Vi­vien­das que se api­lan co­mo la­dri­llos de un mu­ro co­lo­nial

A par­tir de la iden­ti­fi­ca­ción del mam­pues­to co­mo sis­te­ma cons­truc­ti­vo pre­pre­do­mi­nan­te de la ciu­dad de Co­lo­nia del Sa­cra­men­to, los alum­nos tra­ba­ja­ron la ana­lo­gía de un edi­fi­cio con­for­ma­do por mega “la­dri­llos”.

ARQ - - ARQUITECTURA -

Me­mo­ria del pro­yec­to

El edi­fi­cio se im­plan­ta en el bor­de cos­te­ro de Co­lo­nia del Sa­cra­men­to, Uru­guay. La ma­yor pro­ble­má­ti­ca que en­con­tra­mos era la in­ser­ción del mis­mo en un te­ji­do ba­jo y en un te­rreno muy pró­xi­mo al cas­co his­tó­ri­co de la ciu­dad.

Te­nien­do en cuen­ta es­tas fuer­tes in­fluen­cias, de­ci­di­mos bus­car ins­pi­ra­ción en la es­cen­cia mis­ma de Co­lo­nia y su cas­co: su sis­te­ma cons­truc­ti­vo. Iden­ti­fi­ca­mos que la ciu­dad es­tá cons­trui­da ca­si en su to­ta­li­dad con ar­qui­tec­tu­ra de mam­pues­tos co­mo el la­dri­llo y la pie­dra.

A par­tir del re­co­no­ci­mien­to del “al­ma” del lu­gar, el edi­fi­cio bus­ca re­in­ter­pre­tar en su to­ta­li­dad el mu­ro co­lo­nial, iden­ti­fi­can­do sus com­po­nen­tes co­mo la pie­dra, el aglo­me­ran­te, y un ter­cer ele­men­to que son los va­cíos que de­jan las pie­dras por su irre­gu­la­ri­dad na­tu­ral. En nues­tro pro­yec­to, los es­pa­cios pri­va­dos don­de se bus­ca ma­yor con­ten­ción los ubi­ca­mos en las “pie­dras”, en el aglo­me­ran­te los es­pa­cios co­mu­nes que son “blan­dos” y pue­den ab­sor­ber la ri­gi­dez pro­pia de las pie­dras. Fi­nal­men­te, los huecos son es­pa­cios de ex­pan­sión, pro­fun­dos pa­ra res­guar­dar­se de los vien­tos del Sur.

A su vez, to­ma­mos la di­fe­ren­cia de ta­ma­ño que tie­nen las pie­dras a nues­tro fa­vor, crean­do des­fa­sa­jes pa­ra ge­ne­rar va­ria­cio­nes de al­tu­ra se­gún el pro­gra­ma y con ma­ne­ras in­tere­san­tes e in­no­va­do­ras de ver el en­torno.

El edi­fi­cio tie­ne en su plan­ta ba­ja un bar, pla­za, sa­la de má­qui­nas y es­ta­cio­na­mien­to. Es­te pro­gra­ma se re­la­cio­na­ba de me­jor ma­ne­ra con el es­pa­cio pú­bli­co cos­te­ro del fren­te del edi­fi­cio. En el pri­mer ni­vel se ubi­ca­ron ofi­ci­nas al Sur, con vis­ta al rio y gim­na­sio al Nor­te. En el se­gun­do, Sum, pi­le­ta y so­lá­rium.

Co­men­ta­rio de la cá­te­dra

Se tra­ta de un pro­gra­ma de com­ple­ji­dad me­dia con una fun­ción prin­ci­pal: la vi­vien­da. Co­mo ob­je­ti­vos pe­da­gó­gi­cos se des­ta­can el es­tu­dio de la ar­qui­tec­tu­ra re­si­den­cial de al­ta den­si­dad en las ciu­da­des y la re­fle­xión so­bre los mo­dos de ha­bi­tar, su re­la­ción con lo cons­trui­do, el mer­ca­do y las nue­vas ten­den­cias.

Se plan­teó un usua­rio po­ten­cial y los alum­nos abor­da­ron el pro­yec­to con­si­de­ran­do los nue­vos víncu­los fa­mi­lia­res y so­cia­les, las re­la­cio­nes fun­cio­na­les y los nue­vos usos. Los es­pa­cios pri­va­dos y pú­bli­cos den­tro de un edi­fi­cio de vi­vien­da; la re­la­ción con el en­torno, la ca­lle, el sue­lo y el cie­lo y el res­pe­to por el va­lor pa­tri­mo­nial del en­torno, tam­bién fue­ron ob­je­to de re­fle­xión. El ob­je­ti­vo fue lle­gar a una pro­pues­ta ar­qui­tec­tó­ni­ca con cohe­ren­cia for­mal, fun­cio­nal y cons­truc­ti­va.

Las cues­tio­nes que va­lo­ra­mos del tra­ba­jo de los alum­nos fue­ron el aná­li­sis de la ar­qui­tec­tu­ra lo­cal ma­yor­men­te de mam­pues­tos, que los lle­va a re­in­ter­pre­tar es­te as­pec­to sig­ni­fi­ca­ti­vo en un edi­fi­cio en al­tu­ra. He­cho que de­ci­den lle­var a una es­ca­la don­de el mu­ro se tras­for­ma en un gran mam­pues­to que, a su vez, ar­ti­cu­la to­do el edi­fi­cio.

Un jue­go de va­cíos y lle­nos ( la tra­ba de los “la­dri­llos”) con­for­ma la vo­lu­me­tría. En un en­torno de ba­ja es­ca­la, el edi­fi­cio se des­ta­ca sin es­tri­den­cias y apro­ve­cha muy bien las vi­sua­les. Las plan­tas acom­pa­ñan con mu­cho ofi­cio el plan­teo y, con el re­ma­te y la plan­ta ba­ja, con­for­man una so­la pie­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.