Is­rael, un mo­de­lo de de­sa­rro­llo con fuer­te in­ter­ven­ción am­bien­tal

Eva­lua­ción de di­ri­gen­tes del agro cor­do­bés tras su par­ti­ci­pa­ción en el con­gre­so Wa­tec 2017, en Tel Aviv, y la vi­si­ta a em­pre­sas de tra­ta­mien­to y ges­tión de aguas y tec­no­lo­gías de rie­go y mo­ni­to­reo.

AgroVoz - - Agrovoz + Agricultura - Car­los Pe­tro­li cpe­tro­li@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

La vi­si­ta de pro­duc­to­res cor­do­be­ses al con­gre­so Wa­tec Is­rael 2017, en Tel Aviv, y la pos­te­rior re­co­rri­da en plan­tas de tra­ta­mien­tos de aguas, cam­pos ex­pe­ri­men­ta­les, de­sa­rro­llo de tec­no­lo­gías y pro­duc­ción agro­pe­cua­ria per­mi­tió ra­ti­fi­car víncu­los y ex­traer ex­pe­rien­cias a par­tir de los con­tras­tes: un te­rri­to­rio que des­de la es­ca­sez pa­só a ins­ta­lar­se co­mo re­fe­ren­cia mun­dial en tec­no­lo­gías de ges­tión del agua y pro­duc­ción de ali­men­tos. Y el con­tras­te se les pre­sen­tó a par­tir de com­pa­ra­cio­nes con la Ar­gen­ti­na, y con la pro­vin­cia, en cues­tio­nes de abor­da­je e in­ter­ven­cio­nes am­bien­ta­les y fa­len­cias en la ges­tión de abun­dan­tes re­cur­sos na­tu­ra­les.

“¿Es­pe­cies exó­ti­cas? No, son to­das de aquí, au­tóc­to­nas, del pla­ne­ta tie­rra”, ob­tu­vie­ron co­mo res­pues­ta cuan­do se­ña­la­ron an­te in­ter­lo­cu­to­res is­rae­líes la di­ver­si­dad ve­ge­tal, flo­res de San­ta Ri­ta a lo lar­go de ki­ló­me­tros de au­to­pis­ta y plan­ta­cio­nes hor­tí­co­las ba­jo cu­bier­ta y dis­po­si­ti­vos de rie­go y sen­so­res de me­di­ción mi­cro­mé­tri­ca en un te­rri­to­rio que, sin fuer­tes in­ter­ven­cio­nes so­cio am­bien­ta­les se­ría só­lo pie­dra, are­na y ca­si na­da de agua.

Al re­gre­so de una gi­ra de sie­te días, el pre­si­den­te de la Con­fe­de­ra­ción de Aso­cia­cio­nes Ru­ra­les de la Ter­ce­ra Zo­na (Car­tez), Ga­briel De Rae­de­mae­ker, y el ti­tu­lar del con­se­jo pro­vin­cia de Co­ni­na­gro (Con­fe­de­ra­ción In­ter­coo­pe­ra­ti­va Agro­pe­cua­ria), Ale­jan­dro But­tie­ro, ex­pu­sie­ron an­te Agro­voz al­gu­nas de sus con­clu­sio­nes.

Mo­do coope­ra­ti­vo

La cues­tión or­ga­ni­za­cio­nal y de pla­ni­fi­ca­ción fue uno de los pun­tos. “Si pu­dié­ra­mos adop­tar un 25 por cien­to de su ges­tión aso­cia­ti­va, se­ría­mos más exi­to­sos den­tro del mo­de­lo coope­ra­ti­vo”, men­cio­nó But­tie­ro. Y, co­mo hi­pó­te­sis, plan­teó un es­que­ma aso­cia­ti­vo de va­rios pro­duc­to­res le­che­ros, con una pla­ta­for­ma de or­de­ño co­mún, con­ti­gua a una ru­ta prin­ci­pal (que per­mi­ti­ría sa­car la le­che para in­dus­tria­li­za­ción), mien­tras se di­vi­den las otras la­bo­res, el tra­ba­jo y la pro­vi­sión de fo­rra­je des­de los cam­pos de ca­da uno de los pro­duc­to­res. “Hay mu­cho de la ges­tión y de la tec­no­lo­gía que pue­de re­sul­tar­nos de uti­li­dad para in­cor­po­rar en nues­tros pro­ce­sos de adap­ta­ción y de cam­bio”, ra­zo­nó But­tie­ro.

