17 ¿POR QUÉ AU­TOS SI­MI­LA­RES LO­GRAN VE­LO­CI­DA­DES MÁ­XI­MAS DI­FE­REN­TES?

50 respuestas auto - - MOTOR -

Cuan­do se ha­bla de po­ten­cias má­xi­mas y de ve­lo­ci­da­des aso­cia­das en­tran en jue­go fac­to­res fí­si­cos y de me­di­ción que no siem­pre per­mi­ten com­pa­ra­cio­nes to­tal­men­te vá­li­das. La ve­lo­ci­dad má­xi­ma de un vehícu­lo es­tá su­je­ta a un sin­nú­me­ro de va­ria­bles, al­gu­nas pre­pon­de­ran­tes y otras de me­nor re­le­van­cia, pe­ro to­das in­flu­yen. Tra­te­mos de ana­li­zar las que me pa­re­cen pre­pon­de­ran­tes. De­fi­ni­mos co­mo po­ten­cia la energía con­su­mi­da o ge­ne­ra­da por uni­dad de tiem­po. En nues­tro ca­so, la de­fi­ne la re­sis­ten­cia que le ofre­ce el ai­re al avan­ce del vehícu­lo, y allí en­tran en jue­go el fac­tor ae­ro­di­ná­mi­co y las con­di­cio­nes am­bien­ta­les. En vehícu­los me­dia­nos (co­mo un Ford Fo­cus o Re­nault Fluen­ce, por ejem­plo) ha­ce fal­ta unos 2,5 HP pa­ra ga­nar 1 km/h via­jan­do a 200 km/h, es de­cir, que apli­can­do unos 5 HP más el vehícu­lo va­ria­ría su ve­lo­ci­dad en so­lo 2 km/h, una di­fe­ren-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.