Mic­key Mou­se

SE LO VE SON­RIEN­TE, VI­TAL Y MÁS ENÉR­GI­CO QUE NUN­CA, SIN EM­BAR­GO EL RA­TÓN MÁS FA­MO­SO DEL MUN­DO ES­TÁ POR CUM­PLIR 90 JOVIALES AÑOS. HIS­TO­RIA DE UN ÉXI­TO SIN PRE­CE­DEN­TES Y FES­TE­JOS ÚNI­COS.

Break - - PERFIL -

Cien­tos de per­so­na­jes y mi­les de anéc­do­tas evi­den­cian el ta­len­to y ge­nio crea­ti­vo que tu­vo Walt Dis­ney, pe­ro sin du­das el más em­ble­má­ti­co es ha­ber crea­do un im­pe­rio a par­tir de un sim­ple y es­cuá­li­do ra­tón. Pa­ra­do­ja de es­te mun­do, un ani­ma­li­to que sue­le des­per­tar mie­do o re­cha­zo en el co­mún de la gen­te, re­sul­tó sien­do el más ama­do, el más co­di­cia­do, el más ven­di­do y, en muy po­co tiem­po, el em­ble­ma de una mega com­pa­ñía que for­mó par­te de la vi­da de ge­ne­ra­cio­nes de hom­bres y mu­je­res de to­do el pla­ne­ta. Aun­que di­fe­ren­tes di­bu­jan­tes lo fue­ron trans­for­man­do por dé­ca­das - ros­tro más re­don­dea­do, con­tor­nos ar­mó­ni­cos y pan­ta­lo­nes ro­jos con bo­to­nes- a Mic­key Mou­se hoy se lo ve más jo­ven y vi­tal que nun­ca ¡Quién di­ría que es­tá por cum­plir 90 años! Es­tar cer­ca de un si­glo no es po­ca co­sa, por eso la com­pa­ñía en­cau­só los fes­te­jos pa­ra to­do 2018. Al­gu­nos co­men­za­ron ya en mar­zo y ha­brá otros jus­to el día en que lle­gó al mun­do que fue un 18 de no­viem­bre, pe­ro de 1928. Por ese en­ton­ces Walt Dis­ney se sen­tía muy frus­tra­do por ha­ber per­di­do tras un li­ti­gio los de­re­chos de Os­wald el co­ne­jo de la suer­te y, le­jos de ba­jar el lá­piz y ha­cien­do a ho­nor al di­cho: “cri­sis es opor­tu­ni­dad”, co­men­zó ener­gi­ca­men­te a bo­ce­tar en un via­je en­tre Los An­ge­les y Nue­va York. A par­tir de la si­lue­ta de Os­wald, acor­tó orejas, es­ti­ró el ho­ci­co, le pu­so una co­la y así, un co­ne­jo pa­só a ser un ra­tón: en un avión ha­bía na­ci­do Mic­key Mou­se. Por su­pues­to co­mo su­ce­de con to­do los hi­jos al prin­ci­pio hay du­das so­bre el nom­bre. Pri­me­ro se lla­mó Mor­ti­mer, en Ita­lia To­po­lino, has­ta que por su­ge­ren­cia de la es­po­sa de Walt que que­ría al­go más cor­to pe­ga­di­zo e inol­vi­da­ble, fi­nal­men­te que­dó Mic­key. Y no se equi­vo­có. Del co­mic no tar­dó en lle­gar al ci­ne. Steam­boat Wi­llie fue su pri­mer pro­ta­gó­ni­co ani­ma­do (1928) y muy po­co des­pués la Dis­tri­bui­do­ra Po­wers se in­tere­só

en pro­du­cir aún más a la pe­que­ña es­tre­lla que to­dos re­ci­bían con sim­pa­tía. Pe­ro pa­ra ha­cer­lo más ado­ra­ble en 1929 sus os­cu­ras y del­ga­das ma­ni­tos se cu­brie­ron con guan­tes y, en 1935, se su­ma­ron sus za­pa­to­nes gran­des pa­ra que pa­re­cie­ra un ni­ñi­to que se ha­bía pues­to el cal­za­do de pa­pá. Tan agra­de­ci­do y enamo­ra­do es­ta­ba Walt del roe­dor que lo ha­bía con­sa­gra­do al éxi­to que has­ta 1946 no qui­so que na­die lo do­bla­ra y él mis­mo po­nía su voz pa­ra co­mu­ni­car­lo con el pú­bli­co.

