Los jóvenes y el gen de los cam­bios en la le­che­ría

Las po­si­bi­li­da­des son in­fi­ni­tas en áreas de ad­mi­nis­tra­ción, agre­ga­do de va­lor y gru­pos de in­ves­ti­ga­ción, se di­jo en un en­cuen­tro con­vo­ca­do por Apy­mel.

AgroVoz - - Actualidad - Andrés Fe­rre­ras Corresponsalía

I ma­gi­ne­mos a un “mi­llen­nials” al co­man­do de un tam­bo o una Py­me lác­tea. Có­mo pen­sa­ría sus es­tra­te­gias, có­mo ac­tua­ría y se re­la­cio­na­ría, qué uso le da­ría a la tec­no­lo­gía, có­mo apli­ca­ría la in­for­ma­ción, có­mo se plan­tea­ría la re­la­ción con el am­bien­te y per­so­nas de su en­torno.

La reconversión que de­man­da la ca­de­na lác­tea es­tá obli­ga­da a in­cor­po­rar, para sobrevivir, nue­vos pa­ra­dig­mas que la pon­gan de cara a un mer­ca­do cam­bian­te, que de­fi­ne sus de­man­das por nue­vos usos y cos­tum­bres, y que exi­ge rom­per el ais­la­mien­to y pen­sar y ac­tuar en con­jun­to.

Las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes lle­van el gen para ha­cer un cam­bio que hoy se es­tá ne­ce­si­tan­do, se­gún coin­ci­die­ron va­rias de las vo­ces que se es­cu­cha­ron en el Pri­mer En­cuen­tro de Jóvenes Lác­teos.

De la ci­ta to­ma­ron par­te unos 400 es­tu­dian­tes de co­le­gios agro­téc­ni­cos y ca­rre­ras uni­ver­si­ta­rias afi­nes con la le­che­ría. Se reali­zó en el cam­pus de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal de Vi­lla Ma­ría, por ini­cia­ti­va de Apy­mel (Aso­cia­ción de Pe­que­ñas y Me­dia­nas Em­pre­sas Lác­teas), a la que se su­ma­ron la uni­ver­si­dad, el Go­bierno de Cór­do­ba, el Inta y otras or­ga­ni­za­cio­nes. Se bus­có de­fi­nir ha­cia dón­de de­be ir la le­che­ría y qué ro­les les ca­ben a sus ac­to­res den­tro de una ca­de­na que ne­ce­si­ta cam­biar.

Que to­dos ga­nen

“Los jóvenes son cla­ve para el cam­bio de pa­ra­dig­ma”, afir­mó Gustavo Mo­ze­ris, ge­ren­te eje­cu­ti­vo de la Fun­da­ción para la Pro­mo­ción y De­sa­rro­llo de la Ca­de­na Lác­tea Ar­gen­ti­na. El vie­jo pa­ra­dig­ma se pre­sen­ta co­mo una vi­sión in­di­vi­dual de ca­da ac­tor del ne­go­cio, en el que la pu­ja y el ti­ro­neo ha­cen que la ma­yor por­ción se la lle­ve siem­pre “el más for­zu­do”, es­ta­ble­ció.

“Hay que pa­sar a re­la­cio­nes co­lec­ti­vas, con una vi­sión co­mún ba­sa­da en un cam­bio de mo­de­lo de la ac­ti­vi­dad”, di­ce Mo­ze­ris. Para es­to pro­po­ne pen­sar una ca­de­na orien­ta­da cla­ra­men­te al mer­ca­do, con fle­xi­bi­li­dad para en­san­char­se o achi­car­se se­gún lo mar­que la de­man­da. El desafío es po­der di­se­ñar un mo­de­lo ágil, es­ca­la­ble, proac­ti­vo, con re­la­cio­nes ga­nar­ga­nar y tam­bién per­der-per­der lle­ga­do el ca­so.

