El hi­jo del bo­ti­ca­rio Bran­ca y el doc­tor Fer­net

Break - - Break Point -

Se le ad­ju­di­ca la in­ven­ción de es­ta be­bi­da tan par cu­lar, de co­lor os­cu­ro, olor in­ten­so y un cier­to dul­zor, ba­sa­da en la ma­ce­ra­ción de hier­bas, hon­gos y es­pe­cias en al­cohol, a los ita­lia­nos. Aun­que tam­bién re­cla­man el hi­to los fran­ce­ses. Lo cier­to es que un buen día, a nes del si­glo XIX, lle­gó a la Ar­gen na de la mano de los in­mi­gran­tes y se que­dó pa­ra siem­pre. Los ita­lia­nos lo lla­ma­ban co­mo lo si­guen lla­man­do hoy: “ama­ro” (amar­go). Con una gra­dua­ción al­cohó­li­ca que va­ría se­gún la mar­ca, en­tre los 39° y los 45°, se le ad­ju­di­can pro­pie­da­des di­ges vas. Fra­te­lli Bran­ca, la com­pa­ñía mi­la­ne­sa más exi­to­sa que pro­du­ce es­te li­cor des­de 1845 y que se asen­tó a la Ar­gen na en 1941 (aun­que lle­ga­ba im­por­ta­do des­de 1924), en­cuen­tra en Ber­nar­dino Bran­ca, un bo ca­rio ita­liano, y en su ayu­dan­te sue­co: el doc­tor Fer­net, a los crea­do­res de es­te pro­duc­to “úni­co en el mun­do”. Con el em­po, a ni­vel lo­cal, Fer­net Bran­ca se trans­for­mó en Fer­net a se­cas. Es la ter­ce­ra be­bi­da al­cohó­li­ca de ma­yor con­su­mo, que con­quis­tó des­de la pro­vin­cia de Cór­do­ba al res­to del país.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.