“CON MI­CA VI­VI­MOS UN AMOR AU­TEN­TI­CO”

TO­MAS COS­TAN­TI­NI SE CA­SO CON MI­CAE­LA DA­LLA LI­BE­RA

Caras - - REVELACIONES - Por Car­los Cer­vet­to

Si el amor y Cu­pi­do siem­pre es­tán dis­pues­tos a dar una nue­va opor­tu­ni­dad, To­más Cos­tan­ti­ni (36) no qui­so de nin­gu­na ma­ne­ra des­apro­ve­char­la. Y des­de que co­no­ció ha­ce cua­tro años a Mi­cae­la Da­lla Li­be­ra (26), hi­ja del ex fut­bo­lis­ta Ma­riano Da­lla Li­be­ra (54), el feed­back y la mu­tua atrac­ción los hi­zo in­se­pa­ra­bles. A los dos años de es­tar jun­tos ca­na­li­za­ron ese sentimiento con la lle­ga­da de un hi­jo, San­tino (1), y aho­ra de­ci­die­ron que era el mo­men­to de “test­fi­car to­do lo que nos que­re­mos an­te nues­tras fa­mi­lias”, co­mo di­jo To­más. Y asi fue que la pa­re­ja pla­ni­fi­có su bo­da ci­vil pa­ra el vier­nes 21 de sep­tiem­bre y un fes­te­jo pa­ra el sá­ba­do 22, cuan­do el hi­jo de Eduar­do Cos­tan­ti­ni (72) y “Mi­ca” con­vo­ca­ron a ami­gos y fa­mi­lia­res en Nor­del­ta pa­ra se­llar su amor en una cá­li­da ce­re­mo­nia. Fue en la ca­sa de Eduar­do, en el ba­rrio pri­va­do La Is­la, don­de los no­vios se com­pro­me­tie­ron a se­llar un víncu­lo que se se­gui­rá ra­mi­fi­can­do con la lle­ga­da de un se­gun­do he­re­de­ro.

“Des­de que nos co­no­ci­mos nun­ca más nos se­pa­ra­mos. En Mi­cae­la en­con­tré una com­pa­ñe­ra, un al­ma que no de­ja de cre­cer y me ha­ce cre­cer. Me­jor ce­le­bra­ción pa­ra el amor no pu­di­mos en­con­trar”. (TC)

La ines­ta­bi­li­dad cli­má­ti­ca lle­vó a la Event Plan­ner Do­lo­res An­drés a mon­tar una am­plia car­pa so­bre el jar­dín de la re­si­den­cia, de ca­ra a la la­gu­na de Nor­del­ta, am­bien­ta­da por Glo­ria Cé­sar con arre­glos flo­ra­les de Ce­ci­lia Cos­tan­ti­ni. Y si bien los true­nos y los ra­yos fue­ron una amen­za la­ten­te, la llu­via pa­só mi­la­gro­sa­men­te de lar­go y no em­pa­ñó en lo más mí­ni­mo lo pla­ni­fi­ca­do. Cer­ca de las 18:00, con to­dos los in­vi­ta­dos apos­ta­dos en un pa­tio cubierto de fren­te a la la­gu­na, y con el no­vio es­pe­ran­do an­sio­sa­men­te el mo­men­to con sus dos hi­jos, San­tino y Mi­lo (5; fru­to de su re­la­ción con Ji­me­na Cam­pi­si), Mi­cae­la hi­zo su apa­ri­ción del bra­zo de su pa­dre con un ves­ti­do de la fir­ma ca­ta­la­na Pro­no­vias. Un pri­mo de To­más, Ro­dol­fo Zim­mer­mann, con­du­jo la ce­re­mo­nia en la que to­ma­ron la pa­la­bra tan­to Eduar­do co­mo su pri­me­ra mu­jer, Te­re­sa Cos­tan­ti­ni, y el pa­dre de la no­via. La ma­dre de To­más hi­zo hin­ca­pié en los va­lo­res hu­ma­nos de Mi­cae­la, a quien le dio una es­pe­cie de bien­ve­ni­da a la fa­mi­lia con pa­la­bras muy sen­ti­das. “Te que­re­mos con el al­ma a vos y a esa so­ña­da fa­mi­lia que te­nés”, di­jo la ci­neas­ta, ha­cien­do ex­ten­si­vo el men­sa­je a los pa­dres y her­ma­nos de su nue­ra. Eduar­do ce­le­bró vol­ver a ver to­da la fa­mi­lia uni­da, ya que la bo­da mo­ti­vó el via­je des­de los Es­ta­dos Uni­dos, don­de es­tá ra­di­ca­do, de “Eduar­di­to” Cos­tan­ti­ni (42) con su mu­jer, Del­fi­na Braun (32), y sus dos va­ron­ci­tos, Lu­cio y Theo. Y

