DA­KO­TA JOHN­SON Y JA­MIE DOR­NAN

ICO­NOS DE LA SE­XUA­LI­DAD EN “50 SOM­BRAS LI­BE­RA­DAS”

Caras - - FOCO -

Apar­tir de la crea­ción de la tri­lo­gía eró­ti­ca “50 Som­bras de Grey”, la es­cri­to­ra E.L Ja­mes se con­vir­tió en best se­ller y lle­gó a fi­gu­rar en la re­vis­ta Ti­me co­mo una de las 100 per­so­nas más in­flu­yen­tes del mun­do. La sa­ga na­rra la in­ten­sa y fo­go­sa re­la­ción en­tre un atrac­ti­vo mul­ti­mi­llo­na­rio de 27 años, Christian Grey, y una in­ge­nua es­tu­dian­te uni­ver­si­ta­ria, Anas­ta­sia Stee­le, don­de abun­da el se­xo ex­plí­ci­to y las más per­ver­sas fan­ta­sías eró­ti­cas, in­clui­do el sa­do­ma­so­quis­mo.

El pro­ta­go­nis­ta ele­gi­do con la con­di­ción de que fue­ra un ac­tor no tan po­pu­lar, fue Ja­mie Dor­nan (35), un ac­tor, mo­de­lo y mú­si­co bri­tá­ni­co que an­te­rior­men­te ha­bía apa­re­ci­do en la se­rie “On­ce Upon a Ti­me”, en la “Ma­ria An­to­nie­ta” (2006) de So­fia Cop­po­la y el th­ri­ller vam­pí­ri­co “Be­yond the Ra­ve” (2008). Y pa­ra el rol fe­me­nino fue ele­gi­da Da­ko­ta John­son (28), hi­ja de Me­la­nie Grif­fith y Don John­son y pa­re­ja del lí­der de Cold­play, Ch­ris Mar­tin. La jo­ven ac­triz de­bu­tó con só­lo diez años a las ór­de­nes de su pa­dras­tro An­to­nio Ban­de­ras en “Lo­cos en Ala­ba­ma” y ha­bía in­ter­ve­ni­do en pe­que­ños pa­pe­les en “La Red So­cial”, “In­fil­tra­dos en Cla­se” o “Cym­be­li­ne” an­tes de al­can­zar la fa­ma en “50 Som­bras de Grey”.

La ma­yo­ría de es­ce­nas de se­xo tan­to de “50 Som­bras más Os­cu­ras” co­mo de “50 Som­bras Li­be­ra­das” se gra­ba­ron a la vez en Ca­na­dá en tan só­lo un día. La ac­triz di­jo que no le im­por­ta mos­trar­se sin ro­pa an­te la gran pan­ta­lla. “No le ten­go mie­do a la des­nu­dez. Creo que las mu­je­res son her­mo­sas. Pe­ro no es fá­cil qui­tar­se la ro­pa fren­te a mu­chas per­so­nas”. El tru­co de Da­ko­ta pa­ra ro­dar las se­cuen­cias más ca­lien­tes te­nía al prin­ci­pio una tra­di­ción bas­tan­te pe­cu­liar an­tes de po­ner­se ma­nos a la obra. “Un tra­go de whisky y men­ta”, ex­pli­ca­ba la ac­triz, que tam­bién ase­gu­ra­ba que Dor­nan “ha­ce fle­xio­nes mien­tras yo me que­dó allí y be­bo”. Aho­ra que ya se co­no­cen me­jor, no ha­ce fal­ta re­cu­rrir al al­cohol. Dor­nan, por su par­te, ha ase­gu­ra­do que su mu­jer, la ac­triz Ame­lia War­ner, no ha vis­to nin­gu­na de las pe­lí­cu­las de la sa­ga por­que se sen­ti­ría in­có­mo­da. “Es cu­rio­so, por­que la gen­te real­men­te se cree que soy ese per­so­na­je”, ex­pli­có el ac­tor en una en­tre­vis­ta. “Por ejem­plo, hay per­so­nas que se me acer­can cuan­do es­toy pi­dien­do un ca­fé en Star­bucks y me di­cen con voz cóm­pli­ce ‘Hola, se­ñor Grey’. Les da igual que es­té ahí de pie con mi hi­ja en bra­zos. Pe­ro bueno, me pa­re­ce bien”. Aun­que le cues­te acep­tar­lo, su po­der de se­duc­ción es tan gran­de que tras­pa­só la pan­ta­lla y ca­ló en lo más hon­do de las mu­je­res. Y su nue­va per­for­man­ce pa­re­ce que no de­frau­da­rá.

Los ac­to­res pro­ta­go­ni­zan el nue­vo fil­me de la tri­lo­gía eró­ti­ca “50 Som­bras de Grey”. Ella di­ce que ya no ne­ce­si­ta to­mar whisky pa­ra ro­dar las es­ce­nas de se­xo y él ex­pli­ca que su es­po­sa no quie­re ver nin­gu­na de las pe­lí­cu­las de la sa­ga.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.