Fas­hion co­ok

Crea­dor de una nue­va iden­ti­dad cu­li­na­ria, Má­xi­mo Ca­bre­ra pro­fe­sa so­bre la co­mi­da sa­lu­da­ble, sus­ten­ta­ble, ri­ca y con un fuer­te sen­ti­do es­té­ti­co.

Caras Moda - - SUMARIO -

Ha­ce más de diez años pre­di­ca con sus pa­la­bras y va­lo­res so­bre una nue­va co­ci­na que for­ma par­te de una fuer­te ten­den­cia mun­dial.

En su ca­so­na de Cha­ca­ri­ta, Ca­bre­ra trans­mi­te su pa­sión y las ga­nas de con­tar es­ta ex­pe­rien­cia de vi­da que tie­ne que ver con ser par­te de una so­cie­dad me­jor. Mu­cha luz na­tu­ral y el verde del pa­tio inun­dan la gran co­ci­na / ta­ller. Hay una bi­blio­te­ca y una pizarra con mar­ca­do­res pa­ra los alum­nos de “Cru­do”. Un mix de li­bros so­bre la Ar­gen­ti­na, el ham­bre, los sa­bo­res, la bio­lo­gía y la co­mi­da cru­da in­vi­tan a in­cur­sio­nar en es­te uni­ver­so tan sim­ple y com­ple­jo. “El ham­bre”, de Mar­tin Ca­pa­rros, “Eat Lo­ve de Food­con­cepts”, de Ea­tin­gDe­sig­ner­ma­ri­je­vo­gel­zang, “Pu­ra Fer­men­ta­ción”, de San­do­re­llix Katz, por men­cio­nar al­gu­nos. To­do apun- ta a sen­tir­se bien, pre­ve­nir en­fer­me­da­des y dis­fru­tar del ar­te de co­mer. El te­ma es li­bre; co­lor, pa­sión y di­se­ño atrac­ti­vo se tra­du­cen en ge­ne­rar una con­cien­cia so­cial, am­bien­tal y glo­bal. Se pue­de ser creativo con ele­men­tos más na­tu­ra­les y vi­vos. Por eso los pla­tos tie­nen una per­fec­ta con­vi­ven­cia de co­lo­res na­tu­ra­les; co­mo el pos­tre de ti­ra­mi­sú y el he­la­do de maíz mo­ra­do con gra­na­das, hi­gos, ca­qui, cas­ta­ñas de ca­jú, cacao, maíz pre­co­lom­bino, pis­ta­chos y co­co. “Hay que vol­ver a co­ci­nar. Los pa­la­da­res per­die­ron sen­si­bi­li­dad, hay que de­jar los pre­jui­cios y co­mer de to­do. La co­mi­da es glo­bal, in­clu­si­va no tie­ne que ver con co­mer o no car­ne sino con re­va­lo­ri­zar los pro­duc­tos lo­ca­les, re­gio­na­les y bus­car al­ter­na­ti­vas más sus­ten­ta­bles. No ha­ce fal­ta com­prar en el sú­per; hay pro­duc­to­res, fe­rias, mer­ca­dos, pe­que­ños em­pren­de­do­res, tien­das na­tu­ra­les, etc.”, ex­pli­ca Ca­bre­ra.

-¿CÓ­MO FUN­CIO­NA CRU­DO?

M.C - Es una es­cue­la/la­bo­ra­to­rio/ ta­ller, don­de los co­ci­ne­ros re­fle­xio­nan acer­ca de la cultura, su im­pac­to y re­na­ci­mien­to en tér­mi­nos de pla­cer, sa­lud y sus­ten­ta­bi­li­dad. Vie­nen chefs, ni­ños, amas de ca­sa: to­dos con­vi­ven jun­tos en las dis­tin­tas cla­ses; de­mos­tra­ti­vas o de de­gus­ta­ción. No se tra­ta só­lo de trans­for­mar y com­bi­nar ali­men­tos, sino de co­no­cer as­pec­tos fi­sio­ló­gi­cos, eco­nó­mi­cos, cul­tu­ra­les y eco­ló­gi­cos de la co­mi­da. Sa­ber quién

pro­du­ce los ali­men­tos y có­mo lo ha­ce. En CRU­DO no uti­li­za­mos pro­duc­tos ani­ma­les. No for­ma­mos co­ci­ne­ros, for­ma­mos gas­tró­no­mos. ¡Los de­lan­ta­les de de­nim azu­les te re­ci­ben en la en­tra­da de la co­ci­na, qué ga­nas de usar uno y po­ner ma­nos a la obra! Eso es lo que que­re­mos trans­mi­tir. Kens­ho Co­ci­na Or­gá­ni­ca es­ta­rá en la Fe­ria Mas­ti­car del 11 al 14 de ma­yo, el Big Max es un hit.

SE­MI­LLAS ACTIVADAS

Es re­co­men­da­ble ac­ti­var las se­mi­llas pa­ra po­der di­ge­rir y ab­sor­ber ade­cua­da­men­te sus nu­trien­tes.

-¿QUÉ SON LAS SE­MI­LLAS?

-Son es­truc­tu­ras re­pro­duc­ti­vas ge­ne- ra­das por la na­tu­ra­le­za pa­ra man­te­ner la es­pe­cie a lo lar­go del tiem­po.

-¿QUÉ ES AC­TI­VAR?

-Ac­ti­var con­sis­te en ha­cer un re­mo­jo pro­lon­ga­do de es­tas se­mi­llas en agua pu­ra, de 12 a 24 hs. de du­ra­ción.

Du­ran­te es­te pro­ce­so van a des­apa­re­cer al­gu­nos an­ti-nu­trien­tes (sis­te­ma de de­fen­sa de la plan­ta) y se va a des­per­tar el me­ca­nis­mo de la vi­da de la se­mi­lla.

De es­ta ma­ne­ra van a ser más fá­ci­les de di­ge­rir y va­mos a po­der ab­sor­ber la to­ta­li­dad de su po­ten­cial ali­men­ta­rio.

Des­de el pun­to de vis­ta or­ga­no­lép­ti­co sa­ben mu­cho me­jor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.