“El Lo­co” Da­lla Li­be­ra hi­zo ga­la de su es­pon­ta­nei­dad com­pa­ran­do el mo­men­to con si­tua­cio­nes de su ca­rre­ra fut­bo­lís­ti­ca.

El in­ter­cam­bio de ani­llos de­to­nó una llu­via de pé­ta­los de ro­sas y las fe­li­ci­ta­cio­nes ma­si­vas a los no­vios, mien­tras so­na­ba la Bai­re­sJaz­zQuar­tet y el per­so­nal de ca­te­ri­ng de Bon Bou­quet co­men­za­ba a ser­vir las es­pe­cia­li­da­des de sus Food Trucks y Cre­pe­rie. Los in­vi­ta­dos apro­ve­cha­ron pa­ra fo­to­gra­fiar­se con el atar­de­cer y la la­gu­na de fon­do a me­di­da que in­gre­sa­ban en la car­pa, don­de la ba­rra de tra­gos de Al­va­ro Pe­rrot­ta y Fa­cun­do Ogue­ta se lu­cía con sus es­pe­cia­li­da­des. En­tre los in­vi­ta­dos, la fa­mi­lia Cos­tan­ti­ni di­jo pre­sen­te en for­ma masiva: ade­más de Eduar­do con su pa­re­ja, Estefanía Da­ne­ri, y de Te­re­sa, es­tu­vie­ron Eduar­di­to con su mu­jer y sus dos hi­jos, y el res­to de los her­ma­nos del no­vio: Ma­ría Te­re­sa (con Dan­te Ga­leaz­zi), Mariana (con Ri­car­do Es­te­vez), So­le­dad, Gon­za­lo y Ma­le­na, es­tos dos úl­ti­mos los hi­jos de Eduar­do con Glo­ria Fio­ri­to. Y fue­ra de la fa­mi­lia el lis­ta­do de pre­sen­tes fue va­ria­do: el fis­cal Car­los Stor­ne­lli,

“Na­cho” Via­le con Lu­cía Pe­dra­za, Adol­fo Cam­bia­so pa­dre, los ex fut­bo­lis­tas Eduar­do “Cha­cho” Cou­det, Leo­nar­do As­tra­da y Pa­blo Er­bín, el rug­bier Ho­ra­cio Agu­lla con su mu­jer, Vicky Mo­nó­po­li, y el pe­rio­dis­ta Ger­mán Pao­losky con Sabrina Gar­cia­re­na, quie­nes lle­ga­ron des­pués de la fun­ción de la ac­triz en “El Vio­li­nis­ta So­bre el Te­ja­do”. La di­ná­mi­ca de la fies­ta, que co­men­zó pa­sa­das las 19:00 cuan­do los no­vios irrum­pie­ron al rit­mo del dee­jay Ot­to Bun­ge, fue siem­pre sos­te­ni­da con la mú­si­ca ochen­to­sa, dis­co, pop y ca­chen­gue del dee­jay y des­pués con un set elec­tró­ni­co de Ti­to White. En el me­dio es­tu­vie­ron los shows, pri­me­ro el re­ci­tal sor­pre­sa de An­drés Rey, “El Do­ble de Luis Mi­guel”, y más tar­de de la ban­da “Sin En­sa­yo”.

