“ME APA­SIO­NA LA VI­DA DE TI­TA”

VA­LEN­TI­NA GOLDZEN, IN­TER­PRE­TA A LA MERELLO JO­VEN EN CINE

Caras - - AGENDA - por Le­ti­cia Po­mo

Te­nía só­lo 5 años cuan­do co­men­zó a actuar en tv y su pri­me­ra in­ter­pre­ta­ción fue pa­ra una mar­ca de ga­seo­sas. Des­pués es­tu­vo en “Edu­can­do a Nina”, “Quie­ro vi­vir a tu la­do” y “So­la­men­te Vos”. Su for­ma­ción en la co­me­dia mu­si­cal y cla­ses de can­to fue­ron un so­por­te a la ho­ra de actuar:“Era chi­qui­ta y pe­día que me lle­ven a los cas­tings y mis pa­pás me di­je­ron que sí pe­ro que no des­cui­de la es­cue­la”. Hoy, Va­len­ti­na Goldzen tie­ne 11 años e in­ter­pre­ta a Ti­ta Merello de ni­ña en el fil­me “Yo Soy Así, Ti­ta de Bue­nos Ai­res”, un ho­me­na­je a la gran ar­tis­ta di­ri­gi­do por Te­re­sa Costantini (67).

“Cum­plí mi gran sue­ño” di­ce la ne­na ac­triz, quien vi­ve en Ca­ba­lli­to con su pa­pá Ale­jan­dro, ar­qui­tec­to, su ma­má Pau­la y sus 4 her­ma­nos: An­to­ne­lla (18), Can­de­la (15) Nazareno (9) y Si­món (6). Va­len cur­sa 6º gra­do en una es­cue­la de su ba­rrio, y cuan­do re­gre­sa a su ca­sa ac­túa y prue­ba llo­rar de­lan­te de su ma­má, quien se ríe con sus llan­tos “de men­ti­ra”. Cuen­ta que es­tá lle­na de an­he­los, uno de los cua­les ya con­cre­tó: “que­ría tra­ba­jar con La­li Es­pó­si­to y me lla­ma­ron pa­ra `Es­pe­ran­za Mía´ ¡No lo po­día creer!. Es di­vi­na, pe­ro cuan­do lle­ga­ba Ma­riano Mar­tí­nez no me pres­ta­ba más aten­ción. En ese mo­men­to pa­sa­ba al­go en­tre ellos”, re­cuer­da

A pe­sar de su cor­ta edad, Va­len­ti­na tam­bién hi­zo tea­tro con una obra de re­nom­bre: “Es­tu­ve en `Do­ña Ro­si­ta la Sol­te­ra´ con gran­des ac­to­res y eso fue bueno por­que el tea­tro es dis­tin­to a la te­le­vi­sión”, co­men­ta mien­tras si­gue so­ñan­do “quie­ro tra­ba­jar con Cris Mo­re­na, cuan­do veo sus pro­gra­mas me ima­gino ac­tuan­do pro­du­ci­da por ella”. Es­te año le lle­gó el gran desafío: in­ter­pre­tar a la Merello en cine don­de re­crea­rá a Ti­ta en su in­fan­cia. “Pa­ra ha­cer mi pa­pel, in­ves­ti­gué so­bre ella y me apa­sio­nó su vi­da. Te­nía una per­so­na­li­dad tan fuer­te e in­tere­san­te que la adop­té co­mo ído­la”.

Du­ran­te la fil­ma­ción, Va­len­ti­na co­no­ció las cos­tum­bres de la épo­ca y vió el lu­gar que ocu­pa­ba la mu­jer en la so­cie­dad de en­ton­ces, y los pa­de­ci­mien­tos de Ti­ta en su

in­fan­cia. Eso acen­tuó más la ad­mi­ra­ción ha­cia ella: “Sé que vi­vía en un or­fa­na­to y que tu­vo una in­fan­cia tris­te. Pe­ro era tan se­gu­ra de sí mis­ma que se atre­vió a to­do: can­tó tan­gos y fue una de las pri­me­ras mu­je­res que lo hi­zo. Nun­ca le im­por­ta­ron las crí­ti­cas. Iba ha­cia ade­lan­te, y eso que no era muy lin­da que di­ga­mos”, di­ce con pi­car­día.

Mien­tras es­pe­ra el es­treno, Va­len ya apren­dió las can­cio­nes y las re­pi­te con sol­tu­ra. Se re­ti­ra, tra­tan­do de imi­tar un es­ti­lo arra­ba­le­ro, ta­ra­rea di­ver­ti­da: “Yo soy así...”.

Em­pe­zó a actuar a los 5 años. Tra­ba­jó en “Es­pe­ran­za Mía”, “Edu­can­do a Nina” y “So­la­men­te Vos”. Es­te año in­ter­pre­ta­rá a la Merello jo­ven en “Yo Soy Así. Ti­ta de Bue­nos Ai­res”. Mien­tras es­pe­ra el es­treno, can­ta sus tan­gos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.