Re­gan­tes his­tó­ri­cos: Con­sor­cio de la Zo­na Sur

Los 35 años del Con­sor­cio de Re­gan­tes de la Zo­na Sur.

AgroVoz - - Página Delantera - JUAN CAR­LOS VA­CA

Cuan­do el turno de rie­go lle­ga en la zo­na de quin­tas del cin­tu­rón ver­de de Cór­do­ba, hay que apro­ve­char­lo. Sea de día o de no­che, en ple­na ma­dru­ga­da. Años atrás, ha­bía que sa­lir rom­pien­do las pe­num­bras con lám­pa­ras a que­ro­sén, sol de no­che o, con suer­te, una lin­ter­na. No po­cas ve­ces la lla­ma de la lám­pa­ra se apa­ga­ba o el ar­te­fac­to, en un tro­pe­zón, se caía, y los re­gan­tes se que­da­ban a os­cu­ras.

Por eso, los miem­bros de la co­mi­sión que di­ri­ge el Con­sor­cio de Re­gan­tes de la Zo­na Sur pen­sa­ron que el me­jor ob­se­quio que po­dían en­tre­gar­le a los más an­ti­guos y veteranos re­gan­tes en re­co­no­ci­mien­to a su sa­cri­fi­ca­do tra­ba­jo, era un fa­rol. Cla­ro, en es­ta épo­ca, con lám­pa­ra LED. Fue el mo­men­to más emo­ti­vo de la ce­le­bra­ción de los 35 años de la crea­ción del Con­sor­cio y de los 30 años de pre­si­den­cia inin­te­rrum­pi­da de don Pe­dro Che­ru­bi­ni. “Siem­pre fui re­elec­to por una­ni­mi­dad”, acla­ra es­te que­ri­do pro­duc­tor, hoy de 81 años de edad. Los ho­me­na­jea­dos eran to­dos com­pa­ñe­ros de “pro­mo­ción”, pro­me­dia­ban los 80: José Cam­pe­te­lla, Bautista Fas­set­ta, Luis Pío Fas­set­ta, José Sánchez, Ale­jan­dro Gof­fi, Raúl Ca­no­vas y el pro­pio Che­ru­bi­ni.

El Con­sor­cio de Re­gan­tes, de la mano de Pe­dro Che­ru­bi­ni, ha cum­pli­do una en­co­mia­ble la­bor. Fue la pri­me­ra or­ga­ni­za­ción de ese ti­po que se for­mó en 1980. El im­pul­so fun­da­cio­nal se lo die­ron An­sel­mo Che­ru­bi­ni y un gru­po de quinteros. La ley 6.604 de 1981 les con­fi­rió el man­te­ni­mien­to de los ca­na­les y la dis­tri­bu­ción equi­ta­ti­va del agua que, en la épo­ca, era apor­ta­da por el Ca­nal Maes­tro Sur, de 42 ki­ló­me­tros, que na­cía en Du­mes­nil. Eran más los pro­ble­mas que los be­ne­fi­cios.

Pos­te­rior­men­te, el agua lle­gó por el Ca­nal Los Mo­li­nos-Cór­do­ba. No obs­tan­te la im­por­tan­cia de es­ta obra, no es­ta­ba exen­ta de in­con­ve­nien­tes; atra­ve­sa­ba tra­mos de ma­lli­nes que pro­vo­ca­ban mu­cha pér­di­da de cau­dal. La ma­yor par­te del agua iba a la plan­ta po­ta­bi­li­za­do­ra de la zo­na sur y era bas­tan­te exi­gua la que se en­tre­ga­ba a los quinteros. Tras in­can­sa­bles ges­tio­nes, ha­ce ocho años se en­tre­gó la “lla­ve ope­ra­ti­va” del ca­nal al Con­sor­cio, que se hi­zo car­go de to­dos los tra­ba­jos de man­te­ni­mien­to. En los ma­lli­nes, por ejem­plo se hi­cie­ron re­pa­ra­cio­nes con mem­bra­na en más de 2.000 me­tros. Los pro­duc­to­res co­la­bo­ra­ron no so­lo con el ca­non, sino tam­bién con su tra­ba­jo, per­so­nal y ma­qui­na­rias. “Des­de en­ton­ces, ni un so­lo día le ha fal­ta­do agua a la plan­ta po­ta­bi­li­za­do­ra de la Zo­na Sur, que atien­de a 250.000 cor­do­be­ses y, apar­te, he­mos ase­gu­ra­do un buen es­que­ma de rie­go a los pro­duc­to­res”, des­ta­ca, or­gu­llo­so, Pe­dro Che­ru­bi­ni.

Pe­dro Che­ru­bi­ni.

Fo­to­gra­fías de Juan Car­los va­Ca

Pio­ne­ros del con­sor­cio con los clá­si­cos fa­ro­les uti­li­za­dos en la no­che pa­ra mo­ni­to­rear el turno de rie­go.

Pe­dro Che­ru­bi­ni, pre­si­den­te del con­sor­cio des­de ha­ce tres dé­ca­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.