El ar­te de armonizar los es­pa­cios

50 respuestas feng shui - - SUMARIO - Shi­fu Liu Ming

La ley de la per­so­na es la Tie­rra, la ley de la Tie­rra es el Cie­lo, la ley del Cie­lo es el Tao y la ley del Tao es­tá fun­cio­nan­do na­tu­ral­men­te”. Es­ta fra­se de Lao Tsé ex­pli­ca có­mo la per­so­na se re­la­cio­na con la na­tu­ra­le­za. La sa­lud y la suer­te de la gen­te de­pen­de de mu­chos fac­to­res, al­gu­nos he­re­di­ta­rios o fi­sio­ló­gi­cos, que se pue­den mo­di­fi­car me­dian­te la prác­ti­ca de ejer­ci­cios de­ter­mi­na­dos (es­to es ma­ne­jar el Feng Shui in­terno). Pe­ro hay otros fac­to­res ex­ter­nos que se de­ben te­ner en cuen­ta a la ho­ra de bus­car el equi­li­brio pa­ra en­con­trar la ar­mo­nía. El Feng Shui es un as­pec­to muy pro­fun­do de la cul­tu­ra chi­na, una cien­cia que es­tu­dia en pro­fun­di­dad la ar­mo­nía de la Na­tu­ra­le­za y sus re­la­cio­nes. Usan­do es­to, se pue­de apli­car es­ta teo­ría pa­ra al­go sen­ci­llo y co­ti­diano o al­go mu­cho más pro­fun­do. En es­tas pá­gi­nas, les da­ré to­das las res­pues­tas a los plan­teos más co­mu­nes so­bre có­mo in­flu­ye lo que nos ro­dea y los ám­bi­tos en los que nos mo­ve­mos so­bre el áni­mo y la sa­lud, e in­clu­so tam­bién so­bre las po­si­bi­li­da­des de al­can­zar el éxi­to o de­ter­mi­na­dos ob­je­ti­vos. Apren­de­rán a de­ter­mi­nar la car­ga ener­gé­ti­ca se­gún la Na­tu­ra­le­za o la orien­ta­ción del sue­lo, del ele­men­to, la for­ma, el ma­te­rial o el co­lor de mue­bles u ob­je­tos; a dis­tin­guir có­mo se dis­tri­bu­ye en los dis­tin­tos am­bien­tes de la ca­sa o el jar­dín, y a po­ten­ciar o neu­tra­li­zar sus efec­tos a par­tir de sen­ci­llos con­se­jos pa­ra lo­grar una vi­da más ar­mó­ni­ca.

Has­ta la pró­xi­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.