LOS SIG­NOS

Caras - - REVELACIONES - Or­de­na­dos se­gún el gra­do de in­fluen­cia cós­mi­ca que pre­sen­tan en la se­ma­na

TAU­RO (21-4 – 21-5): Es­plen­dor en los sen­ti­men­tal, la co­rres­pon­den­cia po­ne a los aman­tes en un plano de dis­fru­te no so­la­men­te sen­sual o eró­ti­co, sino tam­bién es­pi­ri­tual. El por­ve­nir se pre­sen­ta ama­ble, su tra­ba­jo rin­de.

ARIES (21-3 – 20-4): Po­drían lle­gar no­ti­cias alen­ta­do­ras y gra­ti­fi­can­tes, pres­te aten­ción pa­ra no per­der­se lo que es­tá dis­pues­to pa­ra us­ted. La es­ta­bi­li­dad afec­ti­va co­la­bo­ra pa­ra que se pro­pon­ga me­tas más de­sa­fian­tes.

ES­COR­PIO (2-10 – 22-11): Dis­po­ni­bi­li­dad to­tal pa­ra mos­trar sus ca­pa­ci­da­des y de­jar cla­ras sus con­di­cio­nes y ta­len­to, pue­de re­sol­ver con maes­tría los desafíos que se pre­sen­tan. Di­plo­ma­cia y se­gu­ri­dad, cla­ves pa­ra el éxi­to.

GEMINIS (22-5 – 21-6): Gran ini­cio de mes que am­plía po­si­bi­li­da­des, el ho­ri­zon­te pro­fe­sio­nal pa­re­ce en­san­char­se a la me­di­da de sus as­pi­ra­cio­nes. Buen mo­men­to pa­ra re­vi­sar la es­té­ti­ca per­so­nal y ha­cer los ajus­tes con­ve­nien­tes.

CAN­CER (22-6 – 22-7): Descubre que lo que vie­ne sembrando des­de ha­ce al­gún tiem­po con es­fuer­zo y com­pro­mi­so po­dría dar­le la me­jor de las co­se­chas. De­mues­tra sol­ven­cia y tac­to en el ma­ne­jo de una si­tua­ción com­pli­ca­da.

ACUA­RIO (21-1 – 19-2): La amis­tad es su fuen­te de ale­gría y re­cur­sos in­sos­pe­cha­dos, por esa vía lle­ga una ayu­da in­va­lo­ra­ble, ape­le a esa ma­gia in­de­le­ble y ne­ce­sa­ria. Pa­sión crea­ti­va que promueve avan­ces no­ta­bles.

SA­GI­TA­RIO (23-11 – 21-12): Apro­ve­che la an­da­na­da de pe­que­ños pe­ro efec­to vos gol­pes de suer­te que se su­ce­den y plan­tee las co­sas a la me­di­da de sus as­pi­ra­cio­nes. No se des­ani­me si apa­re­cen obs­tácu­los, ca­pi­ta­lí­ce­los.

LEO (23-7-22-8): No­ta­ble me­jo­ra en el cli­ma emo­cio­nal de la fa­mi­lia, que se tras­la­da a lo pro­fe­sio­nal, que per­mi­te un me­jor des­plie­gue de las es­tra­te­gias pa­ra con­se­guir lo que quie­re. Bie­nes­tar fí­si­co, re­pun­te.

LI­BRA (23-9 – 22-10): Pue­de pen­sar los te­mas de la pa­re­ja y plan­tear lo que le pa­sa con­fian­do en que el re­sul­ta­do se­rá no­ble, la ac­ción as­tral fa­vo­re­ce a los aman­tes. El amor go­za de ex­ce­len­te sa­lud, com­pro­mi­so creciente.

PISCIS (20-2 – 20-3): Per­mi­ta que la ins­pi­ra­ción to­me el man­do, pe­ro sea impecable con los asun­tos de or­den más prag­má­ti­co, ahí tie­ne su cos­ta­do vul­ne­ra­ble. La sen­si­bi­li­dad es una ex­ce­len­te res­pues­ta, no te­ma.

VIR­GO (23-8 – 22-9): Es me­jor con­cen­trar la ener­gía allí don­de ne­ce­si­ta cons­truir y so­li­di­fi­car po­si­cio­nes, la pers­pec­ti­va es alen­ta­do­ra. Bien en si­tua­cio­nes so­cia­les y en en­cuen­tros con ami­gos, ac­túe con me­su­ra.

CA­PRI­COR­NIO (22-12 – 20-1): Re­cu­rra a la pa­cien­cia de que dis­po­ne pa­ra en­fren­tar las con­tin­gen­cias que to­do nue­vo pro­yec­to, pe­ro con­fíe en que lo que apa­re­ce co­mo pro­ble­má­ti­co pue­de pro­me­ter ma­yor for­ta­le­za y sol­ven­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.