Si­ner­gia

De Rae­de­mae­ker pon­de­ró la pla­ni­fi­ca­ción y la si­ner­gia en­tre el cam­po y la ciu­dad al mo­men­to de di­se­ñar y guiar el cre­ci­mien­to de las áreas ur­ba­nas y su vin­cu­la­ción con el sec­tor pro­duc­ti­vo. “De­bi­do a la es­ca­sez de agua se desa­rro­lla­ron tec­no­lo­gías para desa­li­ni­za­ción, tra­ta­mien­to de aguas ser­vi­das y efluen­tes y sis­te­mas de rie­go. Así es po­si­ble la ob­ten­ción de ali­men­tos y el su­mi­nis­tro de agua po­ta­ble a la po­bla­ción. El cam­po pro­du­ce los ali­men­tos que se rie­gan con las aguas ser­vi­das y tra­ta­das, pro­ve­nien­tes de po­bla­cio­nes ale­da­ñas, que a su vez reciben el su­mi­nis­tro de agua de mar desa­li­ni­za­da por ós­mo­sis in­ver­sa. Am­bos, cam­po y ciu­dad, se ne­ce­si­tan y com­ple­men­tan”, des­cri­bió.

La co­mi­ti­va cor­do­be­sa que via­jó a Is­rael du­ran­te el pa­sa­do sep­tiem­bre es­tu­vo coor­di­na­da por el cón­sul Ale­jan­dro Or­chansky e in­te­gra­da ade­más por el di­rec­tor del Cen­tro Re­gio­nal Cór­do­ba del Inta, Eduar­do Mar­te­llot­to; el di­rec­tor de Agua y Sue­los del Mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra Eu­ge­nio Fernández, el di­rec­tor de la fi­lial Ca­rri­lo­bo de la Fe­de­ra­ción Agra­ria Car­los Ba­ra­va­lle y el em­pre­sa­rio Al­fre­do Al­bri­si.

Puen­te para pro­yec­tos

Des­de el Cen­tro Re­gio­nal del Inta, Mar­te­llot­to des­ta­có la im­por­tan­cia de es­tos con­tac­tos, que apun­tan a in­cor­po­rar me­jo­ras y es­ta­ble­cer acuer­dos pú­bli­co-pri­va­dos o en­tre pri­va­dos con em­pre­sas e ins­ti­tu­cio­nes is­rae­líes.

Re­cor­dó que ha­ce unos ocho años, en la ex­pe­ri­men­tal de Man­fre­di hay dos fir­mas de ese país de orien­te me­dio (Netafim y Ri­vu­lis), en un con­ve­nio para rea­li­zar en­sa­yos y trans­fe­ren­cia de know how en rie­go por goteo en­te­rra­do para cul­ti­vos ex­ten­si­vos (tri­go, maíz).

“Es­tas re­la­cio­nes son el pun­to de par­ti­da para nue­vas ar­ti­cu­la­cio­nes y pro­yec­tos; por ejem­plo, so­bre ges­tión y tra­ta­mien­to de agua para con­su­mo hu­mano, ani­mal o rie­go; pu­ri­fi­ca­ción de lí­qui­dos cloa­ca­les. Des­de nues­tra ins­ti­tu­ción, su­mar tec­no­lo­gías y es­tra­te­gias de rie­go para el agro, in­cor­po­rar sis­te­mas o dis­po­si­ti­vos que to­da­vía no se es­tán uti­li­zan­do en el país para desa­rro­llar cul­ti­vos hi­dro­pó­ni­cos y ba­jo cu­bier­ta”, de­ta­lló Mar­te­llot­to.

In­ter­ven­ción in­te­li­gen­te

De Rae­de­mae­ker y But­tie­ro con­tras­ta­ron el de­ba­te a ni­vel pro­vin­cial en torno del or­de­na­mien­to te­rri­to­rial de bos­que na­ti­vo y de re­fo­res­ta­ción agroin­dus­trial con el con­cep­to de “in­ter­ven­ción am­bien­tal in­te­li­gen­te” que ob­ser­va­ron en Is­rael. A lo lar­go del re­co­rri­do, fue po­si­ble apre­ciar el mo­do en que me­dian­te el rie­go se ha lo­gra­do mo­di­fi­car el pai­sa­je na­tu­ral de pie­dra y are­na, ca­si sin ve­ge­ta­ción, en un ver­da­de­ro oa­sis de cam­pos de cul­ti­vo y plan­tas or­na­men­ta­les.

