PAMPITA, IN­TI­MA CON SUS SUE­GROS

EM­PA­TI­ZO CON PAUL Y FLO­REN­CIA, LOS PA­DRES DE POLITO

Caras - - FOCO - Por Car­los Cer­vet­to

Aveces no ha­ce fal­ta con­fir­mar pú­bli­ca­men­te ni mos­trar una ima­gen con­su­ma­da de un he­cho o si­tua­ción que in­de­lu­di­ble­men­te exis­te. Su­ce­de a me­nu­do con las his­to­rias del co­ra­zón, cuan­do se exi­gen prue­bas tan­gi­bles de ro­man­ces que no ne­ce­si­tan de vo­ces ofi­cia­les ni de imá­ge­nes con­tun­den­tes: exis­ten y sus pro­ta­go­nis­tas tie­nen de­re­cho a im­po­ner su pro­pio “de­re­cho de ad­mi­sión”. Así se fue ges­tan­do otro no­ve­lón sen­ti­men­tal que ya la­te con vi­da pro­pia, y es el que pro­ta­go­ni­zan Ca­ro­li­na “Pampita” Ar­dohain (41), un nom­bre que ga­ran­ti­za éxi­to ta­qui­lle­ro, y el po­lis­ta Pa­blo “Polito” Pie­res (32). A se­ma­nas de los pri­me­ros ru­mo­res que de­la­ta­ban un acer---

Pampita pe­gó bue­na on­da con sus sue­gros, com­par­tió ron­das de ma­te y char­ló de to­do.

ca­mien­to pa­sio­nal en­tre am­bos, la mo­de­lo y el de­por­tis­ta no ne­ce­si­tan ates­ti­guar an­te nin­gún mi­cró­fono ni cá­ma­ra lo que los he­chos ha­blan por sí so­los.

Los ca­pí­tu­los co­mien­zan a pro­li­fe­rar, y el cu­le­brón ga­na en con­te­ni­do. La pre­sen­ta­ción del equi­po Ellers­ti­na Johor, don­de jue­ga “Polito”, con vis­tas a la in­mi­nen­te tem­po­ra­da de po­lo de al­to hán­di­cap, en­ce­rra­ba una sor­pre­sa que se des­cu­brió en pleno acon­te­ci­mien­to: la pre­sen­cia de “Pampita” en el prín­ci-

Ellers­ti­na de­bu­ta­rá el jue­ves 26 en Tor­tu­gas, el pri­mer ca­pí­tu­lo de la Tri­ple Co­ro­na 2018.

pes­co pre­dio de Ellers­ti­na, en Ge­ne­ral Ro­drí­guez. El me­nú anun­cia­do se fue cum­plien­do a ra­ja­ta­bla a par­tir del me­dio­día. Pri­me­ro, la pre­sen­ta­ción de los ju­ga­do­res y spon­sors an­te la pren­sa con un de­lei­ta­ble ca­te­ri­ng cam­pes­tre. Des­pués, un par­ti­do amis­to­so en el que ju­ga­ron tres ge­ne­ra­cio­nes de los Pie­res, la fa­mi­lia que le dio na­ci­mien­to y vi­da a uno de los gran­des equi­pos del po­lo con­tem­po­rá­neo. Has­ta allí to­do lo pre­vis­to, con “Polito” y sus pri­mos, Fa­cun­do (32), Gon­za­lo (35) y Ni­co­lás (27), to­dos con diez de hán­di­cap co­mo él, di­vir­tién­do­se amis­to­sa­men­te con sus pa­dres, Gon­za­lo y Paul Pie­res, y con las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes del clan co­mo Antonio Ague­rre (hi­jo de Tatiana Pie­res), In­da­le­cio Pie­res (hi­jo de Gon­za­lo) y el pe­que­ño Fé­lix Pie­res, al que su pa­dre, Ni­co­lás, lle­vó mon­ta­do jun­to a él. Los in­gre­dien­tes ya eran su­fi­cien­tes pa­ra dar­le for­ma a una gran pre­sen­ta­ción, con otras per­li­tas co­mo la dul­ce espera que atra­vie­san Fa­cun­do Pie­res y Agus­ti­na Wer­nic­ke, quie­nes con­fir­ma­ron que su be­ba, es­pe­ra­da pa­ra fi­nes de oc­tu­bre, se lla­ma­rá Re­na­ta. Pe­ro “Pampita” se te­nía re­ser­va­da la úl­ti­ma pa­la­bra, cuan­do los ru­mo­res en off que au­gu­ra­ban su pre­sen­cia se hi­cie­ron reali­dad.