“La tec­no­lo­gía es mo­tor fun­da­men­tal del cam­bio. Los mi­llen­nials son so­cia­bles, tec­no­ló­gi­cos y quie­ren cam­biar el mun­do”, ex­pu­so. Con es­te per­fil, los jóvenes par­ti­ci­pa­ron de los ta­lle­res y es­cu­cha­ron las con­fe­ren­cias, para lue­go dar sus opi­nio­nes.

“To­do vie­ne de la mano: la in­no­va­ción, la tec­no­lo­gía y el co­no­ci­mien­to pre­vio. Lo in­tere­san­te es que se plan­tean pre­gun­tas y es­te en­cuen­tro es para que des­per­te­mos y sea­mos no­so­tros los de las ideas”, sos­tu­vo May­ra Es­pín­do­la, es­tu­dian­te del Ipem 216, de la lo­ca­li­dad de Al­to Ale­gre.

To­más Me­sías-Tey­moszc­zuk es­tu­dia en el Ipea 343 de Los Co­cos, en las Sie­rras Chi­cas, don­de la ma­yo­ría es­tá en­fo­ca­da en ac­ti­vi­da­des re­la­cio­na­das con el tu­ris­mo. “Pe­ro tam­bién se pue­de tener allí le­che­ría”, se en­tu­sias­ma. “Un even­to co­mo es­te pue­de es­ti­mu­lar­nos a in­ten­tar­lo. Cam­bia­ría la reali­dad eco­nó­mi­ca de una zo­na acos­tum­bra­da a vi­vir del tu­ris­mo o la gas­tro­no­mía”, apun­tó.

So­fia Ba­rrio­nue­vo, del Ipem 65 de Vi­cu­ña Mac­ken­na coin­ci­dió en que es­te en­cuen­tro fue “una gran mo­ti­va­ción” por las ex­pe­rien­cias a las que ac­ce­die­ron.

Opor­tu­ni­da­des

Si bien cuan­do se ha­bla de tec­no­lo­gía y de una le­che­ría dis­tin­ta, se men­cio­nan ro­bots y chips, es cen­tral el rol que le ca­be a las per­so­nas. “No va­mos a tener un es­pa­cio la­bo­ral co­mo lo co­no­ce­mos has­ta aho­ra, sino to­tal­men­te dis­tin­to. Las po­si­bi­li­da­des que se abren son in­fi­ni­tas en áreas de ad­mi­nis­tra­ción, agre­ga­do de va­lor, gru­pos de in­ves­ti­ga­ción”, agre­gó Mo­ze­ris.

“Hay un es­pa­cio enor­me en cien­cia, in­ves­ti­ga­ción y la par­te ope­ra­ti­va del tam­bo, co­mo con­trol y ad­mi­nis­tra­ción, que ne­ce­si­ta del ser hu­mano para fun­cio­nar. Veo enor­mes po­si­bi­li­da­des para los jóvenes”, di­jo.

El per­fil de esas per­so­nas es­ta­rá da­do por su ca­pa­ci­ta­ción y de­sa­rro­llo de un ofi­cio. No que­da lu­gar en los pró­xi­mos 30 años para una per­so­na ha­cien­do el tam­bo co­mo en las úl­ti­mas tres dé­ca­das. Se im­po­ne pen­sar dis­tin­to, tener una es­pe­cia­li­za­ción y ca­pa­ci­ta­ción.

