38 - ¿Có­mo de­be di­se­ñar­se un jar­dín?

50 respuestas feng shui - - SUMARIO -

El jar­dín tie­ne que te­ner una re­la­ción con la zo­na don­de se vi­ve, no es un de­seo per­so­nal de có­mo quie­ro te­ner­lo ador­na­do. Hay que ver las plan­tas au­tóc­to­nas del lu­gar y có­mo es su na­tu­ra­le­za, pa­ra así po­der crear un jar­dín que es­té en ar­mo­nía con es­ta zo­na. No hay que ha­cer­lo muy ra­ro, di­fe­ren­te a la na­tu­ra­le­za pro­pia del lu­gar, ya que pier­de el equi­li­brio con el en­torno. El Feng Shui des­de­ña las su­per­fi­cies planas, por­que no pue­den re­te­ner la bue­na ener­gía, pe­ro en el ca­so de los jar­di­nes, los des­ni­ve­les pue­den com­pli­car el dre­na­je del agua, por eso se su­gie­re equi­li­brar el te­rreno con pe­que­ños mon­tícu­los de tie­rra di­si­mu­la­dos con flo­res, ar­bus­tos o de ro­cas de dis­tin­tos ta­ma­ños. Es im­por­tan­te que es­tén en la par­te tra­se­ra

del jar­dín pa­ra que re­ten­ga la pros­pe­ri­dad. La lí­nea rec­ta no exis­te en la na­tu­ra­le­za, por eso los ca­mi­nos de­ben ser cur­vos y en los bor­des, pa­ra que el cen­tro del jar­dín se man­ten­ga des­pe­ja­do. Los ban­cos o me­sas que se co­lo­quen tam­bién de­ben te­ner es­tas for­mas, evi­tan­do pun­tas sa­lien­tes y agu­das que afec­ten el fluir de la ener­gía ha­cia la ca­sa. Hay que ba­lan­cear la di­fe­ren­cia en­tre lo abier­to y lo ce­rra­do. Los jar­di­nes chi­nos siem­pre tie­nen un por­tal, es de­cir, un lu­gar de ac­ce­so que sue­le crear­se me­dian­te glo­rie­tas, puer­tas, ár­bo­les y ar­bus­tos de­bi­da­men­te po­da­dos pa­ra dar­le for­ma, jun­to con otros ele­men­tos que cum­plen la fun­ción de sec­to­ri­zar­lo. Es­ta puer­ta no só­lo tie­ne que ver con la es­té­ti­ca sino que tam­bién fa­vo­re­ce a que el Chi flu­ya con dis­tin­tas in­ten­si­da­des.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.