18 - ¿Cuá­les de­ben ser las ca­rac­te­rís­ti­cas del sue­lo?

50 respuestas feng shui - - SUMARIO -

No es ap­to un te­rreno que con­ten­ga mu­cha are­na, por­que no pa­sa el Chi. En cuan­to al co­lor de la tie­rra, si es lu­mi­no­so, me­jor. Si es opa­co, es de­cir que no re­fle­ja la luz, es de una ca­li­dad in­ter­me­dia. Pe­ro si al cor­tar la tie­rra apa­re­ce una su­per­fi­cie com­pac­ta, bri­llan­te y sua­ve, es un te­rreno ideal pa­ra vi­vir, por­que es­ta ca­rac­te­rís­ti­ca de­mues­tra que la ener­gía es con­ti­nua e inin­te­rrum­pi­da en su in­te­rior, que es­tá vi­va. Otra ma­ne­ra de ana­li­zar su ca­li­dad es de­jan­do que se se­que una por­ción de la mues­tra. Si se ob­tie­ne un pol­vo fi­ni­to, co­mo tal­co, es la me­jor. El pol­vo gra­nu­la­do, en cam­bio, in­di­ca que no tie­ne bue­na ca­li­dad. Un te­rreno so­bre un le­cho de pie­dras tam­po­co es ap­to pa­ra vi­vir, ya que ca­re­ce de la ener­gía ne­ce­sa­ria pa­ra el desa­rro­llo de la vi­da. Lo mis­mo ocu­rre si es­tá em­pla­za­do en un va­lle, muy cer­ca de una mon­ta­ña, por­que es ener­gía muer­ta que afec­ta ne­ga­ti­va­men­te a la sa­lud. Te­ner un bos­que de­trás del te­rreno es muy po­si­ti­vo, por­que pro­te­ge del vien­to, que so­pla por atrás. Si en ese lu­gar hu­bie­se una mon­ta­ña con una cas­ca­da, me­jor se­rá ele­gir otro te­rreno. Lo más pro­ba­ble es que los hi­jos de esa fa­mi­lia no ten­gan un buen fu­tu­ro. In­clu­so po­drían te­ner pro­ble­mas de sa­lud, ya que el agua mo­vién­do­se arras­tra la ener­gía y la par­te de atrás de la ca­sa re­pre­sen­ta la des­cen­den­cia. Lo ideal es que no exis­tan ver­tien­tes de agua cer­ca. Si las hu­bie­re, hay que es­tu­diar la ma­ne­ra pa­ra que so­lo pa­sen por la puer­ta: los ríos que pa­san de­jan for­tu­na, aun­que no du­ra mu­cho tiem­po. Sue­le ir­se tan pron­to co­mo lle­gó. No so­lo la tie­rra es im­por­tan­te, tam­bién lo es el co­lor del pi­so, que tie­ne que ser más fuer­te que el co­lor del te­cho, por­que el sue­lo re­pre­sen­ta la Tie­rra y el te­cho, el Cie­lo. La men­te, na­tu­ral­men­te re­pre­sen­ta la idea de que sea más os­cu­ro aba­jo y más cla­ro arri­ba. Los lu­ga­res que tie­nen es­ta re­la­ción in­ver­ti­da (os­cu­ro arri­ba y cla­ro aba­jo) lle­van a que las per­so­nas su­fran una gran con­fu­sión.. Por es­to, al­gu­nos co­mer­cios re­cu­rren a es­ta téc­ni­ca pa­ra que las per­so­nas gas­ten di­ne­ro. Quie­nes se en­cuen­tran en ese lu­gar, se con­fun­den al per­der la no­ción de lo que na­tu­ral­men­te de­be­ría ser.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.