Lau­re­ne Po­well

ES LA VIU­DA DE STEVE JOBS. TRAS LA MUER­TE DEL GE­NIO, ADE­MÁS DE HE­RE­DAR UNA GRAN FOR­TU­NA, SE DE­DI­CÓ A LOS NE­GO­CIOS Y A LA FI­LAN­TRO­PÍA.

Break - - Perfil -

Una tar­de de 1989, Lau­re­ne Po­well asis­tió a una con­fe­ren­cia en la Uni­ver­si­dad de Stan­ford. Ha­bía lle­ga­do ahí por su am­bi­ción de con­ver­tir­se en una mu­jer de ne­go­cios. El prin­ci­pal ex­po­si­tor de aque­lla jornada fue un tal Steve Jobs, quien en un mo­men­to se sen­tó a su la­do. En reali­dad di­cen que Lau­re­ne, que cur­sa­ba un pos­gra­do, es­pe­ra­ba ver a Bill Ga­tes. Char­la­ron bre­ve­men­te pe­ro el fun­da­dor de Ap­ple, que no era un ti­po acos­tum­bra­do a per­der el tiem­po, ni en los ne­go­cios ni an­te una mu­jer be­lla co­mo aque­lla, la in­vi­tó a ce­nar. Des­de en­ton­ces que­da­ron uni­dos. Aque­lla no­che co­mie­ron en un res­tau­ran­te ve­ge­ta­riano de Pa­lo Al­to, don­de con­ver­sa­ron por unas cua­tro ho­ras, y ter­mi­na­ron ca­sán­do­se en 1991. Jobs te­nía 36 años, ella 27. Lau­re­ne Po­well na­ció en un pe­que­ño mu­ni­ci­pio de West Mil­ford del es­ta­do de New Jer­sey, el 6 de no­viem­bre de 1963, hi­ja de un pi­lo­to del ejér­ci­to de los Es­ta­dos Uni­dos que mu­rió cuan­do ella te­nía tres años. Su ma­dre se vol­vió a ca­sar con un pro­fe­sor. Tie­ne dos li­cen­cia­tu­ras, en Ciencias Po­lí­ti­cas y en Eco­no­mía, y una maes­tría en Ad­mi­nis­tra­ción de Em­pre­sas. Gra­cias a la for­tu­na que he­re­dó de su es­po­so, en reali­dad un di­ne­ro que ella ayu­dó a acre­cen­tar, es la sex­ta mu­jer más ri­ca del mun­do. Se es­ti­ma que su pa­tri­mo­nio as­cien­de a los 20 mil mi­llo­nes de dó­la­res. Con su ma­ri­do, con quien com­par­tió dos dé­ca­das, tu­vo tres hi­jos: Reed, Eve y Erin, ya ma­yo­res de edad. Su ex­po­si­ción me­diá­ti­ca es per­ma­nen­te, gra­cias a su es­pí­ri­tu fi­lan­tró­pi­co que tie­ne en la pla­ta­for­ma Emer­son Ini­tia­ti­ve, su obra más gran­de. In­tere­sa­da por la edu­ca­ción y otras po­lí­ti­cas so­cia­les, co­mo el con­trol de ar­mas y las po­lí­ti­cas mi­gra­to­rias, apo­ya fi­nan­cie­ra­men­te can­di­da­tu­ras elec­to­ra­les, ca­si siem­pre del par­ti­do de­mó­cra­ta. Una ta­rea po­lí­ti­co par­ti­da­ria que la vin­cu­la, fun­da­men­tal­men­te, a mu­je­res can­di­da­tas, a tra­vés de la or­ga­ni­za­ción Emer­ge Ame­ri­ca. El año pa­sa­do com­pró par­te de la re­vis­ta The Atlan­tic, un me­dio fun­da­do en 1857 por su poe­ta pre­fe­ri­do, Ralph Wal­do Emer­son. Ade­más, tie­ne par­ti­ci­pa­cio­nes fi­nan­cie­ras en equi­pos de bás­quet y hockey. To­do es­to sin con­tar pro­duc­to­ras y ac­cio­nes en Dis­ney (Steve Jobs les ven­dió Pi­xar en 2006). Ga­nó tan­ta po­pu­la­ri­dad y res­pe­to que fue re­ci­bi­da por Hi­llary Clin­ton, a quien apo­yó en su can­di­da­tu­ra, y por Tim Cook, el ac­tual CEO de Ap­ple. A pe­sar de cui­dar su in­ti­mi­dad, se su­po que años des­pués de la par­ti­da de su com­pa­ñe­ro de to­da la vi­da, man­tu­vo una re­la­ción con un ami­go de la ju­ven­tud: Adrian Fenty, el ex alcalde de Washington.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.