Adiós.

Sus colegas des­pi­den a Jo­sé An­to­nio Ur­gell, fun­da­dor de un es­tu­dio em­ble­má­ti­co.

ARQ - - EDITORIAL - Ber­to González Mon­ta­ner bmon­ta­ner@cla­rin.com

Fa­lle­ció Jo­sé An­to­nio Ur­gell, fun­da­dor de uno de los es­tu­dios de ar­qui­tec­tu­ra más pres­ti­gio­sos y de ma­yor tra­yec­to­ria de la Argentina.

Ur­gell ha­bía na­ci­do en 1932 en Bar­ce­lo­na y en 1970 ob­tu­vo la ciudadanía argentina. Es­tu­dió en la Uni­ver­si­dad de Bue­nos Ai­res y jun­to a Juan M. Llau­ró, en 1956, fun­dó el Es­tu­dio Llau­ró y Ur­gell Ar­qui­tec­tos.

En­tre sus pri­me­ras obras de im­por­tan­cia fi­gu­ran la ur­ba­ni­za­ción de la Vi­lla El Cho­cón (1968); el Hos­pi­tal San Vi­cen­te de Paul, en Orán, Sal­ta (1969); el Cen­tro Ad­mi­nis­tra­ti­vo y Gu­ber­na­men­tal de la Pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res, en La Pla­ta, aso­cia­dos con An­to­ni­ni-schön-zem­bo­rain (1970); y el Mer­ca­do Cen­tral de Bue­nos Ai­res (1973), aso­cia­dos con Ar­tu­ro Big­no­li y Asoc.; Fe­de­ri­co B. Cam­ba y Aso­cia­dos, Ings.

Lue­go se aso­cia­ron con En­ri­que Fa­zio, con quien hi­cie­ron el Mu­seo y Ar­chi­vo His­tó­ri­co del Ban­co de la Pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res, en Bue­nos Ai­res (1980).

En los años 90, se des­vin­cu­la Llau­ró y em­pie­zan a for­mar par­te del equi­po su hi­jo Juan y Au­gus­to Pe­ne­do, ac­tual pre­si­den­te del Con­se­jo Pro­fe­sio­nal de Ar­qui­tec­tu­ra y Ur­ba­nis­mo (CPAU).

Jun­tos ha­cen el Ho­tel In­ter­con­ti­nen­tal, las To­rres Al­to Pa­ler­mo y el Ae­ro­puer­to de Ezei­za, aso­cia­dos con el Es­tu­dio M/SG/S/S/S. Tam­bién re­ci­clan, re­mo­de­lan y am­plían va­rios edi­fi­cios pa­ra la ca­de­na de ho­te­les NH y ha­cen la Plan­ta in­dus­trial del Dia­rio La Na­ción, en Bue­nos Ai­res.

En­tre las úl­ti­mas obras de Jo­sé An­to­nio Ur­gell, ya con su úl­ti­ma ofi­ci­na Ur­gell Pe­ne­do Ur­gell, fi­gu­ran el Nue­vo Edi­fi­cio Am­bu­la­to­rio pa­ra el Hos­pi­tal Ita­liano, el Edi­fi­cio cor­po­ra­ti­vo pa­ra SKF Argentina en el ki­ló­me­tro 35,5 de la Ru­ta Pa­na­me­ri­ca­na y la ac­tual­men­te en cons­truc­ción se­de pa­ra el Ban­co San­tan­der Río so­bre la Ave­ni­da Ga­ray, ca­si en dia­go­nal a Par­que Le­za­ma.

Ur­gell tam­bién tu­vo una ex­ten­sa par­ti­ci­pa­ción gre­mial en las en­ti­da­des que re­pre­sen­tan a los ar­qui­tec­tos. Fue miem­bro del Con­se­jo Pro­fe­sio­nal de Ar­qui­tec­tu­ra y Ur­ba­nis­mo de Bue­nos Ai­res co­mo vo­cal, te­so­re­ro, vi­ce­pre­si­den­te y pre­si­den­te. Tam­bién fue Pre­si­den­te del Tri­bu­nal de Ho­nor de la So­cie­dad Cen­tral de Ar­qui­tec­tos y Miem­bro del Con­se­jo Ase­sor de Asun­tos Pa­tri­mo­nia­les (CAAP) en re­pre­sen­ta­ción del Con­se­jo Pro­fe­sio­nal de Ar­qui­tec­tu­ra y Ur­ba­nis­mo.

Fue de esos ar­qui­tec­tos de ra­za, siem­pre abier­to a la crí­ti­ca y a las nue­vas ideas. Por su es­tu­dio pa­sa­ron de­ce­nas de pro­fe­sio­na­les con las más di­ver­sas ideo­lo­gías, des­de los más mo­der­nos a los más pos­mo­der­nis­tas. Lo que im­por­tó siem­pre fue ha­cer ar­qui­tec­tu­ra con­sis­ten­te, bue­na ar­qui­tec­tu­ra. El do­min­go 4, a los 86 años, se fue con el sol del me­dio­día. Su hi­jo Juan aho­ra tie­ne en sus ma­nos se­guir es­te pre­cio­so le­ga­do.

JO­SÉ AN­TO­NIO UR­GELL. Fue uno de los fun­da­do­res de un es­tu­dio em­ble­má­ti­co, en el que hi­cie­ron ca­rre­ra de­ce­nas de ar­qui­tec­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.