Piscis

50 respuestas armonizar - - Índice -

Piscis es la sen­si­bi­li­dad, la com­pa­sión, la fe, el de­jar­se fluir e ins­pi­rar­se pe­ro, si no con­ci­lia con su opues­to (Virgo), que lo lle­va a ba­jar a la tie­rra y a cum­plir con sus res­pon­sa­bi­li­da­des, to­da esa ins­pi­ra­ción se per­de­ría por­que no lle­ga­ría nun­ca a con­cre­tar­se. Por lo tan­to, las obli­ga­cio­nes lo or­de­nan, pa­ra po­der ex­pre­sar lo me­jor de sí mis­mo. Aquí nos en­con­tra­mos con una ener­gía que ne­ce­si­ta di­sol­ver­se en el otro. Piscis tie­ne que ver pro­fun­da­men­te con la no se­pa­ra­ción de las par­tes, pe­ro no co­mo una idea sino co­mo ener­gía, que re­gis­tra una uni­dad pro­fun­da con el otro. Por eso se sien­te lla­ma­do a ser­vir, des­de el lu­gar que ocu­pe. Su ener­gía vie­ne a dar uni­ver­sal­men­te. Es­to, a su “yo psi­co­ló­gi­co” lo pue­de con­fun­dir y lle­var­lo in­clu­so al ex­tra­vío. Por eso, por un tiem­po, po­drá per­der­se y an­da­rá a os­cu­ras sin sa­ber cuál es el ca­mino, pe­ro cuan­do fi­nal­men­te lo en­cuen­tre por­que su “ter­cer ojo” (el de la in­tui­ción) se ilu­mi­nó, ve­rá que su sen­de­ro es el ser­vi­cio, el sen­tir­se útil, don­de sea ne­ce­sa­rio. El pro­ble­ma en Piscis pue­de ser la fal­ta de con­cien­cia de su pro­pia iden­ti­dad. Por eso es acon­se­ja­ble que des­de tem­pra­na edad se lo edu­que en la es­pi­ri­tua­li­dad, re­sal­tan­do los va­lo­res de la fe y la ayu­da a los ne­ce­si­ta­dos. Es por ahí, jus­ta­men­te, don­de en­con­tra­rá el sen­ti­do de su exis­ten­cia. No im­por­ta la ocu­pa­ción que ten­ga, siem­pre es­ta ten­drá que te­ner un fi­nal de ser­vi­cio, de ayu­da o de “des­per­tar con­cien­cia” a otros. Las pro­fe­sio­nes que lo des­ta­can son: en­fer­me­ros, no­ve­lis­tas, ayu­dan­tes de la­bo­ra­to­rio, as­tró­lo­gos, mú­si­cos, can­tan­tes, ar­tis­tas en general, re­li­gio­sos o bai­la­ri­nes. Piscis-virgo es el eje fe-tra­ba­jo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.