“NO SOY UNA LO­CA DE LAS COM­PRAS”

LU­CIA CELASCO, CA­RA Y DI­SE­ÑA­DO­RA DE “LOVELY DENIM”

Caras - - CARAS MODA - Por Naia­ra Vec­chio

Arri­ba de la me­sa só­lo se ob­ser­van sus an­te­ojos de sol ne­gros y su car­te­ra, tan fi­na co­mo pe­que­ña. Lu­cía Celasco (22) lle­ga a la pro­duc­ción de fo­tos con lo esen­cial, sin ma­qui­lla­je y aún con el ca­be­llo mo­ja­do. “Prác­ti­ca­men­te no uso se­ca­dor de pe­lo, pre­fie­ro que me lo se­que el vien­to al na­tu­ral”, di­ce la nie­ta de Su­sa­na Gi­mé­nez mien­tras sa­lu­da con en­tu­sias­mo a su tía Ma­ria­na To­le­dano, her­ma­na de su pa­dre Eduar­do Celasco. “Tra­ba­jar con ‘Lu­li’ es un pla­cer. Es una per­so­na res­pon­sa­ble, pre­dis­pues­ta y sú­per sim­ple. Tie­ne buen gus­to, es prác­ti­ca y sa­be lo que quie­re. La ele­gi­mos por­que ins­pi­ra a las chi­cas de hoy y nos en­ri­que­ce con su es­ti­lo”, cuen­ta To­le­dano so­bre la in­cor­po­ra­ción de su so­bri­na co­mo ima­gen y di­se­ña­do­ra de su mar­ca “Lovely Denim”.“No soy adic­ta a la mo­da ni me atraen las ten­den­cias. Me in­tere­sa el pro­ce­so crea­ti­vo, el con­cep­to que hay de­trás de ca­da pren­da”, agre­ga la jo­ven que ha­ce cin­co años sa­le con el em­pre­sa­rio gas­tro­nó­mi­co Joa­quín Ro­zas (27). Y con esa mis­ma na­tu­ra­li­dad con la que ha­bla, sin dar­se cuen­ta, la hi­ja de Mercedes Sa­rra­bay­rou­se em­pie­za a su cor­ta edad a ser su pro­pia mar­ca. —¿Có­mo de­fi­ne a la co­lec­ción “LC & LD” que creó pa­ra “Lovely Denim”? —Las pren­das que hi­ce son par­te de lo que soy y de lo que me iden­ti­fi­ca a la ho­ra de ves­tir­me. Son pren­das más de no­che, son co­sas bá­si­cas con al­gún to­que lin­do co­mo una fra­se, un par­che o bor­da­do. Hi­ci­mos cha­que­tas de cue­ro, pan­ta­lo­nes, shorts, cam­pe­ras y ca­mi­sas de jean. —¿Có­mo fue el pro­ce­so crea­ti­vo en el De­par­ta­men­to de Di­se­ño de “Lovely Denim”? —Fue muy in­tere­san­te y di­ver­ti­do, apren­dí mu­cho. Fue un pri­vi­le­gio tra­ba­jar con mi tía y su so­cia “Lo­re”, tie­nen el know how de ha­ber tra­ba­ja­do años en el ru­bro y me en­se­ña­ron más de lo que es­pe­ra­ba. For­mé par­te de to­dos los pro­ce­sos de pro­duc­ción, vien­do pro­vee­do­res, mues­tras, to­do. Fue una ex­pe­rien­cia ge­nial. —¿Cuál era su ru­ti­na en un día de tra­ba­jo? —Nos jun­tá­ba­mos en la ofi­ci­na de Lovely Denim, pre­pa­rá­ba­mos un ca­fé o ma­te y manos a la obra. Tra­ba­ja­mos

