FI­DEI­CO­MI­SO AL COS­TO: LA HE­RRA­MIEN­TA ELE­GI­DA PA­RA GE­NE­RAR IN­VER­SIÓN

A par­tir de es­te sis­te­ma, pe­que­ños aho­rris­tas acom­pa­ñan el desa­rro­llo de sus fu­tu­ros ho­ga­res, pa­gan­do el cos­to real un 30% me­nos.

ARQ - - LOS COLEGIOS -

La cons­truc­ción de un edi­fi­cio en la Ar­gen­ti­na im­pli­ca, en el ima­gi­na­rio po­pu­lar, la fi­gu­ra cen­tral de una em­pre­sa cons­truc­to­ra o, sim­ple­men­te, “el cons­truc­tor”. Por su­pues­to que es­to es así en la ma­yo­ría de los ca­sos, pe­ro exis­ten ex­cep­cio­nes. Des­de ha­ce diez años, el es­tu­dio DJM (ar­qui­tec­tos Die­go De Pao­la, Jo­sé Ma­ría Pé­rez y Ma­ria­na Cal­cagno) apun­ta a una fran­ja es­pe­cí­fi­ca de usua­rios.

Sin em­bar­go -ex­pli­can los in­te­gran­tes del es­tu­dio-, “pe­se a que en nues­tro cu­rrí­cu­lum se con­ta­ban mu­chas obras re­la­cio­na­das con re­for­mas, am­plia­cio­nes, vi­vien­das uni­fa­mi­lia­res per­ma­nen­tes, ofi­ci­nas e in­dus­trias, to­dos lle­va­dos a ca­bo de mo­do tra­di­cio­nal, el tan an­sia­do en­car­go del edi­fi­cio no lle­ga­ba. O al me­nos no de la ma­ne­ra que no­so­tros es­pe­rá­ba­mos”.

El es­tu­dio fi­nal­men­te lle­gó a la con­clu­sión

Cuan­do se ad­hie­re al fi­dei­co­mi­so, el pe­que­ño in­ver­sor ya es due­ño en su pro­por­ción del por­cen­ta­je de apor­tes com­pro­me­ti­dos de su por­ción de te­rreno.

de que el ne­go­cio de­bía fun­cio­nar a par­tir de la fi­gu­ra de fi­dei­co­mi­so al cos­to.

“Así lo­gra­mos ins­tru­men­tar y ca­na­li­zar va­rios pe­que­ños in­ver­so­res - se­ña­lan De Pao­la Pé­rez y Cal­cagno-, en vez de es­pe­rar al ca­pi­ta­lis­ta úni­co que has­ta hoy no lo en­con­trá­ba­mos. Es­te mo­de­lo es el que per­mi­tió a pe­que­ños aho­rris­tas lle­gar a acom­pa­ñar la cons­truc­ción de sus fu­tu­ros ho­ga­res, con la ven­ta­ja de pa­gar el cos­to real apro­xi­ma­da­men­te un 30% me­nor de la ofer­ta en pla­za”.

Ade­más, al mo­men­to de ad­he­rir­se al fi­dei­co­mi­so el pe­que­ño in­ver­sor ya es due­ño en su pro­por­ción del por­cen­ta­je de apor­tes com­pro­me­ti­dos y des­em­bol­sa­dos de su por­ción de te­rreno, lo­sa de hor­mi­gón ar­ma­do y pa­re­des, y así en la me­di­da del avan­ce de obra has­ta que su uni­dad re­sul­te ad­ju­di­ca­da. “Cla­ro que la cer­ca­nía con nues­tros in­ver­so­res -ex­pli­can los ar­qui­tec­tos-, nos per­mi­te con­tar con la con­fian­za a la ho­ra de rea­li­zar el ajus­te en el cos­to. La apli­ca­ción de es­te va­lor, en con­jun­ción con el con­ti­nuo de uni­da­des en­tre­ga­das, hi­zo que se acer­ca­ran las re­des de ami­gos de ami­gos, to­ta­li­zan­do a la fe­cha la ter­mi­na­ción de nue­ve edi­fi­cios (10.000 m2) con la en­tre­ga de 150 uni­da­des fun­cio­na­les de dis­tin­tas me­di­das y ti­po- lo­gías, ci­fra que se du­pli­ca­rá cuan­do se cul­mi­nen los dos pro­yec­tos que te­ne­mos en mar­cha”. DJM Ar­qui­tec­tos tra­ba­ja jun­to a la desa­rro­lla­do­ra Emean S.R.L. y la co­mer­cia­li­za­do­ra SDP In­mue­bles.

IM­PRON­TA. Uno de los más re­cien­tes desa­rro­llos de DJM, ubi­ca­do en Ber­nar­do de Iri­go­yen 1418.

PRO­GRA­MA. El edi­fi­cio cuen­ta con 104 uni­da­des fun­cio­na­les.

LU­MI­NO­SOS. To­dos los am­bien­tes ofre­cen am­plias vis­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.