“La lo­gís­ti­ca es tan o más im­por­tan­te que el ti­po de cam­bio”

El pre­si­den­te de la Bol­sa de Ro­sa­rio pi­de más obras de in­fra­es­truc­tu­ra y cues­tio­na a los go­ber­na­do­res de la Re­gión Cen­tro por la pre­sión tri­bu­ta­ria.

AgroVoz - - Agrovoz + Exportadores - Fa­vio Ré fre@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar en­tre­vis­ta a al­ber­to pa­doán

En la jer­ga fut­bo­le­ra, se di­ría que es un ju­ga­dor o en­tre­na­dor “sin ca­se­te”: la in­ves­ti­du­ra ins­ti­tu­cio­nal que im­po­ne una de las en­ti­da­des más im­por­tan­tes del país no ha cam­bia­do el mo­do de ser del pre­si­den­te de la Bol­sa de Ro­sa­rio, Al­ber­to Pa­doán, que man­tie­ne su es­ti­lo di­rec­to y sin vuel­tas a la ho­ra de de­cla­rar.

En el mar­co del re­ma­te del pri­mer lo­te de so­ja 2016/17, Agro­voz lo en­tre­vis­tó en su des­pa­cho: pa­ra Pa­doán, “hay problemas más gra­ves” que el atra­so del dó­lar, co­mo la fal­ta de in­fra­es­truc­tu­ra y la fuer­te pre­sión tri­bu­ta­ria, res­pec­to de lo cual cri­ti­ca a los go­ber­na­do­res de la Re­gión Cen­tro.

–¿Cuál es el pa­no­ra­ma que avi­zo­ra pa­ra la so­ja?

–La cam­pa­ña tu­vo mu­chas idas y vuel­tas, por­que el cli­ma en al­gu­nos mo­men­tos ju­gó una ma­la pa­sa­da, pe­ro aho­ra se es­ta­bi­li­zó y so­mos op­ti­mis­tas. Los problemas que se es­tán dan­do no son ge­ne­ra­les sino en al­gu­nas zo­nas, y lo que afec­ta allí a otras be­ne­fi­cia, por­que con bue­na hu­me­dad se lo­gran muy buenos ren­di­mien­tos.

–Con los ba­jos pre­cios ac­tua­les, ¿es ne­go­cio? ¿Qué hay que ha­cer con las re­ten­cio­nes?

–El Go­bierno na­cio­nal ya tie­ne en marcha un pro­gra­ma pa­ra ir ba­jan­do las re­ten­cio­nes a par­tir del 1° de enero de 2018 y es al­go en lo que fi­nal­men­te coin­ci­di­mos; si bien es cier­to que la pro­me­sa ori­gi­nal era otra, no lo es me­nos que ha­bía otros sec­to­res que tam­bién me­re­cían una aten­ción. El agro ya ha­bía re­ci­bi­do la qui­ta de las re­ten­cio­nes a trigo, a maíz, a gi­ra­sol y a ce­ba­da; y, me­jor que eso, la eli­mi­na­ción de los ROE, que te­nían un efec­to mu­cho más per­ju­di­cial que las pro­pias re­ten­cio­nes. El pro­duc­tor tu­vo su re­com­pen­sa con el nue­vo go­bierno.

–Lo que se reac­ti­vó aho­ra es la dis­cu­sión por el dó­lar…

–Prin­ci­pal­men­te por el te­ma del blan­queo, hu­bo una ava­lan­cha de dó­la­res que, co­mo el ti­po de cam­bio es de li­bre flo­ta­ción, ha­ce que la di­vi­sa que­de es­ta­bi­li­za­da. Ló­gi­ca­men­te, a no­so­tros nos gus­ta­ría que la suba oja­lá es­tu­vie­ra en 17 o 18 pe­sos, pe­ro no so­la­men­te el ti­po de cam­bio ha­ce a la com­pe­ti­ti­vi­dad. Hoy en día, te­ne­mos dos o tres problemas más gra­ves.

–¿Cuá­les?

–El pri­me­ro, los im­pues­tos pro­vin­cia­les: hay una gran fal­ta de cri­te­rio. Los go­ber­na­do­res de la Re­gión Cen­tro se mues­tran preo­cu­pa­dos por que ha­ya un pre­cio de re­fe­ren­cia pa­ra la le­che, co­mo exis­te pa­ra los gra­nos, pe­ro hay otro te­mas que no sé si no ven o se ha­cen los dis­traí­dos, co­mo los cos­tos de la ener­gía o In­gre­sos Bru­tos. Yo no sé qué ha­cen con el di­ne­ro. Obeid (Jor­ge, ex­go­ber­na­dor de San­ta Fe) ha­cía obras con mu­cha me­nos co­par­ti­ci­pa­ción que lo que tu­vie­ron des­pués los go­bier­nos so­cia­lis­tas; ha­bía má­qui­nas, ru­tas, se arre­gla­ban ca­rre­te­ras. Y cuan­do no lo ha­cían, sa­lía­mos a cri­ti­car­los. Pe­ro hoy real­men­te son tan­tas las fa­len­cias que si hay que enu­me­rar­las de­cís “to­das”, y no le errás a nin­gu­na.

–¿El pe­di­do, en­ton­ces, es ba­jar el gas­to?

