Una sim­pá­ti­ca bo­la de pe­lo es el pe­rro cam­peón del mun­do: un bi­chón fri­sé que es pu­ra ter­nu­ra.

Flynn, un gla­mo­ro­so bi­chón fri­sé, se lu­ció en la ex­po­si­ción anual que or­ga­ni­za el West­mins­ter Ken­nel Club y sor­pren­dió a to­dos al con­ver­tir­se en el me­jor pe­rro 2018.

Break - - BREAK! FAST - Por An­drea Ar­be­láiz

En 1877, cuan­do Nue­va York es­ta­ba en ca­mino a con­ver­tir­se en la ciu­dad más im­por­tan­te de Es­ta­dos Unidos, un gru­po de ca­ba­lle­ros aman­te del de­por­te de­ci­dió que es­te se­ría un buen mo­men­to para rea­li­zar una ex­po­si­ción ca­ni­na en Man­hat­tan. No pa­só mu­cho tiem­po an­tes de que el West­mins­ter Ken­nel Club, si­guien­do el ejem­plo de su ciu­dad na­tal, fue­ra con­si­de­ra­da la ex­po­si­ción ca­ni­na más gran­de del mun­do. Es­te año se lle­vó a ca­bo en el Ma­di­son Squa­re Gar­den de Nue­va York y con­tó con la par­ti­ci­pa­ción de pe­rros de 192 ra­zas que lle­ga­ron des­de dis­tin­tas ciu­da­des de Es­ta­dos Unidos y del mun­do. Allí los me­jo­res ami­gos del hom­bre mues­tran su cui­da­do pe­la­je y el pe­di­gree de sus col­mi­llos. Los pe­rros com­pi­ten por ser los me­jo­res en sus ra­zas, lue­go par­ti­ci­pan por ser el me­jor del gru­po y des­pués, por ga­nar el pre­mio al me­jor del show. Ade­más, ca­da año el club (a tra­vés de su West­mins­ter Ken­nel Foun­da­tion) otor­ga be­cas para es­tu­dian­tes de ve­te­ri­na­ria de seis es­cue­las. El pe­rro ga­na­dor se con­vier­te en "Ame­ri­ca's Dog" para el pró­xi­mo año. Co­mien­za su rei­na­do con una gira por los me­dios el día si­guien­te a la pre­mia­ción con apa­ri­cio­nes en prác­ti­ca­men­te to­dos los pro­gra­mas ma­tu­ti­nos de te­le­vi­sión y una vi­si­ta a la pla­ta­for­ma de ob­ser­va­ción del Em­pi­re Sta­te Buil­ding El pe­rro más vie­jo en ga­nar en la ca­te­go­ría Best in Show (me­jor del show) fue un Sus­sex Spa­niel lla­ma­do Ch. Clus­sexx Th­ree D Grinchy Glee (aka Stump), con 10 años de edad en 2009. Un bi­chón fri­sé lla­ma­do Flynn ganó es­te año el tí­tu­lo al me­jor de la ex­hi­bi­ción, lo que sor­pren­dió a ca­si to­dos los pre­sen­tes en el ati­bo­rra­do Ma­di­son Squa­re Gar­den. La gen­te que es­tu­vo ani­man­do a gri­tos a sus ca­nes fa­vo­ri­tos en­mu­de­ció cuan­do la jue­za Betty-an­ne Sten­mark anun­ció al ga­na­dor. El can blan­co con pei­na­do de al­go­dón de­rro­tó a Ty el Sch­nau­zer gi­gan­te, Big­gie, el pug, Bean el Sus­sex spa­niel, Lucy, la gal­go ru­sa, Slick, la bor­der co­llie y Wins­ton, el Nor­folk te­rrier. El equi­po ga­na­dor de West­mins­ter no re­ci­be un pre­mio mo­ne­ta­rio, pe­ro le entregan una co­pa, lu­cra­ti­vos de­re­chos de re­pro­duc­ción y, so­bre to­do, re­cuer­dos de por vi­da. ❖

Para mu­chos, son la ex­pre­sión su­pre­ma de la be­lle­za lo­gra­da en­tre na­tu­ra­le­za y hu­ma­ni­dad. Ar­mo­nio­sos y se­re­nos por so­bre to­do, for­man par­te de la cul­tu­ra y tra­di­ción ja­po­ne­sa y, más allá de lo estético, ca­da pie­za ele­gi­da para dar­les for­ma tie­ne un sig­ni­fi­ca­do ocul­to. En los jar­di­nes ja­po­ne­ses lo que se ve no es exac­ta­men­te lo que se qui­so mos­trar. Por ejem­plo, una pie­dra no es só­lo una ro­ca y un es­pe­jo de agua tam­po­co es só­lo un es­pa­cio fí­si­co con lí­qui­do. Por el con­tra­rio, es­tos lu­ga­res, que se en­cuen­tran tan­to en las ca­sas co­mo en los ám­bi­tos pú­bli­cos, en ca­pi­llas sin­toís­tas y tem­plos bu­dis­tas, re­pre­sen­tan el Cos­mos: un gran va­cío re­ple­to de cuer­pos ce­les­tes; o bien un ar­chi­pié­la­go de is­las ubi­ca­das en su ma­yo­ría al­re­de­dor del Mar In­te­rior de Se­to. Lo que de­mues­tra cla­ra­men­te el va­lor mís­ti­co que tie­nen para Ja­pón. Con es­te con­cep­to po­de­mos de­cir que las rocas son las es­tre­llas de es­tos jar­di­nes. Re­pre­sen­tan a las mon­ta­ñas o a las is­las. Las más usa­das para el pai­sa­jis­mo son las de ori­gen

TY, SCH­NAU­ZER GI­GAN­TE. Pre­fe­ri­do de to­dos pe­ro de­rro­ta­do por el pe­que­ño Flynn. Arri­ba: Ca­mi, ca­ni­che toy, y Fag­gia, un pas­tor ber­ga­mas­co. Com­pi eron 192 ra­zas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.