“ELLA ES NUES­TRA GRAN BENDICION”

MA­RIANO CHIESA Y “PANI” TROT­TA, CON SU HI­JA MA­TIL­DA

Caras - - ESTILO MODA - por Fa­bián Ca­tal­do

La vi­da ya les son­reía mu­chí­si­mo y, co­mo si no fue­ra su­fi­cien­te, ha­ce un mes les lle­gó un re­ga­lo glo­rio­so que les ilu­mi­nó el al­ma. Ma­riano Chiesa (36) y Elia­na “Pani” Trot­ta (34) “die­ron a luz” a Ma­til­da, su pri­me­ra hi­ja, que na­ció con tres ki­los, por ce­sá­rea.“Es una be­ba her­mo­sa que nos ha­ce muy fe­li­ces. Cuan­do me la pusieron en bra­zos por pri­me­ra vez, le di­je que era muy bien bien­ve­ni­da a nues­tra vi­da. Tan­to Ma­riano co­mo yo es­tá­ba­mos con mu­chas lá­gri­mas en los ojos, por­que la es­pe­rá­ba­mos con in­fi­ni­tas an­sias”, ex­pli­ca la em­pre­sa­ria gas­tro­nó­mi­ca. A su la­do, el ac­tor, lo­cu­tor, do­bla­dis­ta, can­tan­te y pre­sen­ta­dor, agre­ga: “Te­nía­mos unas ga­nas tre­men­das de for­mar una fa­mi­lia. Hi­ci­mos un ‘brains­tor­ming’ de nom­bres y má­gi­ca­men­te sur­gió: Ma­til­da”.

Pa­dres lle­nos de or­gu­llo, no de­jan de mi­mar a su be­ba fren­te a la cá­ma­ra.“Ser pa­pás pri­me­ri­zos es má­gi­co, co­mo lo es tran­si­tar la vi­da con es­te ser her­mo­so, em­pe­zar a for­mar­lo, ver có­mo va cre­cien­do. ¡Es un mo­men­to in­creí­ble!”, co­men­ta Ma­riano, que si­gue con la exi­to­sa obra “Los Mons­truos”; y vie­ne de ha­cer “Mar­co Po­lo”, tra­ba­jo por el que lo no­mi­na­ron co­mo “Me­jor In­tér­pre­te Mas­cu­lino en Tea­tro Mu­si­cal In­fan­til” pa­ra los Pre­mios Hu­go. Chiesa ade­más se pre­pa­ra pa­ra re­gre­sar con la obra “Ca­si Nor­ma­les”, y em­pe­zó a gra­bar una ti­ra en Nic­ke­lo­deon. “Es­ta­mos em­bo­ba­dos, enamo­ra­dos, fe­li­ces por ha­ber con­cre­ta­do el sue­ño de ser pa­dres. Pri­me­ro con Ma­til­da y, si Dios quie­re, el día de ma­ña­na con otros be­bés”, agre­ga “Pani”, quien tie­ne seis lo­ca­les gas­tro­nó­mi­cos en la Ar­gen­ti­na y es­tá abrien­do su­cur­sa­les en el ex­te­rior. Ade­más aca­ba de inau­gu­rar jun­to a Chiesa, “Cro­ca­kes by Pani”, que es una sub­mar­ca de “Pani”.“Es un food truck don­de ven­de­mos cro­que­tas dul­ces y sa­la­das, con re­ce­tas que hi­ci­mos jun­to a Ma­riano, cuan­do am­bos es­tá­ba­mos ‘em­ba­ra­za­dos’. En­tre los dos fui­mos de­fi­nien­do sa­bo­res”, ex­pli­ca Trot­ta, que tam­bién es­tá por edi­tar un li­bro en dón­de pro­fun­di­za so­bre el “com­pli­ca­do pe­ro her­mo­so” ca­mino del em­pren­de­dor. Mo­vi­li­za­do por el na­ci­mien­to de Ma­til­da, quien in­ter­pre­ta­ra a uno de los

lo­sers de “Ave­ni­da Q”, y fue­ra la voz del di­no­sau­rio Bar­ney y de Gaturro, cuen­ta que son tiem­pos muy mo­vi­dos, lle­nos de pro­yec­tos y con el es­trés de es­tar apren­dien­do a ser pa­dres. Su mu­jer asien­te y agre­ga: “Un mes an­tes de la lle­ga­da de Ma­til­da nos mu­da­mos, así que con tan­tas ocu­pa­cio­nes es­tu­vi­mos a las co­rri­das has­ta el día del par­to. Creo que la be­ba na­ció por­que ya que­ría sa­lir de la panza de tan­to que la lle­va­ba de un la­do pa­ra otro (Ri­sas). Va a ser una ni­ña así, de mo­ver­se mu­cho, por­que sus pa­pás so­mos sú­per in­quie­tos, que­re­mos siem­pre ha­cer mu­chas co­sas. Ve­re­mos có­mo la cria­mos, pe­ro si nos si­gue el rit­mo, se vie­ne una ne­na sú­per ‘in­quie­ti­ta’”, con­clu­ye.

Hí­per ac­ti­vos y em­pren­de­do­res, la pa­re­ja ce­le­bra la lle­ga­da de Ma­til­da, mien­tras Chiesa bri­lla en el tea­tro y se pre­pa­ra pa­ra un pro­yec­to en un ca­nal in­fan­til. Elia­na ex­pan­de su ne­go­cio de co­mi­das y sa­ca­rá un li­bro.

“Es­ta­mos em­bo­ba­dos, enamo­ra­dos, fe­li­ces por con­cre­tar el sue­ño de em­pe­zar a for­mar una fa­mi­lia.”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.