16 - ¿Qué quie­re de­cir “pre­gun­tar”?

50 respuestas feng shui - - SUMARIO -

Ha­blar con los ve­ci­nos o la gen­te del lu­gar es una ac­ti­vi­dad que no de­be­mos des­car­tar, ya que ade­más de ir in­te­grán­do­nos, pue­de apor­tar un pa­no­ra­ma so­bre la his­to­ria de la zo­na. El Feng Shui po­ne es­pe­cial én­fa­sis en el pa­sa­do de los lu­ga­res por­que la ener­gía, ya sea bue­na o ma­la, se man­tie­ne du­ran­te si­glos. Ade­más hay que te­ner en cuen­ta el uso que se le dio a ca­da lu­gar. Por un la­do, es una cues­tión de res­pe­to pe­ro tam­bién es por el ti­po de ener­gía que con­tie­nen los lu­ga­res, que no son ap­tos pa­ra que cual­quier ti­po de per­so­na vi­va. Por eso se su­gie­re no ha­bi­tar los lu­ga­res que al­gu­na vez fue­ron sa­gra­dos o po­dría ha­ber te­ni­do una se­pul­tu­ra, por­que la ener­gía de los muer­tos a ve­ces no es bue­na. Otro ejem­plo de es­to es pre­gun­tar qué pro­ble­mas tie­ne la zo­na: si se inun­da, si hay in­se­gu­ri­dad o ave­ri­guar de qué for­ma vi­vie­ron las per­so­nas que es­tu­vie­ron allí an­te­rior­men­te pa­ra con­si­de­rar la ex­pe­rien­cia pa­sa­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.