“Sor­pren­dió la res­pues­ta cuan­do con­sul­té acer­ca de la ac­ti­vi­dad de gru­pos am­bien­ta­lis­tas in­ter­na­cio­na­les fren­te a se­me­jan­te cam­bio y uso de es­pe­cies im­plan­ta­das cla­ra­men­te exó­ti­cas”, re­la­tó el ti­tu­lar de Car­tez, a quien le ex­pli­ca­ron: “Se han uti­li­za­do só­lo es­pe­cies au­tóc­to­nas, del pla­ne­ta tie­rra”.

cam­po y ciu­dad se ne­ce­si­tan y se com­ple­men­tan. hay una si­ner­gia es­tra­té­gi­ca. Ga­briel De Rae­de­mae­ker, pre­si­den­te de Car­tez

hay mu­cho de la ges­tión que nos per­mi­ti­ría ser más exi­to­sos den­tro del mo­de­lo coope­ra­ti­vo. Ale­jan­dro But­tie­ro, pre­si­den­te del con­se­jo pro­vin­cial de Co­ni­na­gro

To­dos es­tán con­ven­ci­dos de que el re­sul­ta­do ob­te­ni­do es in­fi­ni­ta­men­te me­jor que el de­sier­to del cual par­tie­ron. El Mon­te de los Oli­vos, en Jerusalén, con­tie­ne ci­pre­ses y pi­nos y so­lo al­gu­nos oli­vos. Un con­cep­to que to­ma­ron los pro­duc­to­res de Cór­do­ba es que allí las in­ter­ven­cio­nes del hom­bre per­mi­tie­ron me­jo­rar el am­bien­te.

“In­tere­san­te vi­sión para trans­mi­tir a nues­tros di­ri­gen­tes po­lí­ti­cos, que con­ti­núan dis­cu­tien­do si de­be­mos o no lle­var ade­lan­te ex­plo­ta­cio­nes ga­na­de­ras con pla­nes de me­jo­ra del me­dio am­bien­te en el ar­co no­roes­te de Cór­do­ba”, con­clu­ye De Rae­de­mae­ker.

El re­ser­vo­rio de agua desa­li­ni­za­da Ko­ren-Sch­wa­ba­cher, de 22 hec­tá­reas, le sal­vó la vi­da a los agri­cul­to­res en tiem­pos de se­quía. Per­mi­te re­gar 800 hec­tá­reas de cul­ti­vos in­ten­si­vos de pal­ta y ba­na­nas, y pro­veer ali­men­to a 50 mil per­so­nas de ciu­da­des cer­ca­nas, cu­yas aguas ser­vi­das se re­uti­li­zan tam­bién para el ci­clo pro­duc­ti­vo. “Otra mues­tra de la com­ple­men­ta­ción en­tre el cam­po y la ciu­dad”, ex­pli­ca­ron los vi­si- tan­tes.

In­dus­tria del agua

La em­pre­sa es­ta­tal Me­ko­rot, uno de los pun­tos de la re­co­rri­da, es una de las lí­de­res en re­uti­li­za­ción de efluen­tes; pro­vee el 80 por cien­to del agua po­ta­ble en Is­rael. Ope­ra tres mil ins­ta­la­cio­nes que com­pren­den el abas­te­ci­mien­to, pu­ri­fi­ca­ción de aguas re­si­dua­les y desa­li­ni­za­ción.

Pa­ra­le­la­men­te, em­pre­sas pri­va­das ac­túan en la ges­tión de re­cur­sos hí­dri­cos, tra­ta­mien­to, re­uti­li­za­ción de aguas ser­vi­das y re­si­dua­les y de­sa­rro­llo agrí­co­la in­te­gra­do (in­clui­do ener­gía, desechos só­li­dos y gas).

En Ha­de­ra es­tá una de las cin­co plan­tas de KKL, que se ocu­pa de desa­li­ni­zar agua del Me­di­te­rrá­neo por el mé­to­do de ós­mo­sis in­ver­sa. Ubi­ca­da a 50 ki­ló­me­tros al nor­te de Tel Aviv es la ma­yor plan­ta po­ta­bi­li­za­do­ra de agua de mar en el mun­do. Para su fun­cio­na­mien­to se uti­li­za car­bón mi­ne­ral co­mo fuen­te de ener­gía, pe­ro es­tá pro­yec­ta­do el re­em­pla­zo por gas na­tu­ral en la usi­na que la abas­te­ce.

Va­rias em­pre­sas y desa­rro­llos is­rae­líes tie­nen su im­pron­ta en la ola de dis­po­si­ti­vos y sen­so­res que rea­li­zan me­di­cio­nes mi­cro­mé­tri­cas y per­mi­ten ele­var la pre­ci­sión y per­for­man­ce en plan­tas y ani­ma­les. A con­ti­nua­ción, al­gu­nas de las no­ve­da­des ob­ser­va­das en la gi­ra de fun­cio­na­rios y di­ri­gen­tes cor­do­be­ses con mo­ti­vo de Wa­tec Is­rael2017.

