ZODÍACO

Caras - - REVELACIONES - Re­la­cio­nes pe­li­gro­sas

Pa­ra sa­ber qué pue­de de­pa­rar una re­la­ción en­tre sig­nos pa­ra los na­ci­dos ba­jo el Sol de Sa­gi­ta­rio bas­te sa­ber que, a gran­des ras­gos, cuan­do un cen­tau­ro se en­cuen­tra con otro de su mis­ma es­pe­cie es di­fí­cil que no cho­quen. Sus in­tere­ses son ex­plo­si­vos y sue­len fa­na­ti­zar­se con lo que les gus­ta o los atrae, es com­pli­ca­do cuan­do hay dos de esa mis­ma na­tu­ra­le­za, pe­ro, se sa­be, si el en­cuen­tro se da ba­jo la for­ma del amor to­do es po­si­ble, to­dos e pue­de lo­grar. Con Ca­pri­cor­nio la co­sa es dis­tin­ta: a pe­sar de las di­fe­ren­cias mar­ca­das, a Sa­gi­ta­rio le sa­le una ma­ni­fes­ta­ción am­pu­lo­sa mien­tras que a las ca­bras les atrae la me­su­ra, se tie­nen una sim­pa­tía in­na­ta. Com­bi­nar la im­pro­vi­sa­ción sa­gi­ta­ria­na con la pre­vi­sión ca­pri­cor­nia­na pue­de re­sul­tar muy en­ri­que­ce­dor. Pa­ra el ca­so de Acua­rio la afi­ni­dad es ca­si in­me­dia­ta, se atraen y se in­tere­san mu­tua­men­te, pue­den des­ple­gar sus pro­yec­tos el uno con el otro y una so­cie­dad de es­te ti­po pue­de re­sul­tar lla­ma­ti­va­men­te exi­to­sa. Con Pis­cis sue­len su­ce­der­se las fric­cio­nes, pe­ro si se tra­ta de cues­tio­nes amo­ro­sas Sa­gi­ta­rio se sien­te se­gu­ro y fe­liz con los pis­cia­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.