32 ¿Por qué las mu­je­res con­su­men ca­da vez más té de ro­sas?

50 respuestas sobre el Te - - SUMARIO -

Los com­po­nen­tes pre­do­mi­nan­tes del té de ro­sas son los an­ti­oxi­dan­tes, sus­tan­cias que pro­te­gen del da­ño que oca­sio­nan los ra­di­ca­les li­bres, por lo tan­to pre­vie­nen el en­ve­je­ci­mien­to pre­ma­tu­ro y ayudan a man­te­ner una apa­rien­cia fres­ca y jo­ven. Los be­ne­fi­cios de la ro­sa se con­si­guen be­bien­do re­gu­lar­men­te su in­fu­sión, to­man­do un ba­ño de in­mer­sión con sus pé­ta­los o apli­cán­do­se mas­ca­ri­llas fa­cia­les. Des­de el pun­to de vis­ta de la me­di­ci­na tra­di­cio­nal chi­na, las es­pi­no­sas ra­mas del ro­sal se re­la­cio­nan con la piel y con los li­ga­men­tos, y re­co­mien­da uti­li­zar las plan­tas de ro­sas ro­jas. La in­fu­sión de pé­ta­los de ro­sa es un alia­do po­de­ro­so para man­te­ner la ter­su­ra y fres­cu­ra de la piel por su con­te­ni­do de an­ti­oxi­dan­tes. Su aro­ma tam­bién in­flu­ye en el or­ga­nis­mo le­van­tan­do el áni­mo, lo que lo torno ideal uti­li­zar­lo cuan­do se es­tá tris­te, an­gus­tia­do o fren­te a si­tua­cio­nes de es­trés. Ade­más es muy efec­ti­vo para com­ba­tir el in­som­nio, ya que tran­qui­li­za men­te y es­pí­ri­tu

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.