Au­to Agro­nom.

Tec­no­lo­gía pa­ten­ta­da co­mo úni­co sis­te­ma que cal­cu­la el oxí­geno dis­po­ni­ble en la zo­na de la raíz de la plan­ta. Au­to­má­ti­ca­men­te sa­tis­fa­ce las ne­ce­si­da­des de cre­ci­mien­to mien­tras se desa­rro­llan.

Sup­plant.

Vi­si­ta al cam­po ex­pe­ri­men­tal de la em­pre­sa de­di­ca­da a tec­no­lo­gías y pro­duc­tos ba­sa­dos en el cre­ci­mien­to de las plan­tas ba­jo irri­ga­ción. Uti­li­za­ción de sen­so­res de ta­llos y fru­tas.

Grow­po­nics Ltd.

Di­se­ña y cons­tru­ye in­ver­na­de­ros au­to­ma­ti­za­dos para pro­duc­ción hi­dro­pó­ni­ca uti­li­zan­do agro­no­mía mo­der­na y al­ta tec­no­lo­gía.

Odis.

Una de las lí­de­res mun­dia­les en de­sa­rro­llo, di­se­ño y fa­bri­ca­ción de fil­tros, agua y sis­te­mas de tra­ta­mien­to de aguas re­si­dua­les. Fa­bri­ca una gran va­rie­dad de fil­tros, sis­te­mas de fil­tra­ción y equi­pos de rie­go. Plan­ta de tra­ta­mien­to de agua, al­can­ta­ri­lla­do y tra­ta­mien­to de efluen­tes industriales.

Netafim.

Es­pe­cia­li­za­da en la fa­bri­ca­ción de go­te­ros y mi­cro­as­per­sión para rie­go; cuen­ta con 28 sub­si­dia­rias, 16 fá­bri­cas, con más de cua­tro mil em­plea­dos en to­do el mun­do. Fun­da­da en 1965, ac­túa en 110 paí­ses. Fa­bri­ca go­te­ros, cin­tas de goteo, as­per­so­res y mi­cro­emi­so­res, co­mo tam­bién tec­no­lo­gía de ma­ne­jo de cul­ti­vos, has­ta sis­te­mas de in­ver­na­de­ros.

SCR All­flex.

Com­pa­ñía mun­dial de mo­ni­to­reo de va­cas me­dian­te el uso de co­lla­res.

Ke­ren Ka­ye­meth LeIs­rael Je­wis Na­tio­nal Fund (KKL).

Plan­ta de desa­li­ni­za­ción de agua en Ha­de­ra; una de las cin­co plan­tas es­ta­ta­les que desa­li­ni­za agua ex­traí­da del mar Me­di­te­rrá­neo.

Me­ko­rot.

Em­pre­sa es­ta­tal de agua, con­si­de­ra­da lí­der en el cam­po de la re­uti­li­za­ción de efluen­tes, en tér­mi­nos de can­ti­dad y ca­li­dad. Se vi­si­tó Lesh­man-Le­si­co Group, com­pa­ñía que cons­tru­yó y ope­ra la plan­ta de reúso de Me­ko­rot.

Wa­tec Is­rael 2017.

Vi­si­ta al con­gre­so en el cen­tro de con­ven­cio­nes de la ciu­dad de Tel Aviv. La mues­tra con­tó con 10 mil asis­ten­tes, 150 con­fe­ren­cis­tas y 160 ex­po­si­to­res.

Di­ri­gen­tes. Ga­briel De Rae­de­mae­ker, de Car­tez; Ale­jan­dro But­tie­ro, de Co­ni­na­gro, y Car­los Ba­ra­va­lle, de la FAA, en Wa­tec Is­rael 2017.

Iti­ne­ra­rio. In­te­gran­tes de la co­mi­ti­va cor­do­be­sa, en la em­pre­sa SCR.

Rie­go agrí­co­la. Is­rael desa­rro­lla avan­za­da tec­no­lo­gía en equi­pos y en dis­po­si­ti­vos.

Re­ser­vo­rio Ko­ren. Agua re­cu­pe­ra­da para re­gar 800 hec­tá­reas de pal­tas y de ba­na­nas.

Ener­gía so­lar. Fuer­te ex­pan­sión de fuen­tes al­ter­na­ti­vas para ge­ne­rar elec­tri­ci­dad.

Sen­so­res. Me­di­ción mi­cro­mé­tri­ca de es­trés hí­dri­co en ta­llos y en fru­tos de las plan­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.