Las ce­le­bri­da­des de Holly­wood ex­pan­den su ne­go­cio abrien­do res­tau­ran­tes con una estética y con­cep­to sin­gu­lar.

In­quie­tos y ávi­dos por pro­bar suer­te en nue­vos ru­bros, mu­chos fa­mo­sos in­vier­ten en ba­res y res­tau­ran­tes don­de pue­den dar­se to­dos los gus­tos: des­de el al­truis­mo, has­ta te­ner siem­pre a mano a su chef pre­di­lec­to.

Break - - Content - Por Flo­ren­cia Ro­drí­guez Pe­ter­sen

Qué tie­nen en co­mún -ade­más de la fama in­ter­na­cio­nal- Bon Jovi, Jessica Biel, Glo­ria Es­te­fan, Hugh Jack­man, San­dra Bu­llock, Ro­bert De Ni­ro y Mark Wahl­berg? To­dos ellos po­seen su pro­pio es­pa­cio gas­tro­nó­mi­co. Cla­ro, ca­da uno con su im­pron­ta: al­gu­nos pre­fie­ren in­ver­tir en chefs de pri­me­ra lí­nea, otros en po­ner su nom­bre ( y su fama y su for­tu­na) al ser­vi­cio de fun­da­cio­nes fi­lan­tró­pi­cas o pro­mo­ver la co­ci­na sus­ten­ta­ble y al­gu­nos más se dan el gus­to de re­cu­pe­rar sa­bo­res de su in­fan­cia. Con di­fe­ren­te estética y ape­lan­do a pú­bli­cos di­ver­sos, ca­da uno tie­ne su em­pren­di­mien­to cu­li­na­rio. No son los úni­cos: en es­ta épo­ca en la que los chefs se con­vier­ten en ce­le­bri­ties, ca­da vez son más las es­tre­llas que se me­ten en la co­ci­na. Y no les va tan mal, ya que ade­más de ver­los en filmes, se­ries o so­bre el es­ce­na­rio, sus fans ha­cen re­ser­vas muy an­ti­ci­pa­das pa­ra po­der co­mer -ni más ni me­nos- que en el lu­gar que lle­va la fir­ma de su ído­lo. ❖

SOUL KITCHEN

Tie­ne dos se­des en Nue­va Jer­sey, más pre­ci­sa­men­te en Red Bank y Toms Ri­ver. Y nin­guno de los dos pa­sa inad­ver do pa­ra la co­mu­ni­dad. Fue­ron con­ce­bi­dos co­mo es­pa­cio pa­ra que to­dos ac­ce­dan a una me­sa bien ser­vi­da. De he­cho, el pri­mer pun­to del ma­ni es­to di­ce que es­te es un lu­gar pa­ra el ham­brien­to y pa­ra quien ene ga­nas de ha­cer la di­fe­ren­cia. ¿Có­mo se lle­va a ca­bo es­to? El me­nú no ene pre­cio, pa­ra que ca­da uno pa­gue lo que pue­da por su pla­to de co­mi­da he­cho con in­su­mos lo­ca­les: pue­de ser con di­ne­ro (quie­nes pa­gan más, co­la­bo­ran con el ali­men­to de otros) o con ho­ras de vo­lun­ta­ria­do.

AU FUD­GE

Si al­go abun­da en es­te res­tau­ran­te es ma­gia. El me­nú ene op­cio­nes de brunch, mu­chas pro­pues­tas de pas­te­le­ría, al­gu­nos cóc­te­les y una am­plia va­rie­dad de pla­tos rea­li­za­dos con in­gre­dien­tes or­gá­ni­cos (por lo cuál la car­ta se ac­tua­li­za ca­da tem­po­ra­da). En el mis­mo si o, en Los Án­ge­les, fun­cio­na una des­pen­sa don­de se pue­den com­prar ali­men­tos y ac­ce­so­rios. Ade­más, hay un rin­cón pre­pa­ra­do es­pe­cial­men­te pa­ra que los ni­ños se di­vier­tan. El com­ple­men­to per­fec­to de es­te res­tó es Au Fud­ge Camp (Cen­ter for Ar­te Mu­sic and Play), un es­pa­cio de jue­gos y apren­di­za­je pa­ra chi­cos de en­tre 6 me­ses y 8 años.

ES­TE­FAN KITCHEN

El Dis­tri­to de di­se­ño de Miami fue el lu­gar ele­gi­do por la pa­re­ja pa­ra abrir un es­pa­cio don­de po­ner en jue­go su he­ren­cia cu­li­na­ria. En la car­ta se des­ta­can ver­sio­nes so s ca­das de clá­si­cos pla­tos cu­ba­nos. “Ser­vi­mos re­ce­tas tra­di­cio­na­les pre­sen­ta­das de un mo­do re­no­va­do y sa­lu­da­ble que cau va tan­to a los lo­ca­les co­mo a los tu­ris­tas”, se­ña­ló el pro­duc­tor en la aper­tu­ra del res­tó que fun­cio­na to­dos los días. La car­ta fue ar­ma­da en con­jun­to con el chef Odell To­rres.

