“SIEM­PRE AME LA MI­NI­FAL­DA”

BRIGITTE MA­CRON, CON LA FAL­DA MAS COR­TA

Caras - - FOCO -

Des­de que su ma­ri­do, Em­ma­nuel Ma­cron (39) asu­mió la pre­si­den­cia de Fran­cia, Brigitte Trog­neux (64) no ha de­ja­do de sor­pren­der en ca­da una de sus apa­ri­cio­nes pú­bli­cas. En la mis­ma me­di­da que su fa­ma au­men­ta, sus fal­das dis­mi­nu­yen. Sin im­por­tar­le las crí­ti­cas que la bau­ti­za­ron co­mo “la pri­me­ra abue­la de Fran­cia”, ella con­ti­núa eli­gien­do los más cor­tos mo­de­los de di­se­ña­do­res co­mo Ni­co­lás Ghes­quié­re, La­ger­feld, Oli­vier Rous­teing de Bal­main, Vaut­hier, Az­ze­di­ne Alaïa o Vuit­ton. “Siem­pre amé la mi­ni­fal­da. De ado­les­cen­te las es­con­día en mi bol­so pa­ra po­der sa­lir de mi ca­sa y des­pués me las po­nía en al­gún bar o en lo de una ami­ga. Ten­go bue­nas pier­nas y me ha­ce fe­liz mos­trar­las”, con­fe­só la es­po­sa del pre­mier fran­cés. Y mien­tras las mu­je­res la cri­ti­can por no cum­plir con las re­glas de ves­ti­men­ta de una pri­me­ra da­ma, al­gu­nos di­se­ña­do­res sa­lie­ron en su de­fen­sa ar­gu­men­tan­do: “Aplau­di­mos su for­ta­le­za, su co­ra­je y su fal­ta de mie­do pa­ra sa­lir co­mo le gus­ta. Es mo­der­na; se sien­te be­lla y así lo trans­mi­te”, coin­ci­die­ron. Le­jos de preo­cu­par­se por es­tos de­ta­lles que pa­re­cen enamo­rar­lo ca­da día más de la mu­jer que le lle­va 25 años, Em­ma­nuel Ma­cron no pier­de oca­sión pa­ra mur­mu­rar­le pi­ro­pos al oí­do. Así lo hi­zo en el Pa­la­cio del Eli­seo de Pa­rís du­ran­te la coronación de los Jue­gos Olím­pi­cos 2024. Has­ta allí la me­nu­da mu­jer de ca­be­llo ru­bio pla­ti­na­do lle­gó so­bre al­tí­si­mos ta­cos, con un mi­ni ves­ti­do ne­gro y una cor­ta cam­pe­ra tra­ba­ja­da y con cie­rres, con el look de ca­si una ado­les­cen­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.