SA­LIR DE AGUAS.

Caras Moda - - COCINA DE AUTOR -

Lo nor­mal y di­ver­ti­do, des­de ya, es sa­lir de co­pas, de tra­gos o de ta­pas. Pe­ro a ve­ces la so­fis­ti­ca­ción triun­fa has­ta ni­ve­les im­pen­sa­dos y des­de ha­ce unos años tam­bién se pue­de sa­lir a de­gus­tar aguas. ¿Una tris­te­za? No tan­to. So­bre to­do si la mo­vi­da trans­cu­rre en el co­ra­zón chic de Pa­rís, Mon­treal, Düs­sel­dorf, Ro­ma, Ma­drid, Nue­va York o Pra­ga. El más fa­mo­so es el fran­cés Wa­ter Bar Chez Co­let­te, en Saint Ho­no­ré, que ofre­ce más de 80 ti­pos de aguas del mun­do. Ellos mar­ca­ron ten­den­cia y, la ver­dad, es un pro­gra­ma en sí mis­mo ver la si­tua­ción y los looks de los pu­rí­si­mos co­men­sa­les. Ade­más, sue­le ha­ber som­me­liers es­me­ra­dos, que des­cri­ben trans­pa­ren­cia y ti­pi­ci­da­des co­mo si se tra­ta­ra de un eli­xir. En la ma­yo­ría de es­tos lu­ga­res hay car­ta y se pue­de op­tar por ejem­pla­res con o sin gas, aro­ma­ti­za­das con esen­cias de fru­tas o hier­bas, oxi­ge­na­das y pro­ve­nien­tes de los ma­nan­tia­les más inal­can­za­bles. Es­te re­torno a la fuen­te tie­ne co­mo prin­ci­pal “leit­mo­tiv” la reivin­di­ca­ción de lo sano y sí, una piz­ca de sno­bis­mo, que no tie­ne na­da de ma­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.