Co­mo la cla­ve es­tá en la ge­ne­ra­ción de ma­yor va­lor y en la re­la­ción en­tre pro­duc­ción e in­dus­tria, uno de los ele­men­tos fun­da­men­ta­les se­rá la tec­no­lo­gía, que va a asis­tir en pro­du­cir me­jo­res lác­teos y en las re­la­cio­nes en­tre

los jóvenes tie­nen una vi­sión para re­no­var la le­cHe­ría. la ac­ti­vi­dad ne­ce­si­ta cam­biar, aso­ciar­se. Ser­gio Bus­so, mi­nis­tro de Agri­cul­tu­ra y Ga­na­de­ría de la Pro­vin­cia Hay que in­no­var para sobrevivir en el mun­do ac­tual; Ha­cer las co­sas di­fe­ren­te, ex­pe­ri­men­tar. Jorge Fe­rrei­ro, di­rec­tor de In­no­va­ción de Ex­ce­len­cia Com­pe­ti­ti­va es­te en­cuen­tro es para que des­per­te­mos y apor­te­mos ideas para la in­no­va­ción. May­ra Es­pín­do­la, es­tu­dian­te del Ipem 216, de Al­to Ale­gre nues­tro ob­je­ti­vo es per­mi­tir­les a los jóvenes de­ba­tir, pro­po­ner y dar su opi­nión. Ger­mán Cas­set­ta, de­cano del Ins­ti­tu­to de Cien­cias Bá­si­cas (UNVM)

los sec­to­res.

“En la ca­de­na hay mu­chos ac­to­res que quie­ren acom­pa­ñar el cam­bio y es­tán tras­pa­san­do el co­no­ci­mien­to a los jóvenes, pe­ro tam­bién es­tán los que se afe­rran al mo­de­lo an­te­rior, pen­san­do que es la úni­ca for­ma de ope­rar. Es na­tu­ral, pe­ro te­ne­mos que tra­ba­jar para en­con­trar nue­vos es­pa­cios de co­la­bo­ra­ción. Los jóvenes son la cla­ve por­que ya vie­nen con el mo­de­lo men­tal cam­bia­do”, in­sis­tió.

Los jóvenes que hoy es­tán for­mán­do­se en las uni­ver­si­da­des son quie­nes den­tro de po­co van a es­tar to­man­do las de­ci­sio­nes. El de­cano del Ins­ti­tu­to de Cien­cias Bá­si­cas de la UNVM, Ger­mán Cas­set­ta, di­jo que pre­ten­den egre­sa­dos “con ca­pa­ci­dad crí­ti­ca de ana­li­zar el sec­tor, por­que tie­ne sus par­ti­cu­la­ri­da­des en cuan­to a que es­tá muy com­par­ti­men­ta­do en­tre la pro­duc­ción, la in­dus­tria y la co­mer­cia­li­za­ción. Hay asi­me­trías en ese pro­ce­so y bus­ca­mos que las com­pren­dan”.

Des­de la in­dus­tria en­tien­den para que el sec­tor sea atrac­ti­vo para los jóvenes, es ne­ce­sa­rio que el país de­fi­na las con­di­cio­nes de de­sa­rro­llo para las Py­me. Lo di­ce Javier Bau­dino, vi­ce­pre­si­den­te de Apy­mel. “Se ha­bla mucho pe­ro se ha­ce po­co para dar­nos ven­ta­jas com­pe­ti­ti­vas. Nos po­nen en igual­dad de con­di­cio­nes con em­pre­sas de al­ta tec­no­lo­gía y se nos ha­ce di­fí­cil”, ob­ser­vó.

Sos­tu­vo que las Py­me es­tán in­cor­po­ran­do per­so­nal, pe­ro ano­tan los ries­gos. “Si en al­gún mo­men­to una cri­sis no per­mi­te sos­te­ner los em­pleos, te­ne­mos con­flic­tos de­ma­sia­dos gran­des. No se tra­ta de bas­tar­dear al tra­ba­ja­dor, sino de po­der cum­plir el com­pro­mi­so sin ter­mi­nar con un juz­ga­mien­to so­cial”, ex­pli­có.

(LA VOZ)

Cam­pus. Unos 400 es­tu­dian­tes de co­le­gios agro­téc­ni­cos y ca­rre­ras afi­nes con la le­che­ría par­ti­ci­pa­ron del en­cuen­tro en Vi­lla Ma­ría.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.