LA PA­RE­JA MAS GLA­MO­RO­SA DE MO­NA­CO

PIERRE CASIRAGHI Y BEA­TRI­CE: SOFISTICACION Y ES­TI­LO

Caras - - REVELACIONES -

Se co­no­cie­ron en la Uni­ver­si­dad Boc­co­ni, en Mi­lán, don­de en 2008 ella es­tu­dia­ba De­re­cho y él Eco­no­mía. Y sie­te años des­pués, en ju­lio de 2015, se ca­sa­ron. Hoy, Pierre Casiraghi (31) —hi­jo de la prin­ce­sa Ca­ro­li­na de Mó­na­co (61)— y Bea­tri­ce Bo­rromeo (33) —he­re­de­ra de una fa­mi­lia no­ble ita­lia­na— tie­nen dos hi­jos, Sté­fano Er­co­le Car­lo (1 año y me­dio) y Fran­ces­co Car­lo Al­ber­to (4 me­ses) y con­for­man la pa­re­ja más gla­mo­ro­sa del Prin­ci­pa­do.

Bea­tri­ce des­em­bar­có en Mó­na­co co­mo una pe­rio­dis­ta es­pe­cia­li­za­da en in­ves­ti­gar la ma­fia. “Uno no eli­ge de quien se enamo­ra. Pierre es in­te­li­gen­te, sim­pá­ti­co… Aun­que no per­te­ne­cie­ra a los Gri­mal­di se­ría igual­men­te fan­tás­ti­co. Es di­fí­cil no enamo­rar­se de él”, de­cla­ró en aquel en­ton­ces. Hoy su vi­da cam­bió. Su esen­cia re­bel­de e in­de­pen­dien­te de­bió ag­gior­nar­se a la vi­da de su ma­ri­do que ma­ne­ja em­pre­sas de cons­truc­ción, de he­li­cóp­te­ros y de de­por­tes, he­re­da­das de su pa­dre. Aun­que la ma­yor par­te de su tiem­po la de­di­ca a su pa­sión por las re­ga­tas (que tam­bién he­re­dó de Casiraghi), las ca­rre­ras de au­tos y to­car el sa­xo.

“Pierre tie­ne una vi­da ab­sur­da. Por la ma­ña­na se sube a un ca­ta­ma­rán, por la tar­de ha­ce bu­ceo, lue­go se va a en­tre­nar y des­pués di­ri­ge cin­co em­pre­sas. Los dos res­pe­ta­mos nues­tros es­pa­cios de li­ber­tad. Mi tra­ba­jo es mi pa­sión co­mo lo es pa­ra él la na­ve­ga­ción. El es lin­do, in­te­li­gen­te y sim­pá­ti­co”, ase­gu­ra Bea­tri­ce.

Con­ver­ti­dos en la pa­re­ja “más gla­mo­ro­sa” de Mó­na­co, Pierre y su be­lla mu­jer se lle­va­ron to­das las mi­ra­das en la fies­ta de la Fun­da­ción Prín­ci­pe Al­ber­to, la “Global Oce­na Ga­la”, que lu­cha con­tra la con­ta­mi­na­ción de los océa­nos y la pre­ser­va­ción de las es­pe­cies en pe­li­gro de ex­tin­ción. Ella, con un ori­gi­nal tra­je de fle­chos y cha­que­ta de piel, sin man­gas, en co­lor cru­do, y él con tra­je ne­gro y mo­ca­si­nes de ter­cio­pe­lo con pun­te­ra bor­da­da.

“No­so­tros no ne­ce­si­ta­mos de nin­gún tí­tu­lo no­bi­lia­rio”, re­pi­te Bea­tri­ce.

El hi­jo de Ca­ro­li­na y su es­po­sa cau­ti­va­ron con su char­me en la “Global Ocean Ga­la”. Pierre lu­ció tra­je con mo­ca­si­nes de ter­cio­pe­lo y ella, un ori­gi­nal ves­ti­do con fle­cos y cha­que­ta de piel.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.