–La pro­duc­ción pri­ma­ria y agroin­dus­trial ge­ne­ra los fon­dos que las provincias ne­ce­si­tan; creo que no es­tán bien ma­ne­ja­dos. Las plan­tas de per­so­nal de las provincias si­guen cre­cien­do y cre­cien­do y ¿có­mo lo ha­cen? Au­men­tan­do los im­pues­tos. Así se be­ne­fi­cia al que tra­ba­ja en ne­gro. Ca­da vez son me­nos los que pue­den sub­sis­tir pa­gan­do im­pues­tos, la car­ga tri­bu­ta­ria es in­men­sa.

–¿El Go­bierno na­cio­nal tam­bién de­be es­ta ta­rea?

Hay te­mas que los go­ber­na­do­res no ven o se Ha­cen los dis­traí­dos, co­mo los cos­tos de la ener­gía o in­gre­sos bru­tos. no ma­ne­jan bien los re­cur­sos.

–Sí, es­tá bien que ha­ya gen­te que ne­ce­si­ta sub­si­dios pa­ra pa­sar el día, pe­ro hay que pe­dir­le al­go a cam­bio. Ge­ne­ra­ción es­pon­tá­nea de re­cur­sos no hay, y la car­ga tri­bu­ta­ria que pa­gan las em­pre­sas que es­tán en blan­co es ca­da vez más pe­sa­da, al pun­to que a ve­ces las ha­ce su­cum­bir.

El tren del cre­ci­mien­to –¿Cuál es el otro te­ma gra­ve por so­lu­cio­nar con prio­ri­dad?

–La lo­gís­ti­ca, los cos­tos de las ta­ri­fas. Es fun­da­men­tal que ha­ya una com­pe­ten­cia que per­mi­ta el in­gre­so de nue­vos ac­to­res, por­que la car­te­li­za­ción en to­dos los sec­to­res es ma­la. Por el la­do del fe­rro­ca­rril, el Go­bierno es­tá bus­can­do so­lu­cio­nes, que aún no ve­mos con cla­ri­dad, pe­ro al me­nos hay con­sul­to­ras que tra­ba­jan en ver có­mo po­de­mos ge­ne­rar un open ac­cess, que per­mi­ta ope­rar a cual­quier em­pre­sa y así exis­ta una com­pe­ten­cia en ori­gen pa­ra que los pro­duc­to­res lle­guen a puerto con un pre­cio ra­zo­na­ble. Es­te te­ma es tan o más im­por­tan­te que el ti­po de cam­bio y a ve­ces no se lo ve o no se lo quie­re ver.

–En con­clu­sión: más que el dó­lar, in­fra­es­truc­tu­ra y sis­te­ma tri­bu­ta­rio son las cla­ves.

–El pro­ble­ma con el ti­po de cam­bio es que arras­tra la in­fla­ción y uno lo pue­de re­to­car co­mo una so­lu­ción tem­po­ral, pe­ro a los dos me­ses ya es­tás des­fa­sa­do de nue­vo. Lo otro es más es­truc­tu­ral, te da una so­lu­ción pa­ra siem­pre; el ti­po de cam­bio va a ir y ve­nir, pe­ro vos vas a te­ner cos­tos más ra­zo­na­bles pa­ra tu sec­tor pro­duc­ti­vo.

–¿Qué ne­ce­si­ta el Gran Ro­sa­rio en ma­te­ria de in­fra­es­truc­tu­ra, pen­san­do que no es­tán le­jos los 50 mi­llo­nes de to­ne­la­das de pro­duc­ción na­cio­nal?

–Hay un plan de obras con­sen­sua­do y que cuen­ta con el apo­yo del Go­bierno na­cio­nal, pe­ro aho­ra al­gu­nos mu­ni­ci­pios no es­ta­rían tan de acuer­do; el te­ma es que ac­tual­men­te co­bran un pea­je pa­ra man­te­ner los ca­mi­nos, pe­ro no arre­glan na­da y se tor­na in­sos­te­ni­ble el ac­ce­so a los puer­tos. Hay do­ble co­la de ca­mio­nes so­bre la ru­ta, es una bom­ba de tiem­po.

–Y al agro en ge­ne­ral, ¿qué le fal­ta pa­ra se­guir cre­cien­do?

–Si uno ve el sec­tor agro­pe­cua­rio co­mo el mo­tor de la eco­no­mía, la agroin­dus­tria que lo ro­dea es el tur­bo que lo po­ten­cia, que le da la for­ta­le­za. Lo que no pue­de ser es que im­por­te­mos pro­duc­tos a cin­co mil o a diez mil dó­la­res la to­ne­la­da y los ex­por­te­mos a 300. Si te­ne­mos esa po­si­bi­li­dad de ser tan com­pe­ti­ti­vos pa­ra ha­cer pro­duc­tos pri­ma­rios, hay que ima­gi­nar có­mo lo­grar va­lor agre­ga­do pa­ra que la ex­por­ta­ción trai­ga más dó­la­res. Te­ne­mos que po­ten­ciar ese cre­ci­mien­to de to­ne­la­das y des­pa­cio ir agre­gan­do va­lor, pre­fe­ren­te­men­te en ori­gen. Va a ser cos­to­so, pe­ro lo me­jor que pu­do ha­ber he­cho es­te go­bierno es ha­ber pues­to los ojos en un sec­tor tan di­na­mi­za­dor de la eco­no­mía.

(LA VOZ)

Pa­doán. “Hay que agre­gar más va­lor”, di­ce el pre­si­den­te de la Bol­sa de Co­mer­cio de Ro­sa­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.