Eran apro­xi­ma­da­men­te las tres de la tar­de, los po­lis­tas de “La Zeta” se di­ri­gían a una can­cha ad­ya­cen­te pa­ra ju­gar una prác­tri­ca con­tra Ale­gría, otro de los equi­pos que ani­ma­rá la tem­po­ra­da de al­to hán­di­cap, y la mo­de­lo lle­gó si­gi­lo­sa­men­te al pre­dio trans­por­ta­da en un ca­rri­to eléc­tri­co por un ami­go de “Polito”, Rodrigo Pe­res Viey­ra. La pre­sen­cia de los fo­tó­gra­fos in­hi­bió a un acer­ca­mien­to más ex­pre­si­vo con el po­lis­ta, pe­ro el con­tex­to con­fir­ma­ba que to­do te­nía que ver con to­do. Ca­ro­li­na, que ten­drá su pro­gra­ma de en­tre­vis­tas en el nue­vo Ca­nal Net TV, ve­nía de pro­bar­se en Ca­pi­tal el ves­ti­do que lu­ció en los Mar­tín Fie­ro de ca­ble el lu­nes por la no­che. Por eso lle­gó más tar­de de lo pre­vis­to a Ge­ne­ral Ro­drí­guez, don­de to­dos los que son par­te del uni­ver­so Ellers­ti­na, des­de cui­da­do­res,

pe­ti­se­ros has­ta per­so­nal de ser­vi­cio, co­mien­zan a acos­tum­brar­se a su ca­ris­má­ti­ca pre­sen­cia. Prue­ba de los ci­mien­tos que van edi­fi­can­do, la mo­de­lo se ins­ta­ló a un cos­ta­do de la can­cha y con­ver­só muy cá­li­da­men­te con sus sue­gros, Paul y Flo­ren­cia Pie­res. Con am­bos ge­ne­ró una vi­si­ble em­pa­tía, so­bre to­do con la ma­dre de su no­vio, con quien con­ver­só de to­dos los te­mas y has­ta se mos­tra­ban fotos en sus te­lé­fo­nos ce­lu­la­res. Flo­ren­cia le con­ta­ba a su nue­ra so­bre la VII Ce­na So­li­da­ria que or­ga­ni­za con la Fun­da­ción Pro­sa­lud, a be­ne­fi­cio del Hos­pi­tal Aus­tral, el pró­xi­mo jue­ves 4 de oc­tu­bre, y ella le mos­tra­ba el ves­ti­do que usó en la ga­la del lu­nes. Ma­te en mano se ol­vi­da­ron de la prác­ti­ca y se en­tre­tu­vie­ron a pu­ra char­la, mien­tras Paul, que se sa­lu­dó muy efu­si­va­men­te con “Pampita”, se tras­la­dó con un ami­go a otros sec­tor pa­ra ana­li­zar el jue­go con ma­yor aten­ción.

Las car­tas ya es­ta­ban echa­das, y no ha­cía fal­ta que nin­guno de los dos con­fir­ma­ra lo ob­vio. Mien­tras los fo­tó­gra­fos per­ma­ne­cie­ron en el lu­gar evi­ta­ron acer­car­se, una ma­ne­ra de pre­ser­var el de­re­cho a la in­ti­mi­dad. Los pró­xi­mos acon­te­ci­mien­tos de­por­ti­vos o so­cia­les, co­mo el co­mien­zo del Abier­to de Tor­tu-

Abue­los, pa­dres e hi­jos ju­gan­do po­lo, un pri­vi­le­gio que los Pie­res se pue­den dar.

