18. ¿Sir­ven los equi­pos de in­yec­ción de agua pa­ra mo­to­res?

50 respuestas auto - - SUMARIO -

Es­te ti­po de dis­po­si­ti­vos nos ha­ce pen­sar por qué nin­gu­na ter­mi­nal ha adop­ta­do ese sis­te­ma da­dos los enor­mes be­ne­fi­cios que pro­me­ten los “inventores” tan­to en lo am­bien­tal co­mo en el con­su­mo de com­bus­ti­ble y la per­for­man­ce. ¿ Aca­so los in­ge­nie­ros que gas­tan mi­les de mi­llo­nes de dó­la­res en in­ves­ti­ga­ción y desa­rro­llo no se han da­do cuen­ta aún que sim­ple­men­te in­yec­tan­do agua pul­ve­ri­za­da re­sol­ve­rán gran par­te de sus pro­ble­mas? Di­fí­cil de creer, ¿ no?

Por otra par­te, las pu­bli­ci­da­des de di­chos ar­te­fac­tos vio­lan des­ca­ra­da­men­te los más ele­men­ta­les prin­ci­pios de la pu­bli­ci­dad al no pre­sen­tar re­sul­ta­dos ex­pe­ri­men­ta­les ava­la­dos por ins­ti­tu­cio­nes se­rias. No obs­tan­te, de­bo re­co­no­cer que ba­jo cier­tas cir­cuns­tan­cias agre­gar agua en los mo­to­res pro­du­ce al­gu­nas ven­ta­jas tran­si­to­rias. Des­de que los mo­to­res de pis­tón fun­cio­nan co­mo ta­les siem­pre exis­tió la ten­ta­ción de agre­gar­le agua al ci­lin­dro pa­ra ver qué pa­sa, y to­dos quie­nes ex­pe­ri­men­ta­mos con mo­to­res al­gu­na vez no re­sis­ti­mos a la ten­ta­ción y lo hi­ci­mos.

En la se­gun­da gue­rra mun­dial ha­bía avio­nes caza que dis­po­nían de in­yec­to­res de agua y al­cohol pa­ra me­jo­rar su po­ten­cia en ca­sos de emer­gen­cia, pe­ro so­lo du­ran­te po­cos se­gun­dos, por­que des­pués so­bre­ve­nía la ro­tu­ra, bá­si­ca­men­te se apro­ve­cha­ba el ca­lor la­ten­te de va­po­ri­za­ción del agua y del al­cohol pa­ra re­du­cir la tem­pe­ra­tu­ra del ci­lin­dro y au­men­tar el lle­na­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.