Creó una con­sul­to­ra pa­ra po­ten­ciar a mu­je­res

En Gi­ving Birth, los pro­gra­mas de men­to­reo acom­pa­ñan des­de el em­ba­ra­zo y post re­torno.

Apertura (Argentina) - - Primer Plano - Por Gua­da­lu­pe Sán­chez Gra­nel

Tran­si­tan­do el na­ci­mien­to de su hi­ja Bian­ca (1 año y 9 me­ses), Sil­vi­na Pre­ka­jac de­ci­dió ma­te­ria­li­zar un pro­yec­to an­sia­do: lan­zar su pro­pia con­sul­to­ra, Gi­ving Birth, que acom­pa­ñe y po­ten­cie me­dian­te el men­to­reo a mu­je­res pro­fe­sio­na­les en su ma­ter­ni­dad. “Era ge­ren­te de Mar­ke­ting en una mul­ti­na­cio­nal y en las reunio­nes de man­dos al­tos éra­mos so­lo dos mu­je­res”, re­la­ta. “Du­ran­te mi li­cen­cia de ma­ter­ni­dad, em­pe­cé a pen­sar una ma­ne­ra di­fe­ren­te de acom­pa­ñar a las mu­je­res”, aña­de. Lo que em­pe­zó co­mo una idea la lle­vó a un ex­ten­so tra­ba­jo de cam­po pa­ra in­ves­ti­gar so­bre ma­ter­ni­dad y re­torno al tra­ba­jo, con­tac­tán­do­se con co­le­gas de em­pre­sas, ex­per­tos pa­ra pro­fun­di­zar en po­si­bles abor­da­jes y re­fe­ren­tes de men­to­ring. Así des­cu­brió que en la Ar­gen­ti­na, so­lo uno de ca­da 10 car­gos de di­rec­ción son ocu­pa­dos por mu­je­res y que es du­ran­te la ma­ter­ni­dad cuan­do gran par­te de las pro­fe­sio­na­les aban­do­na­ban su ca­rre­ra. “La fal­ta de con­ten­ción y en­ten­di­mien­to de lo que im­pli­ca la ma­ter­ni­dad, y de có­mo tran­si­tar es­te pe­rio­do des­de el em­po­de­ra­mien­to y la pro­yec­ción de ca­rre­ra por par­te de mu­chas com­pa­ñías, así co­mo la adop­ción de po­lí­ti­cas de fle­xi­bi­li­dad que a me­nu­do no re­sul­tan apli­ca­bles, son los prin­ci­pa­les mo­ti­vos por los cua­les las pro­fe­sio­na­les de­jan a un la­do su ca­rre­ra”, ex­pli­ca Pre­ka­jac. “Pa­ra las em­pre­sas, es­to se tra­du­ce en ba­jas ines­pe­ra­das, un top ma­na­ge­ment con ba­ja re­pre­sen­ta­ti­vi­dad fe­me­ni­na, me­nor pro­duc­ti­vi­dad por fal­ta de di­ver­si­dad de opi­nio­nes y es­ti­los de li­de­raz­go, y un em­po­bre­ci­mien­to del va­lor de mar­ca em­plea­do­ra”. En Gi­ving Birth, los pro­gra­mas de men­to­reo acom­pa­ñan des­de el em­ba­ra­zo y has­ta el pri­mer tri­mes­tre lue­go de la rein­cor­po­ra­ción. La con­sul­to­ra ofre­ce pro­gra­mas de men­to­ring cor­po­ra­ti­vos e in­di­vi­dua­les, ade­más de se­mi­na­rios online pensados pa­ra apor­tar­les pers­pec­ti­va a las fu­tu­ras y re­cien­tes ma­dres con ca­rre­ras pro­fe­sio­na­les. “Se tra­ta de dar he­rra­mien­tas pa­ra que las mu­je­res se ani­men a plan­tear sus in­quie­tu­des en sus lu­ga­res de tra­ba­jo”, cuen­ta.

Ma­ter­ni­dad y tra­ba­jo

Son ca­da vez más las em­pre­sas que in­cor­po­ran po­lí­ti­cas que acom­pa­ñan la ma­ter­ni­dad. Sin em­bar­go, si las po­lí­ti­cas no van a acom­pa­ña­das por un cam­bio de cul­tu­ra den­tro, no son su­fi­cien­tes. “Mu­chas eje­cu­ti­vas ma­ni­fes­ta­ron que de las em­pre­sas es­pe­ran más en­ten­di­mien­to, no so­lo con po­lí­ti­cas de fle­xi­bi­li­dad. Si la cul­tu­ra o el je­fe ha­cen que te­man to­mar esas po­lí­ti­cas por mie­do a ser juz­ga­das, es im­por­tan­te tra­ba­jar eso”, apun­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.