“SO­MOS LAS MISMAS QUE ERAMOS AN­TES”

EMILIA, EU­GE­NIA Y LAURA: TRI­LLI­ZAS “RECARGADAS”

Caras - - CARAS - Por Car­los Cer­vet­to (des­de Pun­ta del Es­te)

Ma­dres y abue­las de diez hi­jos y nue­ve nie­tos, las cé­le­bres “Tri­lli­zas de Oro” se con­ser­van vi­gen­tes. A los 57, ve­ra­nea­ron en Pun­ta y se ilu­sio­nan con vol­ver a la te­le­vi­sión.

La ima­gen es ac­tual; es de ayer, de hoy y de siem­pre. Sus es­té­ti­cas acu­san el ló­gi­co pa­so de los años, pe­ro sus es­pí­ri­tus si­guen con tan­tos bríos co­mo los que de­rra­ma­ban ha­ce cua­tro dé­ca­das, cuan­do el mun­do del es­pec­tácu­lo asis­tía azo­ra­do a la irrup­ción de Las Tri­lli­zas de Oro. “Ha­ga­mos una fo­to co­mo la de esa ta­pa de la re­vis­ta Sie­te Días. Creo que fue en el ‘77 o en el ‘78”, di­ce Laura, y las de­más asien­ten. Con su ma­dre, Pau­li­na (80), co­mo tes­ti­go in­de­le­ble de la es­ce­na, Ma­ría Laura Fer­nán­dez Rous­se de Trotz (57), Ma­ría Eu­ge­nia Fer­nán­dez Rous­se de La­pri­da (57) y Ma­ría Emilia Fer­nán­dez Rous­se de Za­va­le­ta (57) ve­ra­nean in­se­pa­ra­bles en la pla­yi­ta de la la­gu­na de Jo­sé Ig­na­cio. Son las 10:00 de la ma­ña­na de un

vier­nes so­lea­do de fe­bre­ro, y el mo­men­to es to­da una cu­rio­si­dad. “Re­cor­da­mos esa ta­pa de ha­ce cua­ren­ta años y hoy nos ve­mos acá jun­tas, co­mo siem­pre, con los mis­mos que an­tes es­tá­ba­mos de no­vias y aho­ra se­gui­mos ca­sa­das. Con hi­jos, con nie­tos y con lo ma­ra­vi­llo­so que sig­ni­fi­ca te­ner a ma­má, gran res­pon­sa­ble de que si­ga­mos jun­tas y ha­ga­mos pro­gra­mas co­mo an­tes. Es ver­dad que por una cues­tión bio­ló­gi­ca se­ría nor­mal que es­te­mos uni­das, pe­ro co­no­ce mos a mu­chos me­lli­zos que no tie­nen la re­la­ción que te­ne­mos no­so­tras. Y eso es gra­cias a la edu­ca­ción y los va­lo­res que nos die­ron nues­tros pa­dres”, coin­ci­den.

Emo­cio­na­das por ver­se otra vez jun­tas en una pro­duc­ción fo­to­grá­fi­ca, las tri­lli­zas creen que aho­ra es di­fí­cil que la fa­mi­lia se agran­de. La úl­ti­ma nie­ta en na­cer fue Olym­pia (1), fru­to de la re­la­ción de Cle­men­te Za­va­le­ta ju­nior (32) con la fran­ce­sa Isa­be­lle Strom, en tan­to que Pi­lar La­pri­da (25) se ca­sa­rá es­te mes con Ge­ró­ni­mo Vas. Al­gu­nos de sus herederos es­tán dis­per­sos por el mun­do, co­mo Bár­ba­ra (32) y Pau­li­na Trotz (31), ra­di­ca­da en Bar­ce­lo­na jun­to al ex Pu­ma Gon­za­lo Tie­si (32). Jun­tas re­cuer­dan lo que su ma­má les de­cía siem­pre: “¡Dis­fru­ten de la vi­da, que pa­sa rá­pi­do!” Y se enor­gu­lle­cen cuan­do sus hi­jos y nie­tos ho­jean las re­vis­tas que con­ser­van de an­ta­ño: “Yo ten­go el re­vis­te­ro en el play­room de ca­sa, con ta­pas inol­vi­da­bles co­mo esa que hi­ci­mos con Ju­lio Igle­sias (74). Nos di­vier­te cuan­do nues­tros nie­tos se en­te­ran que esos que es­tán en las fo­tos co­mo be­bés son sus pa­dres. Y cuan­do vino mi nue­ra fran­ce­sa de vi­si­ta, no po­día creer co­mo sa­lía­mos en las re­vis­tas”, aco­ta Emilia.

Si bien se fre­cuen­tan du­ran­te el año, hay una fe­cha úni­ca ca­paz de re­unir a to­do el me­ga­clan: la Na­vi­dad. Es el mo­men­to en el que, es­tén don­de es­tén, to­dos con­ver­gen en la ca­sa de al­gu­na de la tri­lli­zas pa­ra re­en­con­trar­se. Adap­ta­das y agra­cia­das con las re­des so­cia­les, di­cen que hay ve­ces en el que son los pro­pios chi­cos los que les di­cen que suel­ten el te­lé­fono. “Cree­mos que to­do lo nue­vo hay que sa­ber usar­lo pa­ra bien. La tec­no­lo­gía te acer­ca, las re­des nos per­mi­ten, por ejem­plo, es­tar al­mor­zan­do con nues­tros nie­tos a la dis­tan­cia. Has­ta ma­má se co­mu­ni­ca con sus bis­nie­tos vía Sky­pe o Fa­ceti­me”, ase­gu­ra Eu­ge­nia. Y en­tre las tres per­si­guen la ín­ti­ma ilu­sión de vol­ver a la te­le­vi­sión: “Cla­ro que nos gus­ta­ría al­gún pa­pel, si Adrián Suar (49) tie­ne ga­nas de me­ter­nos en al­go acá es­ta­mos (ri­sas)... So­mos al­go di­fe­ren­te, cuan­do sa­li­mos al ex­te­rior na­die pue­de creer que ha­ya tri­lli­zas. Una vez es­tá­ba­mos pa­gan­do dos de no­so­tras en un su­per­mer­ca­do en los Es­ta­dos Unidos, y la ca­je­ra nos pre­gun­tó si eramos twins. Cuan­do le di­ji­mos ´no, we are tri­plex´, no lo po­día creer. Y me­nos aún cuan­do nos vio a las tres...”

En la pla­ya de la la­gu­na de Jo­sé Ig­na­cio, las tri­lli­zas re­crean una fo­to in­dem­ne al pa­so del tiem­po. Or­gu­llo­sas de se­guir jun­tas co­mo an­tes, le atri­bu­yen a sus pa­dres ese fuer­te sen­ti­mien­to de uni­dad.

“Nos gus­ta­ría vol­ver a ha­cer te­le­vi­sión, si Adrián Suar tie­ne ga­nas de me­ter­nos en al­go, acá es­ta­mos... (ri­sas)”

Las “tres Ma­ría”, Eu­ge­nia, Emilia y Laura, se ani­man al co­la less. Di­cen no ser an­sio­sas por lo que ven­drá, y que les gus­ta dis­fru­tar de la vi­da por­que pa­sa rá­pi­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.