AR­QUI­TEC­TU­RA PA­RA LA IMA­GEN DE MAR­CA

ARQ - - ¿CUÁNTO SE PAGA? -

¿Cuál es el ob­je­ti­vo que de­be cum­plir un es­pa­cio pa­ra la ven­ta?

Un lo­cal o un stand no ven­den pro­duc­tos sino una in­for­ma­ción de có­mo se re­suel­ve una ne­ce­si­dad en un mo­men­to de­ter­mi­na­do pa­ra un pú­bli­co es­pe­cí­fi­co. Ac­tual­men­te los es­pa­cios pa­ra la ven­ta son una en­vol­ven­te es­pa­cial del pro­duc­to y su sig­ni­fi­ca­do. La ima­gen de la mar­ca es muy im­por­tan­te y los ar­qui­tec­tos nos es­pe­cia­li­za­mos en lo que la fir­ma quie­re co­mu­ni­car.

¿Có­mo se man­tie­ne el in­te­rés cons­tan­te del vi­si­tan­te?

Los lo­ca­les co­mer­cia­les y los stands de­ben sos­te­ner la aten­ción del con­su­mi­dor lo­gran­do que és­te lo re­cuer­de y re­co­rra to­da su su­per­fi­cie. De al­gu­na ma­ne­ra lo se­cues­tra de su reali­dad y lo sos­tie­ne en el tiem­po, de­vol­vién­do­lo lue­go a su en­torno con otra mi­ra­da. Es­to lo lo­gra a tra­vés de la ten­sión, y re­cur­sos co­mo la uti­li­za­ción de ma­te­ria­les no­ve­do­sos y mor­fo­lo­gías im­pac­tan­tes. Des­de ha­ce unos años, en un mun­do ca­da vez más tec­no­ló­gi­co, se ne­ce­si­ta ofre­cer al­go más, por es­ta ra­zón los es­pa­cios de ven­ta se es­tán con­vir­tien­do en es­pa­cios ven­de­do­res de ex­pe­rien­cias, que in­vo­lu­cran la par­ti­ci­pa­ción del con­su­mi­dor.

¿Qué pue­de apor­tar un ar­qui­tec­to, a di­fe­ren­cia de un ar­tis­ta plás­ti­co?

En la ar­qui­tec­tu­ra efí­me­ra se po­ne en mar­cha el mis­mo me­ca­nis­mo lú­di­co que en las ar­tes plás­ti­cas, pe­ro se po­nen en jue­go mu­chas más co­sas. Pa­ra ma­te­ria­li­zar una obra efí­me­ra in­ter­vie­ne la mar­ca, lo que quie­re co­mu­ni­car, los re­cur­sos eco­nó­mi­cos, las nor­ma­ti­vas de la lo­ca­ción y tam­bién el que cum­pla una fun­ción. El ar­qui­tec­to pres­ta un ser­vi­cio, res­pon­de a una ne­ce­si­dad y tie­ne lí­mi­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.