Géminis

50 respuestas armonizar - - Índice -

vie­ne a apren­der y cons­tan­te­men­te es­tá ave­ri­guan­do y ex­pe­ri­men­tan­do co­sas nue­vas. No obs­tan­te, si no re­co­no­ce su ne­ce­si­dad de en­con­trar un dog­ma, una fi­lo­so­fía o re­li­gión (Sagitario), que le dé un sig­ni­fi­ca­do a su exis­ten­cia, se per­de­rá co­mo un trom­po dan­do vuel­tas y vuel­tas, bus­can­do eter­na­men­te sin en­con­trar su eje y, por lo tan­to, el sen­ti­do a su vi­da. En Géminis, la ener­gía se di­vi­de en dos. Me doy cuen­ta de que ade­más de “yo” (Aries) y de te­ner mis ne­ce­si­da­des (Tauro), ha apa­re­ci­do un her­mano, un “otro” con el cual ten­go que apren­der a com­par­tir. Por eso, ten­go que sa­ber co­mu­ni­car­me. Ten­go que sa­ber ju­gar con mi “opues­to” (her­mano). Si no ten­go her­ma­nos, es­ta vi­ven­cia se ca­na­li­za­rá a tra­vés de otro: pa­rien­te, ve­cino o ami­go. Ten­go que apren­der a in­te­grar esa par­te os­cu­ra que pro­yec­to en el “otro” y re­con­ci­liar­me con ella. Dar­me cuen­ta de que yo tam­bién soy “mi her­mano”. Has­ta que eso no ocu­rra, vi­vi­ré co­mo en una es­pe­cie de trom­po que gi­ra y gi­ra, dan­do vuel­tas en un su­per­fi­cial atur­di­mien­to, sin en­con­trar mi cen­tro, mi eje.

Cuan­do los Ge­me­los lo­gran es­to, la fa­ci­li­dad de ex­pre­sión es muy agra­da­ble. In­ter­co­nec­tan, re­la­cio­nan, vin­cu­lan to­do lo que su ima­gi­na­ción in­ven­ti­va cree. Ne­ce­si­tan más de un in­te­rés do­mi­nan­te en sus vi­das. Cuan­do des­cu­bren que só­lo coope­ran­do se sien­ten sa­tis­fe­chos, al­can­zan gran­des ob­je­ti­vos en su vi­da. Géminis-sagitario es el eje pa­la­bras-ideas. Pa­ra es­tar en ar­mo­nía, de­be­rá re­con­ci­liar­se con su opues­to com­ple­men­ta­rio que es Sagitario.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.