30. ¿Es re­co­men­da­ble co­lo­car el “bi­che­ro” en el ra­dia­dor?

50 respuestas auto - - SUMARIO -

A pro­ble­mas ex­tre­mos, so­lu­cio­nes ex­tre­mas. El te­mor es que se “ta­pe” el ra­dia­dor de­bi­do a los in­sec­tos, y pa­ra que eso ocu­rra ha­cen fal­ta mu­chos, pe­ro mu­chos in­sec­tos. Fren­te a una man­ga de lan­gos­tas o de ma­ri­po­sas po­dría ser una pre­ven­ción ne­ce­sa­ria pe­ro, reite­ro, se tra­ta de si­tua­cio­nes ex­cep­cio­na­les. Una ma­lla tra­ma­da fi­na co­lo­ca­da de­lan­te del ra­dia­dor ya es un se­rio obs­tácu­lo pa­ra el flu­jo de ai­re, equi­va­len­te a una im­por­tan­te can­ti­dad de bi­chos, y si esa ma­lla es­tá cu­bier­ta de in­sec­tos, peor to­da­vía por­que con­fi­gu­ra una au­tén­ti­ca ba­rre­ra a la cir­cu­la­ción del ai­re, co­sa que jus­ta­men­te que­re­mos evi­tar… El ob­je­to de esa

pro­tec­ción se­ría el de evi­tar que el ra­dia­dor se ta­pe con in­sec­tos, y pa­ra ellos le co­lo­ca­mos una red que ya de por sí es un obs­tácu­lo, y que lle­na de bi­chos con­fi­gu­ra­rá, otro obs­tácu­lo peor que el pro­ble­ma que qui­si­mos re­sol­ver. La úni­ca “ven­ta­ja” re­la­ti­va se­ría la de po­der cam­biar o lim­piar esa “pro­tec­ción” qui­zás con cier­ta fa­ci­li­dad, pe­ro no ol­vi­de­mos que con un so­ple­tea­do pe­rió­di­co del ra­dia­dor se lo­gra­rá lo mis­mo, y sin com­pli­ca­cio­nes. Sal­vo pro­ble­mas muy ex­tre­mos, no creo ne­ce­sa­ria ni re­co­men­da­ble la men­cio­na­da pro­tec­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.