gas, pro­pi­cia­rán qui­zás la fo­to que mu­chos es­pe­ran pa­ra convencerse del to­do. Aun­que tam­bién las pre­dic­cio­nes de la mu­me­ró­lo­ga Pitty sig­ni­fi­quen una luz de es­pe­ran­za pa­ra quie­nes año­ran la pa­re­ja que for­ma­ban “Pampita” y “Pi­co” Mó­na­co (34), au­gu­ran­do un 2019 de re­en­cuen­tros pa­ra esa re­la­ción y has­ta una teó­ri­ca paternidad. Pe­ro si la reali­dad ter­mi­na sien­do la úni­ca ver­dad, hoy el ter­mó­me­tro su­gie­re otra co­sa, más allá de que las par­tes ten­gan de­re­cho a cui­dar sus sen­ti­mien­tos. “Lo úni­co que les pue­do decir es que quie­ro vi­vir mi vi­da nor­mal co­mo cual­quier per­so­na. Uno cuan­do tie­ne ga­nas de con­tar al­go lo cuen­ta. Eso po­dría pa­sar, pe­ro no creo que pron­to. Es­toy tran­qui-

la, no es­toy bus­can­do na­da, la­men­to que us­te­des me pon­gan nom­bres, ró­tu­los y co­sas por­que no es lo que me pa­sa. Na­da me va a de­te­ner a que yo vi­va una vi­da su­ma­men­te nor­mal, y si quie­ro sa­lir, ir al ci­ne, o a una fies­ta lo voy a se­guir por­que mi vi­da es mía”, di­jo ella en la re­cien­te ga­la de Fun­da­leu. Y aun­que la de­ci­sión pa­re­ce to­ma­da, se­rá que el cie­lo to­da­vía pue­de es­pe­rar...

El vier­nes, la mo­de­lo fue el co­men­ta­rio de to­dos cuan­do lle­gó al cam­po de Ellers­ti­na pa­ra acom­pa­ñar al po­lis­ta en una prác­ti­ca. Paul y “Flor”, los pa­dres de “Polito”, la re­ci­bie­ron con sim­pa­tía y ca­li­dez.

Si bien evi­ta­ron mos­trar­se jun­tos pa­ra la fo­to, que la mo­de­lo ha­ya es­ta­do en la prác­ti­ca de­ja en evi­den­cia la evo­lu­ción del ro­man­ce.

Spon­sor del equi­po con Eti­que­ta Ne­gra, Fe­de­ri­co Al­va­rez Cas­ti­llo fue con La­ra Ber­nas­co­ni y su hi­jo de un año y me­dio, lña­ki.

Ye­si­ca Tos­ca­ni­ni y su hi­ja, Isa­be­lla.

“Polito” lu­ci­rá la ca­mi­se­ta nú­me­ro 1 de un equi­po que ga­nó por úl­ti­ma vez Pa­ler­mo en el 2012. Al­va­rez Cas­ti­llo, que vuel­ve a apo­yar­los con su mar­ca, com­par­te con su fa­mi­lia la pa­sión por el po­lo.

En el par­ti­do que reunió a tres ge­ne­ra­cio­nes de los Pie­res, los más chi­qui­tos, In­da­le­cio Pie­res y Antonio Ague­rre, fue­ron atrac­ción.

Co­mo de­por­te que se trans­mi­te de ge­ne­ra­ción en ge­ne­ra­ción, pa­dres y ma­dres apun­ta­lan los pri­me­ros pa­sos de sus hi­jos. La­ra Ber­nas­co­ni con Iña­ki, “Ni­co” Pie­res con Fé­lix y Antonio, hi­jo de “Ta­ti” Pie­res, tran­si­tan ese ca­mino.

“Polito” po­sa arri­ba al la­do de su ma­dre y des­pués ha­ce ga­la de sus cua­li­da­des an­te la vis­ta de “Pampita”, que se in­te­gra de a po­co al uni­ver­so Elllers­ti­na. To­dos es­pe­ran que acom­pa­ñe al po­lis­ta en los par­ti­dos de la tem­po­ra­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.