RINGO STARR RECIBIO LA OR­DEN DE CA­BA­LLE­RO

SE LA ENTREGO EL PRINCIPE GUI­LLER­MO

Caras - - FOCO - Fo­tos: AFP

Aun­que ha­bía re­ci­bi­do la mis­ma con­de­co­ra­ción en 1965 co­mo miem­bro de The Beatles, es­ta vez la dis­tin­ción tuvo el honor de ser a su per­so­na. El ba­te­ris­ta Ringo Starr (77) re­ci­bió la Or­den de Ca­ba­lle­ro del Im­pe­rio Bri­tá­ni­co de ma­nos del prín­ci­pe Gui­ller­mo, en el Pa­la­cio de Buc­king­ham. Acom­pa­ña­do por su esposa, Bárbara Bach, el mú­si­co em­par­dó el ga­lar­dón de su ex com­pa­ñe­ro de ban­da, Paul McCart­ney,a quien nom­bra­ron Sir en 1997. De al­gu­na ma­ne­ra, el pro­pio McCart­ney ha­bía re­cla­ma­do en va­rias opor­tu­ni­da­des que con­de­co­ren al ba­te­ris­ta.

La me­da­lla ha­bía des­per­ta­do bas­tan­te po­lé­mi­ca cuan­do fue en­tre­ga­da a los Beatles, ha­ce más de me­dio si­glo. En ese en­ton­ces, va­rios ex mi­li­ta­res que ha­bían si­do dis­tin­gui­dos con la Or­den, de­ci­die­ron de­vol­ver­la al en­te­rar­se que pre­mia­rían a los mú­si­cos de Li­ver­pool. Cua­tro años des­pués, el pro­pio Jhon Len­non de­vol­vió aque­lla men­ción de honor en re­pu­dio a la po­si­ción in­gle­sa res­pec­to de la Gue­rra de Viet­nam y el con­flic­to en Bia­fra. Que­dó pa­ra la anéc­do­ta la car­ta que escribió Len­non pa­ra

jus­ti­fi­car la de­vo­lu­ción, don­de ade­más men­cio­na­ba co­mo mo­ti­vo el es­ca­so éxi­to de uno de sus pri­me­ros sin­gles co­mo so­lis­ta, Cold Tur­key.

Le­jos de aquel con­tex­to, Ringo re­ci­bió con mucha sa­tis­fac­ción la Or­den de Ca­ba­lle­ro. La con­de­co­ra­ción lle­ga po­co tiempo des­pués de que el mú­si­co pre­sen­ta­ra su 19° dis­co so­lis­ta, “Gi­ve Mo­re Love”, que con­tó con la par­ti­ci­pa­ción de Sir Paul. Ade­más, el ba­te­ris­ta si­gue re­co­rrien­do el mun­do con su gi­ra “All Star Band”, gru­po que in­te­gra junto a fi­gu­ras de re­nom­bre y que lo tra­jo a la Ar­gen­ti­na en 2011, 2013 y 2015.

En una ce­re­mo­nia bre­ve pe­ro emo­ti­va, Starr re­ci­bió el nom­bra­mien­to con todo los ho­no­res y ba­jo el pro­to­co­lo ofi­cial de parte de Gui­ller­mo. Una deu­da pen­dien­te de parte de la co­ro­na bri­tá­ni­ca con uno de los so­bre­vi­vien­tes de la mí­ti­ca ban­da de Li­ver­pool. Co­mo re­co­no­ci­mien­to a su pro­pia his­to­ria, el ba­te­ris­ta po­só en la puer­ta del Pa­la­cio de Buc­king­ham reivin­di­can­do en un ges­to lo que trans­mi­tió con su ar­te: los de­dos en “V”, reivin­di­can­do Paz.

El ba­te­ris­ta re­ci­bió la mis­ma me­da­lla en 1965, pe­ro co­mo miem­bro del mí­ti­co gru­po de Li­ver­pool.

Con to­dos los ho­no­res, el ex The Beatles fue con­de­co­ra­do por el he­re­de­ro a la co­ro­na bri­tá­ni­ca en el Pa­la­cio de Buc­king­ham. Me­da­lla en mano, agra­de­ció junto a su esposa, Bárbara Bach, con sus de­dos en “V” de Paz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.