­ar­mo­ni­za­do. Por lo tan­to, la pa­re­ja y las so­cie­da­des son su com­ple­men­to. Aries es el ini­cia­dor por ex­ce­len­cia del zo­día­co. Vie­ne a plan­tar la se­mi­lla pa­ra que otros la vean cre­cer. Es im­pa­ra­ble cuan­do se tra­ta de con­se­guir un ob­je­ti­vo, por eso mu­chas ve­ces se lle­va pa­re­des por de­lan­te. Es ener­gía de arran­que y ne­ce­si­ta sa­ber quién es por­que acá lo más im­por­tan­te es desa­rro­llar la pro­pia iden­ti­dad. Co­rre y no mi­ra ha­cia dón­de va, por­que no ne­ce­si­ta ojos. Sim­ple­men­te se co­nec­ta con la fuer­za vi­vien­te den­tro de sí mis­mo. Ne­ce­si­ta in­ten­si­dad, in­de­pen­den­cia y li­ber­tad. No so­por­ta lo caó­ti­co, sin for­ma y de­fi­ni­ción. Ten­drá que apren­der a con­vi­vir tam­bién con ello, por­que es lo que mu­chas ve­ces man­da en su vi­da. Por lo de­más, es una ener­gía sen­ci­lla, por­que re­cién na­ció. Pen­se­mos có­mo son los be­bés. Só­lo tie­nen con­cien­cia de sus ne­ce­si­da­des, son ellos mis­mos, es­pon­tá­neos, ge­nui­nos, inocen­tes, au­tén­ti­cos. Tam­bién el ex­ce­so de ím­pe­tu, en oca­sio­nes, pue­de en­tor­pe­cer sus re­la­cio­nes, por­que le cues­ta re­gis­trar lo que pien­san los otros. Siem­pre es sin que­rer, ya que el car­ne­ro no sue­le es­pe­cu­lar. Lo que más tie­ne que ha­cer (sea hom­bre o mu­jer) es ma­ni­fes­tar­se y ser. Por eso, to­do lo que lle­ve a po­ner en fun­cio­na­mien­to su mo­tor crea­ti­vo, es fun­da­men­tal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.