ELLERS­TI­NA, NUE­VO REY DE HURLINGHAM

LA RE­VAN­CHA DE LOS PIERES

Caras - - CARAS - Por Car­los Cer­vet­to

“La Ze­ta” ga­nó por ter­cer año con­se­cu­ti­vo el se­gun­do tor­neo más im­por­tan­te del mun­do. Ya sin “Pam­pi­ta”, “Po­li­to” Pieres fue go­lea­dor y una de las fi­gu­ras.

Fue otra de­fi­ni­ción apa­sio­nan­te, ple­na de in­ci­den­cias y de al­te­ra­cio­nes en el re­sul­ta­do que desem­bo­ca­ron otra vez en un fi­nal de ban­de­ra ver­de. Lo te­nía La Dol­fi­na con esa ve nta­ja de 7 a 4 con la que se fue­ron al en­tre­tiem­po, pe­ro Ellers­ti­na reac­cio­nó, de la mano de Ni­co­lás (27) y “Po­li­to” Pieres (32), y se que­dó con su ter­cer Hurlingham con­se­cu­ti­vo al im­po­ner­se por 12 a 11. Fe­li­ci­dad ple­na en­ton­ces en el pa­len­que de “La Ze­ta”, don­de la fa­mi­lia Pieres com­par­tió su eu­fo­ria con vi­si­tan­tes ilus­tres co­mo Juan Mar­tín del Po­tro (30), y de­cep­ción en el bun­ker del cuar­te­to que li­de­ra Adol­fo Cam­bia­so (43), ya que la de­rro­ta abor­tó el an­he­lo de La Dol­fi­na de con­quis­tar otra Tri­ple Co­ro­na. Pe­ro co­mo la his­to­ria la es­cri­ben los que ga­nan, to­do lo que se di­ga del 125° Abier­to de Hurlingham es­ta­rá te­ñi­do de ne­gro y lle­va­rá la im­pron­ta de Ellers­ti­na.

La im­por­tan­cia que ad­quie­re tor­neo tras tor­neo la tem­po­ra­da ar­gen­ti­na de al­to hán­di­cap ga­ran­ti­za par-

ti­dos in­ten­sos y en los que na­die re­ga­la na­da. Por eso la fi­nal es­tu­vo con­di­men­ta­da por las dos tar­je­tas ama­ri­llas que re­ci­bie­ron Cam­bia­so y Ni­co­lás Pieres, cir­cuns­tan­cia que los pri­vó de ju­gar a ca­da uno du­ran­te dos mi­nu­tos y que pro­vo­có, en el sép­ti­mo chuk­ker, un in­só­li­to par­ti­do de tres con­tra tres. Los de Ca­ñue­las pa­re­cían te­ner to­do en­ca­mi­na­do, pe­ro en­tre la per­so­na­li­dad de “Po­li­to “y la ins­pi­ra­da tar­de de “Ni­co”, ele­gi­do co­mo el ju­ga­dor más va­lio­so de la fi­nal, el par­ti­do cam­bió de due­ño. Fa­cun­do Pieres (32) sor­pren­dió lle­van­do la cin­ta de ca­pi­tán de uno de sus ído­los fut­bo­le­ros, Leo­nar­do Pon­zio (36), la mis­ma que el ca­pi­tán de Ri­ver usó en la fi­nal de la Su­per­co­pa Ar­gen­ti­na an­te Bo­ca, y el te­nis ju­gó su par­ti­do apar­te con el alien­to en am­bos pa­len­ques de Del Po­tro, fan de Ellers­ti­na, y de Juan “Pi­co” Mó­na­co (34), siem­pre pre­sen­te en ca­da par­ti­do cru­cial de Dol­fi­na.

“Es­ta­mos con­ten­tos con el re­sul­ta­do, pe­ro nos gus­ta­ría ra­ti­fi­car­lo en Pa­ler­mo”, di­jo Ni­co­lás Pieres a mo­do de an­ti­ci­po de la gran ci­ta que se ave­ci­na, el tra­di­cio­nal Abier­to Ar­gen­tino. Un sue­ño que per­si­gue co­mo na­die “Po­li­to” Pieres, ya sin la pre­sen­cia de “Pam­pi­ta” Ar­dohain (40) en las tri­bu­nas pe­ro con las ilu­sio­nes re­car­ga­das de ga­nar su pri­mer Pa­ler­mo: “Pa­ler­mo es to­do, le va­mos a me­ter to­da la ga­rra po­si­ble y to­da la ener­gía pa­ra tra­tar de que nos va­ya bien”. Só­lo fal­ta que el crou­pier di­ga “no va más” y que la bo­cha co­mien­ce a ro­dar...

“Po­li­to” y Gon­za­lo Pieres, en ac­ción.

Del Po­tro, fan de “La Ze­ta”.

Ma­ría del Car­men Ce­rru­ti Ca­rri­cart.

Juan “Pi­co” Mó­na­co.

An­ge­les Pe­drei­ra y Ma­ría Ra­pet­ti, las mu­je­res de Ni­co­lás y Gon­za­lo Pieres.

“Po­li­to” Pieres con sus pa­dres, Paul y Flo­ren­cia.

Ellers­ti­na, tri­cam­peón del Abier­to de Hurlingham.

“Po­li­to”, go­lea­dor de su equi­po con cin­co go­les, fue cla­ve en la le­van­ta­da de Ellers­ti­na. A la no­che, los po­lis­tas fes­te­ja­ron con ami­gos y fa­mi­lia­res en la dis­co Te­qui­la. Ale­gría sin fin. Del Po­tro con Fa­cun­do y “Po­li­to” Pieres.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.