UNA UBI­CA­CIÓN IN­SU­PE­RA­BLE

ARQ - - ARQUITECTURA -

Lo­ca­tion, lo­ca­tion, lo­ca­tion. La má­xi­ma del desa­rro­llo in­mo­bi­lia­rio aquí se cum­ple al má­xi­mo. Un te­rreno in­me­jo­ra­ble, to­da una man­za­na, en un re­co­do de la Ram­bla y fren­te al Puer­to del Bu­ceo (“el puer­ti­to” pa­ra los uru­gua­yos). A cua­dras de la “city” lo­cal y flan­quea­do por dos íco­nos del pai­sa­je cos­te­ro: el edi­fi­cio del Yatch Club (de Jor­ge Herrán y Luis Cres­pi) y el Edi­fi­cio Pa­na­me­ri­cano (de Raúl Si­che­ro Bou­ret). ¿Cómo se con­si­guió se­me­jan­te te­rreno? Car­los Ponce de León apun­ta que el lo­te es­ta­ba en ma­nos de un gru­po pri­va­do y tie­ne una lar­ga his­to­ria. “Ha­ce más de 50 años era mu­ni­ci­pal y lue­go las au­to­ri­da­des lo can­jea­ron a un par­ti­cu­lar por otro te­rreno, tam­bién en Mon­te­vi­deo. Y és­te es­tu­vo va­cío du­ran­te dé­ca­das. Tan­to es así que el mon­te­vi­deano se ha­bía apro­pia­do de ese es­pa­cio co­mo si fue­ra pú­bli­co, si bien te­nia un mu­ro de blo­ques que lo de­li­mi­ta­ba cla­ra­men­te. Se ha­cían even­tos, al­gu­na vez vi que ha­bían pues­to car­pas...” cuen­ta el ar­qui­tec­to. Has­ta que un día a los pro­pie­ta­rios se les ocu­rrió aso­ciar­se con TGLT. “Co­sa que fue una gran idea”, di­ce or­gu­llo­so Ponce de León.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.