LAUGHING MAN COF­FEE SHOP

La mi­sión del ac­tor va mu­cho más allá de ser­vir un buen ca­fé, de esos que pue­den me­jo­rar el día en un ins­tan­te. En 2011 creó Laughing Man Foun­da on pa­ra pro­mo­ver el con­su­mo de ca­fé pro­du­ci­do en paí­ses en desa­rro­llo si­guien­do nor­mas de co­mer­cio jus­to que per­mi eran, al mis­mo empo, for­ta­le­cer pro­gra­mas de edu­ca­ción y cre­ci­mien­to pa­ra las co­mu­ni­da­des. Hoy, ade­más de ofre­cer ob­je­tos li­ga­dos a es­ta be­bi­da y va­rie­da­des de gra­nos que se pue­den com­prar online o en las en­das, el pro­yec­to ene dos ba­res en Nue­va York. El lme Du­ka­le’s Dream (pro­ta­go­ni­za­do por Jack­man) es un buen com­pen­dio pa­ra en­ten­der más del pro­yec­to.

NOBU

La co­mi­da es una pa­sión pa­ra el ac­tor. Y por eso, mu­chos de sus em­pren­di­mien­tos es­tán li­ga­dos a la co­ci­na. Tri­be­ca Grill (abier­to en 1990) es un clá­si­co pa­ra los que vi­si­tan Nue­va York y tam­bién lo es Nobu, el es­pa­cio de gas­tro­no­mía ja­po­ne­sa que abrió -en 1994- jun­to al chef Nobu Mat­suhi­sa. La fór­mu­la de­be ha­ber si­do bue­na por­que son so­cios en la ca­de­na de res­tau­ran­tes de sus­hi (hoy ene más de 30 se­des en di­ver­sos paí­ses de Amé­ri­ca y Eu­ro­pa) y po­seen, ade­más, al­gu­nos ho­te­les. Uno de los más ex­clu­si­vos es el que abrie­ron en Mar­be­lla, só­lo pa­ra adul­tos.

WAL­TON’S FANCY & STAPLE

Ubi­ca­da en Aus n, es­ta es una pas­te­le­ría muy par cu­lar. No só­lo por­que las due­ñas son la ac­triz y su her­ma­na Ge­si­ne sino por el es lo del edi cio con lu­gar no só­lo pa­ra las tor­tas y pa­ni ca­dos sino tam­bién pa­ra re­ga­los, ores y su­cu­len­tas. Desa­yuno, al­muer­zo y ce­na son las op­cio­nes con un me­nú que abun­da en pro­duc­tos frescos e in­clu­ye tam­bién sand­wi­ches con em­bu dos ca­se­ros y ban­de­jas de que­so ma­ri­da­dos con ex­clu­si­vos vi­nos or­gá­ni­cos.

WAHLBURGERS

El jue­go de pa­la­bras da cuen­ta del es­pí­ri­tu des­con­trac­tu­ra­do del em­pren­di­mien­to que el ac­tor lle­va ade­lan­te jun­to a sus her­ma­nos Paul (el chef) y Don­nie (ex New kids on the block). La idea fue re­cu­pe­rar y com­par r con el mun­do las re­ce­tas de ham­bur­gue­sas que so­lía co­ci­nar su pa­dre. Tal es la im­pron­ta fa­mi­liar de la ham­bur­gue­se­ría que abrie­ron en Bos­ton (hoy ene pre­sen­cia en 15 es­ta­dos nor­te­ame­ri­ca­nos y has­ta lle­gó a Ca­na­dá), que es su ma­má, Al­ma Mc­peck Wahl­berg Con­roy quien ene la úl ma pa­la­bra en la co­ci­na. ¿Por qué lo ha­cen? Di­cen, ellos mis­mos, que no hay me­jor sen mien­to que el de com­par r la me­sa, con bue­na co­mi­da, al­gu­nas ri­sas y mu­cho amor.

Hugh Jack­man

Se­gún la ac­triz, la cla­ve de Au Fud­ge es que ene es­pa­cios pa­ra gran­des y chi­cos, eso -y la gran va­rie­dad de co­mi­das sa­nas y sa­bro­sas- ayu­da a que gran­des y chi­cos pue­dan dis­fru­tar.

Jessica Biel

Emi­lio & Glo­ria Es­te­fan

Jon Bon Jovi

San­dra Bu­llock

Ro­bert de Ni­ro

Mark Wahl­berg

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.