El “tri­bu­nal Mon­san­to”, con­tra la bio­tec­no­lo­gía

AgroVoz - - Agro Voz + Análisis -

–Por si aca­so no se ha en­te­ra­do, com­pa­ñe­ro don Pro­duc­ti­vo, le avi­so que en es­tos días co­bró re­per­cu­sión me­diá­ti­ca in­ter­na­cio­nal lo que re­sol­vió el de­no­mi­na­do “tri­bu­nal in­ter­na­cio­nal Mon­san­to”, que con­clu­yó es­ta se­ma­na, tras un si­mu­la­cro de jui­cio en La Ha­ya, que la em­pre­sa es­ta­dou­ni­den­se de bio­tec­no­lo­gía es res­pon­sa­ble de “ecocidio”.

–Por lo que he po­di­do apre­ciar, ca­ma­ra­da don Tec­no­ló­gi­co, en el ám­bi­to lo­cal no hu­bo reacciones por par­te de re­fe­ren­tes de las ca­de­nas de pro­duc­ción o de ex­per­tos li­ga­dos a la tec­no­lo­gía agrí­co­la, y sí una res­pues­ta ofi­cial por par­te de la pro­pia com­pa­ñía in­ter­na­cio­nal.

–Así es, mi ami­go. Pa­ra re­don­dear el dato, le cuen­to que el pro­ce­so con­tra la má­xi­ma in­ves­ti­ga­do­ra mun­dial de se­mi­llas trans­gé­ni­cas fue im­pul­sa­do por más de mil or­ga­ni­za­cio­nes y se lle­vó a ca­bo en­tre el 15 y el 16 de oc­tu­bre de 2016 en La Ha­ya, emu­lan­do los me­ca­nis­mos de la Cor­te Pe­nal In­ter­na­cio­nal que tie­ne se­de en esa ciu­dad eu­ro­pea. Y el dic­ta­men fi­nal es­tu­vo a car­go de cin­co ju­ris­tas.

–Una vuel­ta de ros­ca, di­ga­mos, en la ju­di­cia­li­za­ción de la tec­no­lo­gía agrí­co­la...

–El tri­bu­nal con­si­de­ró a la em­pre­sa res­pon­sa­ble de “ecocidio”, en­ten­dien­do esa fi­gu­ra co­mo la de “cau­sar da­ño se­ve­ro o des­truir el me­dio am­bien­te pa­ra al­te­rar de for­ma sig­ni­fi­ca­ti­va y du­ra­de­ra los bie­nes co­mu­nes o ser­vi­cios del eco­sis­te­ma de los cua­les cier­tos gru­pos hu­ma­nos de­pen­den e ins­tó a Na­cio­nes Uni­das a in­cor­po­rar­lo co­mo de­li­to pe­nal al Es­ta­tu­to de Roma que ri­ge a la Cor­te Pe­nal In­ter­na­cio­nal de La Ha­ya. Ca­be acla­rar, sin em­bar­go, que la sen­ten­cia no tie­ne efec­tos vin­cu­lan­tes ni san­cio­nes de nin­gu­na ín­do­le pa­ra la em­pre­sa.

–Reite­ro lo di­cho en la fra­se an­te­rior. ¿Y que ha res­pon­di­do a es­to la com­pa­ñía?

–Mon­san­to in­for­mó que se­gui­rá com­pro­me­ti­da “a un diá­lo­go real” con aque­llos que es­tán ge­nui­na­men­te in­tere­sa­dos en la agri­cul­tu­ra sus­ten­ta­ble, los de­re­chos hu­ma­nos a la ali­men­ta­ción, a la sa­lud y a un me­dio am­bien­te se­gu­ro. Se­gún la com­pa­ñía, el even­to ori­gi­nal fue or­ga­ni­za­do por un se­lec­to gru­po de crí­ti­cos an­ti­tec­no­lo­gía en la agri­cul­tu­ra y an­ti-Mon­san­to, que ac­tua­ron co­mo or­ga­ni­za­do­res, jue­ces y ju­ra­dos. Y que se ne­gó la evi­den­cia cien­tí­fi­ca exis­ten­te y los an­te­ce­den­tes ju­rí­di­cos de va­rios te­mas; y fue or­ga­ni­za­do con un re­sul­ta­do ya pre­de­ter­mi­na­do.

–Es de­cir, des­acre­di­tó por com­ple­to se­me­jan­te “fa­llo”.

–Mon­san­to di­jo que, en una épo­ca en la que el pú­bli­co es­tá tra­tan­do de se­pa­rar los he­chos de la fic­ción, es­ta opi­nión no-ju­di­cial po­dría ser ma­lin­ter­pre­ta­da. Y que los de­re­chos hu­ma­nos y la agri­cul­tu­ra me­re­cen un diá­lo­go abier­to y re­fle­xi­vo pa­ra ayu­dar a en­con­trar so­lu­cio­nes reales a los desafíos del ham­bre, la se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria y el pa­pel de los agri­cul­to­res en es­te pro­pó­si­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.