Co­ci­na por­te­ña y tra­gos con on­da

Es tra­di­ción en el ba­rrio de Re­ti­ro, ya sea pa­ra un af­ter of ce o pa­ra una ce­na con ami­gos. Ba­sa Ba­se­ment Bar & Res­tau­ran­te sor­pren­de por su am­bien­te, su car­ta y su ba­rra.

Break - - Restaurantes - por Ca­ye­ta­na Vidal Buz­zi

Ha­ce em­po que el vie­jo cir­cui­to de la aris­to­cra­cia por­te­ña ha re­sur­gi­do con nue­vo ím­pe­tu. Re ro y los al­re­de­do­res de la Pla­za San Mar n vol­vió a ore­cer con la aper­tu­ra de ba­res y res­tau­ran­tes que de­vol­vie­ron el per­di­do ai­re cos­mo­po­li­ta a la zo­na.

El dúo de ex­pe­ri­men­ta­dos res­tau­ran­te­urs con­for­ma­do por Luis Mo­ran­di y Pa­tri­cia Scheuer, due­ños del Gran Bar Dan­zón y crea­do­res de Sucre, fue uno de los pre­cur­so­res, to­man­do de una vez la em­ble­má ca ca­lle Ba­sa­vil­ba­so. Des­de su inau­gu­ra­ción, Ba­sa fue un pro­yec­to des na­do a po­ner­se de mo­da, al igual que su ve­cino diurno, Grand Ca­fé, con el que com­par­te due­ños y co­ci­na. Ba­sa es un gran es­pa­cio po in­dus­trial y mi­ni­ma­lis­ta, don­de abun­dan los des­ni­ve­les. En la en­tra­da, a la al­tu­ra de la ca­lle, hay pe­que­ños li­vings con so­fás de cue­ro y me­sas ra­to­nas; es­ca­le­ras abajo con­vi­ven li­vings con me­sas tra­di­cio­na­les crean­do dis ntos am­bien­tes. Co­mo bien des­cri­be Scheuer, Ba­sa es la cru­za exac­ta en­tre el Dan­zón y Sucre, y por lo tan­to no po­día fal­tar una im­po­nen­te ba­rra, hoy una de las me­jo­res de la ciu­dad, a car­go del bar­ten­der Lu­do­vi­co de Biag­gi quien u li­za in­gre­dien­tes ca­se­ros co­mo li­co­res, bi ers y al­mí­ba­res pa­ra re­crear a los clá­si­cos o crear re­ce­tas pro­pias. Los happy hour son de los más chic de la cui­dad. La car­ta con­ser­va va­rios clá­si­cos des­de sus ini­cios, co­mo la ta­pa de mor­ci­lla con hue­vos fri­tos de co­dor­niz, las cro­que­tas de arroz con que­so cuar ro­lo, las mo­lle­jas con miel de ca­ña y ga­jos de po­me­lo, y la ara­ñi­ta a la pa­rri­lla con mus­tard dres­sing y pan ita­liano, son al­gu­nos pla­tos em­ble­má cos de la ca­sa. Tie­ne aman­tes y de­trac­to­res, pe­ro si le gus­ta el ca­ra­cú, di cil­men­te en­cuen­tre un lu­gar me­jor don­de co­mer­lo. El hue­so se cor­ta a lo lar­go y lue­go va a al horno, de­jan­do to­do el tué­tano ex­pues­to, bien do­ra­do. Se sir­ve a pia­ce­re so­bre pan de cam­po, con pas­ta de al­ca­pa­rras y unas ho­ji­tas de pe­re­jil. Un au­tén co man­jar. Hay una abun­dan­te se­lec­ción de pas­tas ca­se­ras y arro­ces (ri­sot­to al lat­te con ga­rrón de cor­de­ro bra­sea­do). Las car­nes a la plan­cha, pa­rri­lla u horno se acom­pa­ñan con una bue­na variedad de guar­ni­cio­nes a elec­ción. En­tre los pos­tres re­co­mien­dan com­par r el Jo­sep­hi­ne , mil ho­jas ca­ra­me­li­za­da con cre­ma pas­te­le­ra y "mu­cho dul­ce de le­che".

Al me­dio­día tra­ba­jan con una car­ta re­du­ci­da con bue­nas en­sa­la­das (rú­cu­la, en­di­vias, que­so azul, nue­ces ca­ra­me­li­za­das, pan­ce­ta cro­can­te, hue­vo mo­llet, o de po­llo a la plan­cha con ver­des, hue­vo mo­llet, pan­ce­ta, crou­tons, par­me­sano, y di­jon­nai­se dres­sing); y car­nes de to­do po a la plan­cha, a la pa­rri­lla o al horno.

De pos­tre, com­par­tí pro­fi­te­ro­les con he­la­do de vai­ni­lla, sal­sa de cho­co­la­te y pra­li­né o un que­so y dul­ce con que­so cuar ro­lo con za­pa­llos en al­mí­bar y nue­ces. Ba­sa es pa­ra ele­gi­dos, aque­llos a quie­nes la mo­da no in­co­mo­da pe­ro, le­jos de to­do cho­lu­lis­mo, es un pro­yec­to gas­tro­nó­mi­co só­li­do, lle­va­do a ca­bo con ca­li­dad y pro­fe­sio­na­lis­mo. ❖

Ba­sa, Ba­se­ment Bar & Res­tau­rant. Ba­sa­vil­ba­so 1328, Re ro. 4893- 9444. Co­ci­na por­te­ña mo­der­na. Lu­nes a vier­nes de 12 a 15 y de 19 a 02. Sá­ba­do de 20 a 02. Re­ser­vas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.