BULL­YING A AMA­LIA DE ORAN­GE

LA HI­JA DE MAXIMA SUFRIRIA DEPRESION

Caras - - FOCO -

Pa­ra pre­ser­var a su ni­ña, Gui­ller­mo y Má­xi­ma pos­ter­ga­ron las ac­ti­vi­da­des ofi­cia­les de la prin­ce­sa he­re­de­ra al trono has­ta que cum­pla 18 años. El si­len­cio de la ca­sa real de Oran­ge.

Lejos de es­tar exen­ta de los pa­de­ci­mien­tos más co­mu­nes pa­ra las chi­cas de su edad, la prin­ce­sa Ama­lia de Oran­ge su­fre a sus 13 años cy­ber­bu­lling y, se­gún ha tras­ce­di­do, de­pre­sión, tras las fe­ro­ces crí­ti­cas y chis­tes que desde las re­des so­cia­les le han he­cho en re­la­ción a su pe­so.

Una de las úl­ti­mas apa­ri­cio­nes de la prin­ce­sa he­re­de­ra al trono de los Pai­ses Ba­jos fue en abril, cuan­do su pa­dre Gui­ller­mo cum­plió 50 años y to­do el país lo ce­le­bró. La polémica de in­me­dia­to se con­vir­tió en de­ba­te en los me­dios, al tiem­po que se em­pe­zó a ha­blar de la preo­cu­pa­ción de la fa­mi­lia real. La pre­sión por lu­cir del­ga­da es un vie­jo kar­ma pa­ra su ma­dre, Má­xi­ma (46), quien ya ha­bía con­fe­sa­do que su ma­dre la obli­ga­ba a ha­cer die­ta du­ran­te su ado­les­cen­cia, Zo­rre­guie­ta tam­bién fue tes­ti­go de la en­fer-

me­dad de su her­ma­na me­nor, Inés, quien es­tu­vo in­ter­na­da por pa­de­cer anore­xia, tras años de tras­tor­nos ali­men­ti­cios. Es pos de pre­ser­var a su hi­ja ma­yor, Má­xi­ma y Gui­ller­mo de­ci­die­ron pos­ter­gar las ac­ti­vi­da­des ofi­cia­les de la prin­ce­sa has­ta que cum­pla 18 años. Su in­ten­ción es que la pe­que­ña ten­ga una vi­da “lo más nor­mal po­si­ble” du­ran­te la in­fan­cia y la ado­les­cen­cia. Tal me­di­da, sin em­bar­go, no ha po­di­do evi­tar que los co­men­ta­rios lle­ga­ran a oi­dos de la jo­ven Ama­lia, quien es­ta­ría pa­de­cien­do de­pre­sión tras el cy­ber­bull­ying. Has­ta el mo­men­to, Má­xi­ma ha op­ta­do por el si­len­cio. Den­tro de la fa­mi­lia real, ella es la que me­jor en­tien­de so­bre la pre­sión que pue­de sig­ni­fi­car pa­ra una ado­les­cen­te sen­tir­se obli­ga­da a es­tar siem­pre del­ga­dí­si­ma.

A sus 13 años, la hi­ja ma­yor de los reyes de Ho­lan­da de­be afron­tar las crí­ti­cas a su pe­so. Un kar­ma que tam­bién pa­de­ció su ma­má, a quien obli­ga­ban a ha­cer die­ta en la ado­les­cen­cia. La jo­ven re­ci­bió un feroz ata­que vía re­des so­cia­les. Polémica.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.