con las di­fe­ren­tes pren­das de la cáp­su­la, lo cual es un gran desafío por­que vas pro­ban­do di­fe­ren­tes co­sas has­ta que lo­grás al­go que te en­can­ta. Tam­bién hi­ci­mos mu­chas vi­si­tas a las fá­bri­cas y pro­vee­do­res, apren­dés a ne­go­ciar, a en­con­trar un pun­to me­dio en­tre lo que te ima­gi­na­bas y lo que hay en el mer­ca­do. Ca­da día era di­fe­ren­te. —¿Qué co­sas la ins­pi­ran pa­ra crear sus pren­das? ¿qué me­dios, di­se­ña­dor e in­fluen­cer de mo­da con­su­me? —Me ba­sé más en mi es­cen­cia, en lo que usa­ría y me sen­ti­ría có­mo­da e iden­ti­fi­ca­da. Con­su­mo un po­co de to­do: blogs de afue­ra, re­vis­tas on­li­ne co­mo “The man re­pe­ller” o “Ny­lon mag” y tam­bién veo mu­cho en Ins­ta­gram. —¿Qué tie­ne que te­ner una mar­ca pa­ra que se iden­ti­fi­que? —Me tie­ne que lla­mar la aten­ción su es­ti­lo. En ge­ne­ral, me gus­tan las pren­das bá­si­cas con un touch me­dio roc­ke­ro. No soy de usar co­sas car­ga­das ni mu­cho co­lor, soy más del ne­gro y blan­co. —¿Có­mo se de­fi­ne co­mo di­se­ña­do­ra? —Me fal­ta mu­cho por apren­der, es al­go que me gus­ta des­de chi­ca pe­ro no me con­si­de­ro una di­se­ña­do­ra. —¿Qué es lo que más le elo­gian o con­sul­tan sus se­gui­do­ras? —Los za­pa­tos que uso. —¿Su outfit pre­fe­ri­do? —Jean o cal­zas, re­me­ra bá­si­ca, bor­ce­gos y al­gún cho­ker. —¿Qué de­be te­ner un look pa­ra ser ideal? —El com­bo ideal es al­go lin­do, sexy y có­mo­do. —¿Cuán­to tiem­po de­di­ca pa­ra ele­gir su ro­pa y arre­glar­se? —No me lle­va mu­cho tiem­po arre­glar­me, no soy de dar vuel­tas, soy bas­tan­te prác­ti­ca a la ho­ra de ves­tir­me. Ade­más no soy de pro­du­cir­me mu­cho así que soy bas­tan­te rá­pi­da en ese sen­ti­do. —¿Con qué fre­cuen­cia com­pra ro­pa? —En Ar­gen­ti­na no soy de com­prar ro­pa, muy de vez en cuan­do si hay al­go que me vuel­ve lo­ca. Pre­fie­ro com­prar cuan­do via­jo o por In­ter­net. Pe­ro no soy una lo­ca que com­pra al­go nue­vo to­das las se­ma­nas... ¡Por suer­te... ja­ja! —¿Qué prio­ri­za a la ho­ra de ele­gir

su ro­pa? —No prio­ri­zo pa­ra na­da si es­tá de mo­da, si es lo que se usa o lo que es­tá por ve­nir. Com­pro lo que me gus­ta. Pa­ra mí es im­por­tan­tí­si­mo que las co­sas ten­gan buen cal­ce y ca­li­dad, más allá de la mar­ca. —¿Qué lu­gar tie­ne la mo­da en su vi­da? —Es al­go que con­vi­vió con­mi­go des­de chi­ca, ya sea por “Ki­ka” —co­mo Lu­cía lla­ma a Su­sa­na—, por mi ma­má o por mi tía, que se de­di­ca a la mo­da des­de ha­ce mu­cho tiem­po. Es al­go que me ro­dea des­de siem­pre, que me gus­ta y dis­fru­to mu­cho. —¿Sue­le mi­rar lo que lle­va pues­to una mu­jer? —Si me lla­ma la aten­ción lo que tie­ne pues­to, cla­ro que sí. Pe­ro no soy de es­tar fi­ján­do­me to­do el tiem­po qué tie­ne pues­to la gen­te. —¿Sus tips de be­lle­za? —Me cui­do la piel del sol y el pe­lo, con ba­ños de cre­ma. Me gus­ta ha­cer gim­na­sia dos ve­ces por se­ma­na. Pe­ro no po­dría ha­cer die­ta: ca­da vez que via­jo me en­can­ta pro­bar el pla­to tí­pi­co de ca­da país, soy fan de la co­ci­na pe­rua­na. —¿Có­mo se lle­va con la ex­po­si­ción? —Hoy en día me lle­vo me­jor. Pe­ro creo que nun­ca me voy a acos­tum­brar del to­do a la ex­po­si­ción, más allá de que no me que­de otra op­ción que en­ten­der­lo y acos­tum­brar­me.

El tono de voz de Lu­cía es sua­ve pe­ro con­vin­cen­te. Des­pués de va­rias ho­ras de ha­cer fo­tos, su ener­gía es­tá in­tac­ta. Es­cu­cha con aten­ción ca­da pre­gun­ta y responde dis­ten­di­da, na­tu­ral co­mo el irre­fu­ta­ble eco de su be­lle­za afir­mán­do­se a pa­so len­to pe­ro fir­me en el mun­do de la mo­da.

“No me atraen las ten­den­cias ni soy adic­ta a la mo­da. Me in­tere­sa el pro­ce­so crea­ti­vo que hay en ca­da pren­da que me iden­ti­fi­ca”

Lu­cía di­ce que le gus­tan las pren­das bá­si­cas y roc­ke­ras, y los to­nos ne­gro y blan­co. No com­pra mu­cha ro­pa en el país, lo ha­ce cuan­do via­ja o por In­ter­net. Su outfit ideal: jean o cal­zas, re­me­ra, bor­ce­gos y al­gún cho­ker. Des­ta­ca que elige lo lin­do, sexy y có­mo­do.

“Me cui­do del sol y me ha­go ba­ños de cre­ma en el pe­lo.Voy a gim­na­sia 2 ve­ces por se­ma­na. No ha­go die­ta, amo la co­ci­na pe­rua­na.”

En pa­re­ja con Joa­quín Ro­zas, di­ce que no tar­da en arre­glar­se ya que es prác­ti­ca a la ho­ra de ves­tir­se. Acla­ra que la mo­da con­vi­vió siem­pre con ella, ya sea por “Ki­ka” (co­mo apo­da a Su­sa­na), por su ma­má, Mercedes, o por su tía, Ma­ria­na. Ama to­do lo vintage.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.