Aun­que Dis­ney World es siem­pre una fies­ta, ha­brá que es­tar muy aten­tos a lo que vie­ne por­que to­do es es­pe­cial. La ca­de­na ABC trans­mi­ti­rá una ce­le­bra­ción lle­na de es­tre­llas en ho­nor a su cum­plea­ños, con in­vi­ta­dos sin­gu­la­res y mu­si­ca­les. Dis­ney Chan­nel es­tre­na­rá la quin­ta tem­po­ra­da de los cor­tos ani­ma­dos de Mic­key lle­gan­do así a 90 cor­to­me­tra­jes, in­clui­do un epi­so­dio de Happy Birth­day de sie­te mi­nu­tos que sal­drá al ai­re a fi­nal de es­te año. Por su par­te quie­nes ten­gan la suer­te de an­dar por los par­ques se en­con­tra­rán con pro­duc­tos con­me­mo­ra­ti­vos y la fies­ta World ´s Big­gest Mou­se Party que se ex­ten­de­rá has­ta 2019 con shows que emo­cio­na­rán a los fans, a los nos­tál­gi­cos y de­ja­rán re­cuer­dos im­bo­rra­bles.

Se­gu­ra­men­te quién ha­ya vi­si­ta­do más de una vez el par­que Ma­gic King­dom ha­brá no­ta­do que ya ha­ce años la ca­sa ro­sa de Min­nie, que ha­cia las de­li­cias de los más chi­qui­tos, des­apa­re­ció pa­ra de­jar su lu­gar a otra atrac­ción. Le­jos de pos­ter­gar a es­ta ra­to­na y su ma­ri­do (así es, Walt siem­pre di­jo que Min­nie y Mic­key eran un ma­tri­mo­nio) Holly­wood Stu­dios les tie­ne re­ser­va­do un nue­vo lu­gar pro­ta­gó­ni­co con un ferrocarril fue­ra de con­trol. Los hués­pe­des pa­sa­rán a tra­vés de la pan­ta­lla de ci­ne y se uni­rán a Mic­key y sus ami­gos en una lo­ca aven­tu­ra que se inau­gu­ra­rá en Flo­ri­da en 2019. Mic­key & Min­nie's Ru­na­way Rail­way, el pri­mer via­je a tra­vés de la atrac­ción te­má­ti­ca de Mic­key y Min­nie. Mou­se, con­ta­rá con des­lum­bran­tes efec­tos vi­sua­les, tec­no­lo­gía de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción que trae el pa­sa­do al pre­sen­te de ma­ne­ra inima­gi­na­ble, una ado­ra­ble can­ción, y gi­ros y vuel­tas idea­les pa­ra to­da la fa­mi­lia.

Co­mo era de es­pe­rar, ha­brá un re­tra­to ofi­cial del 90o Aniver­sa­rio y le fue en­car­ga­do al ani­ma­dor Mark Henn, to­da una leyenda den­tro de Dis­ney Stu­dios, je­fe de ani­ma­ción de Fro­zen y crea­dor de Be­lla en La Be­lla y la Bes­tia, Jas­mi­ne de Alad­din, Sim­ba en el Rey León y Ariel en La Si­re­ni­ta, en­tre otros.

“Que me ha­yan en­car­ga­do el re­tra­to, es uno de los ma­yo­res ho­no­res de mi ca­rre­ra. Me ins­pi­ré en los re­tra­tos crea­dos por John Hench (an­te­ce­sor que hi­zo 5 re­tra­tos an­te­rio­res de Mic­key) y qui­se cap­tu­rar el es­ti­lo y ca­rác­ter ju­ve­nil que John lo­gró en el pa­sa­do”, se­ña­ló Henn.

Un sue­ño ge­ne­ra­do con pa­sión pue­de convertirse en un gran éxi­to y hoy, ade­más de ce­le­brar un gran Aniver­sa­rio, se con­fir­ma uno de los le­mas so­bre los que es­tá cons­trui­da la em­pre­sa de Walt: “nun­ca aban­do­nes tus de­seos por­que son los que pue­den lle­var­te muy le­jos”. ❖

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.