“Des­de que nos co­no­ci­mos, nun­ca más nos se­pa­ra­mos. To­do co­men­zó

de re­pen­te, co­mo mu­chas his­to­rias de amor, y a raíz de que­rer for­mar una fa­mi­lia, es­tar jun­tos y se­guir cre­cien­do co­mo pa­re­ja es que de­ci­di­mos ca­sar­nos. En Mi­cae­la en­con­tré una mu­jer, una com­pa­ñe­ra, un al­ma que no de­ja de cre­cer y me ha­ce cre­cer. Con ella vi­vi­mos un amor au­tén­ti­co y li­bre de ex­pre­sión”, con­fe­só To­más, quien vi­vió la fies­ta de ma­ne­ra exul­tan­te bai­lan­do tan­to en la pis­ta co­mo en el es­ce­na­rio, cuan­do los protagonistas de am­bos shows lo in­vi­ta­ron a su­bir con su mu­jer. “Fue un ca­sa­mien­to so­ña­do, me­jor ce­le­bra­ción pa­ra el amor no pu­di­mos en­con­trar. Has­ta el cli­ma nos acom­pa­ñó”, agre­gó. In­cor­po­ra­do a la em­pre­sa de su pa­dre, Con­sul­ta­tio, co­mo Li­der en In­no­va­ción y Desa­rro­llo, To­más con­fir­mó que la lu­na de miel que­da­rá pa­ra más ade­lan­te. Es que el re­cien­te test de em­ba­ra­zo que se hi­zo Mi­cae­la los lle­nó de fe­li­ci­dad, y los en­fo­ca­rá de lleno en ese pro­ce­so mágico de to­da dul­ce es­pe­ra.

“De­ci­di­mos ca­sar­nos pa­ra tes­ti­fi­car to­do lo que nos que­re­mos an­te nues­tras fa­mi­lias. Fue una bo­da so­ña­da, has­ta el cli­ma nos acom­pa­ñó”.

Des­pués del ci­vil, que fue el vier­nes 21, To­más y Mi­cae­la ce­le­bra­ron con sus fa­mi­lias, ami­gos y su hi­jo de un año, San­tino. Se­lla­ron cua­tro años de amor con un be­so y una llu­via de pé­ta­los. Te­re­sa Cos­tan­ti­ni le di­jo a su nue­ra que la quie­ren con el al­ma.

To­más eli­gió ves­tua­rio de Ar­ma­ni y vi­vió una fe­cha tan especial jun­to a sus dos hi­jos: San­tino y Mi­lo, de 5, fru­to de su re­la­ción con Ji­me­na Cam­pi­si. El hi­jo de Eduar­do Cos­tan­ti­ni tra­ba­ja en Con­sul­ta­tio co­mo Li­der en In­no­va­ción y Desa­rro­llo.

El no­vio con su her­mano, Eduar­di­to, y su so­bri­na, Del­fi­na Mu­ñiz Ba­rre­to. Ma­riano Da­lla Li­be­ra, pa­dre de la no­via, con los ex fut­bo­lis­tas Leo­nar­do As­tra­da, Eduar­do Cou­det y Pa­blo Er­bín. Los no­vios y el fis­cal Car­los Stor­ne­lli.

To­más con el rug­bier Ho­ra­cio Agu­lla y su mu­jer, Vicky Mo­nó­po­li. Fer­nan­do Bug­nard, “Na­cho” Via­le y Javier Lo­zano. La fies­ta fue den­tro de una car­pa de Car­pas Ar­gen­ti­nas, am­bien­ta­da por Glo­ria Cé­sar y con me­sas sin ubi­ca­cio­nes fijas pa­ra que los in­vi­ta­dos in­tre­rac­túen más en­tre sí. El her­mano del no­vio, Eduar­di­to, vino es­pe­cial­men­te des­de los Es­ta­dos Uni­dos con su fa­mi­lia.

La no­via con la Wed­ding Plan­ner, Do­lo­res An­drés. Eduar­do Cos­tan­ti­ni fue el an­fi­trión de la bo­da jun­to con su pa­re­ja, Estefanía Da­ne­ri. En la ce­re­mo­nia ha­bló y con­fe­só su ale­gría por po­der vol­ver a jun­tar a to­da la fa­mi­lia. Mi­cae­la, con un di­se­ño de Pro­no­vias, le da­rá en bre­ve otro nie­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.