Feng Shui & MO­DA

Caras Moda - - SUMARIO -

To­dos te­ne­mos un ele­men­to que nos iden­ti­fi­ca, que de­fi­ne la ener­gía de ca­da per­so­na, Ra­fae­la Ru­bin nos brin­da di­fe­ren­tes he­rra­mien­tas.

La con­sul­to­ra en Feng Shui y As­tro­lo­gía Chi­na, Ra­fae­la Ru­bín ofre­ce di­fe­ren­tes he­rra­mien­tas pa­ra te­ner una me­jor ca­li­dad de vi­da, tan­to en el ám­bi­to per­so­nal co­mo pro­fe­sio­nal.

CÓ­MO IN­FLU­YEN LOS CO­LO­RES EN NUES­TRA ENER­GÍA?

-A la ho­ra de ves­tir­nos, el co­lor que ele­gi­mos in­ter­vie­ne dán­do­le un sig­ni­fi­ca­do a nues­tra ener­gía. To­dos te­ne­mos un ele­men­to que nos iden­ti­fi­ca, que de­fi­ne la ener­gía de ca­da per­so­na se­gún los da­tos de su na­ci­mien­to, fe­cha, ho­ra y lu­gar. De es­te mo­do cuan­do ele­gi­mos un co­lor pa­ra ves­tir­nos de­be­mos ana­li­zar si és­te de­bi­li­ta nues­tra ener­gía, la con­tro­la, la nu­tre, o bien la equi­li­bra.

-¿QUÉ CO­LOR NU­TRE MI ENER­GÍA?¿QUÉ CO­LOR ME DA PO­DER?

-Pa­ra una per­so­na na­ci­da con el ele­men­to tie­rra, ves­tir­se de co­lo­res fue­go, “Ro­jo”, es­ta­ría ali­men­tan­do su ele­men­to tie­rra ya que el fue­go nu­tre a la tie­rra! (véa­se el grá­fi­co) En fle­cha verde el ci­clo que nu­tre y en fle­cha ro­ja el ci­clo que con­tro­la. To­me­mos co­mo ejem­plo una per­so­na con po­co ele­men­to Fue­go en su car­ta de na­ci­mien­to, se­ría una per­so­na que ne­ce­si­ta­ría ali­men­tar su ener­gía con el ele­men­to Ma­de­ra, ya que el ele­men­to ma­de­ra nu­tre al fue­go, lo ali­men­ta; de es­te mo­do em­po­de­ra su ener­gía.

-¿QUÉ RE­PRE­SEN­TA CA­DA ELE­MEN­TO?

Agua: La ener­gía “qi” per­te­ne­ce al invierno, al nor­te, re­pre­sen­ta la sa­bi­du­ría y el amor, es de libertad, y flu­ye en sen­ti­do des­cen­den­te. El co­lor que la re­pre­sen­ta es el Ne­gro, el Azul y su for­ma es on­du­la­da.

Ma­de­ra: La ener­gía “qi” per­te­ne­ce a la pri­ma­ve­ra, al es­te, re­pre­sen­ta la vi­day la de­ter­mi­na­ción, com­pe­ten­cia, cre­ce en sen­ti­do as­cen­den­te, per­du­ra­ble; El co­lor que la re­pre­sen­ta es es el Verde y su for­ma es rec­tan­gu­lar horizontal y vertical.

Fue­go: La ener­gía “qi” per­te­ne­ce al ve­rano, al sur, re­pre­sen­ta la emo­ción, es ra­dian­te y ca­lien­te, la ener­gía es de ex­pan­sión, se es­par­ce en to­das las di­rec­cio­nes; el co­lor que lo re­pre­sen­ta es el Ro­jo y su for­ma es trian­gu­lar.

Me­tal: La ener­gía “qi” per­te­ne­ce al oto­ño, al Oes­te y re­pre­sen­ta el avan­ce, la so­le­dad, la ener­gía es ha­cia aden­tro, es Agu­do, pun­zan­te; El co­lor que lo re­pre­sen­ta es el Blan­co, Oro y Plata. Su for­ma es cur­va cón­ca­va.

Tie­rra: La ener­gía “qi” per­te­ne­ce al Cen­tro de la tie­rra, re­pre­sen­ta la con­ser­va­ción, es es­ta­ble, atrae y con­cen­tra, la ener­gía es cen­tral; El co­lor que la re­pre­sen­ta es el Ama­ri­llo, Te­rra­co­ta, Te­rro­so, Ocres y su for­ma es cua­dra­da.

Cuan­do ha­bla­mos de Feng Shui, ha­bla­mos de ar­mo­ni­zar, equi­li­brar la ener­gía, no só­lo de los ele­men­tos que nos em­po­de­ran sino tam­bién del lu­gar don­de vi­vi­mos, el es­pa­cio en el que tra­ba­ja­mos “¿Tie­ne una orien­ta­ción pro­pi­cia? To­do se tra­ta de ener­gía; el día, la ho­ra tie­ne una ener­gía y és­ta nos ayu­da a en­ca­rar con más he­rra­mien­tas nues­tra vi­da dia­ria, ya sea pre­pa­rar­nos pa­ra la con­quis­ta de un amor, ca­sar­se, mu­dar­se, un nue­vo pues­to de tra­ba­jo, ha­blar con el je­fe por un as­cen­so. Te­ner al al­can­ce de la mano to­da es­ta in­for­ma­ción fa­ci­li­ta en el mo­men­to pa­ra to­mar bue­nas de­ci­sio­nes, me­jo­ran­do nues­tra ca­li­dad de vi­da.

By Ra­fae­la Ru­bín (Con­sul­to­ra en Feng Shui y As­tro­lo­gía Chi­na) (Ra­fae­la_­ru­bin@yahoo.com.ar . Ins­ta­gram @as­tro­lo­gia­fengs­hui)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.