Una ma­qui­lla­do­ra ha­ce ar­te…y ma­gia, con el uso de los emo­jis para crear re­tra­tos.

La ma­qui­lla­do­ra Mer­ce­des Mo­ré­tea sor­pren­de con sus crea­cio­nes. Fa­mo­sos per­so­na­jes co­bran vi­da con el uso que ella les da a los emo­jis.

Break - - BREAK! FAST - Por Da­nie­la Gian

Un pic­nic con ami­gas en un par­que fue la ins­pi­ra­ción. Mer­ce­des Mo­ré­teau qui­so in­mor­ta­li­zar el sol de agos­to con la cá­ma­ra de fo­tos de su iphone 5, pe­ro no fun­cio­nó. En vez de frus­trar­se, di­bu­jó lo que veía con emo­jis. Del pai­sa­je de aque­lla tar­de pa­só al re­tra­to, un te­rreno co­no­ci­do para es­ta ma­qui­lla­do­ra y pei­na­do­ra de 33 años. Y en po­cas se­ma­nas, creó una co­lec­ción que in­clu­ye po­lí­ti­cos y ar­tis­tas po­pu­la­res. “El ros­tro es co­mo un cam­po de ba­ta­lla don­de vi­ven la luz y la som­bra en tér­mi­nos li­te­ral y fi­gu­ra­ti­vo”, di­ce Mo­ré­teau, que es ca­paz de uti­li­zar has­ta 10 mil emo­jis para re­crear una ca­ra. Usa una apli­ca­ción de ce­lu­lar (que aho­ra es un iphone 7), ex­po­ne las obras en el Ins­ta­gram @ thee­mo­jio­nal y tra­ba­ja para lle­var­las a un for­ma­to fí­si­co de gran ta­ma­ño. En­tre sus crea­cio­nes apa­re­cen Mauricio Ma­cri, Pa­tri­cia Bull­rich, San­tia­go Mal­do­na­do, pai­sa­jes y los que ex­hi­bi­mos en es­ta mues­tra, co­mo por ejem­plo el pre­si­den­te es­ta­dou­ni­den­se Do­nald Trump, que lle­va di­ne­ro y co­mi­da cha­ta­rra en su jo­po ru­bio o los cien­tos de de­dos en V dan­do­le for­ma al sem­blan­te de Eva Pe­rón. De­trás de ca­da di­bu­jo hay un tra­ba­jo de se­lec­ción de emo­jis por co­lor y for­ma. “Y aún más im­por­tan­te, por lo que ca­da uno re­pre­sen­ta en el ima­gi­na­rio co­lec­ti­vo”, re­co­no­ce la ar­tis­ta y lo ex­pli­ca con la obra en blan­co y ne­gro de Woody Allen: “El oso pan­da del pe­lo crea la sen­sa­ción de cer­ca­nía y ca­ri­ño que le te­ne­mos por amar su obra. Pe­ro tam­bién hay inodo­ros, que re­pre­sen­tan al­go mu­cho más fuer­te (de­nun­cias de abu­so en su con­tra) que tie­ne que ver con el fe­mi­nis­mo”. Se­ma­nas y has­ta me­ses in­vier­te Mo­ré­teau en sus tra­ba­jos. Por es­tos días, la crea­ti­vi­dad es­tá pues­ta en el lí­der nor­co­reano Kim Jong-un. Pe­ro el abanico es am­plio: tam­bién apa­re­ce la can­tan­te Gil­da en­tre pai­sa­jes ar­gen­ti­nos y pro­me­te seguir cre­cien­do. “El hi­lo con­duc­tor es que to­dos los per­so­na­jes son icó­ni­cos -di­ce-. Eso y el ima­gi­na­rio co­rres­pon­dien­te a ca­da uno uti­li­zan­do un me­dio y len­gua­je muy actual co­mo es el emo­ji”. ❖

Re­tra­tó a mu­chos lí­de­res po­lí cos, pe­ro tam­bién a gu­ras po­pu­la­res ar­gen nas co­mo Gil­da.

WOODY ALLEN EVA PE­RÓN DO­NALD TRUMP

La ar sta 3.0: Mer­ce­des Mo­ré­tea.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.