Creo que fo­to­gra­fiar es mi for­ma de vi­vir.

Charlas con Fotógrafos Latinoamericanos - - Carla Marty / Roberto Guidotti - Car­la Marty / Ro­ber­to Gui­dot­ti

Ro­ber­to es na­ci­do en San­to To­mé, Pcia. de Santa Fe en 1951. Ini­cia su ac­ti­vi­dad fo­to­grá­fi­ca en 1984. Vi­ve y tra­ba­ja en su pro­vin­cia. Orien­tan­do su te­má­ti­ca al as­pec­to hu­mano y so­cial de su en­torno, al cuál se apro­xi­ma con re­cur­sos téc­ni­cos di­rec­tos, des­po­ja­dos de efec­tis­mos, que se re­suel­ven en imá­ge­nes ín­ti­mas, de gran con­te­ni­do es­té­ti­co. Su obra ha si­do ex­pues­ta en for­ma in­di­vi­dual en dis­tin­tos me­dios, en­tre los que pue­den des­ta­car­se la Fo­to­ga­le­ría del Tea­tro Gral. San Mar­tín de Bs. As., la Fo­to­ga­le­ría Mu­ni­ci­pal de Santa Fe, el Mu­seo Pro­vin­cial de Be­llas Ar­tes de Pa­ra­ná (En­tre Ríos), el Cen­tro Cul­tu­ral B. Ri­va­da­via de Ro­sa­rio, el Ca­me­ra Club Linz de Aus­tria, Ga­le­ría Ti­na Mo­dot­ti y Cen­tro Cul­tu­ral El Mo­rro de La Ha­ba­na, Cu­ba; Sch­nei­der Ga­llery Chica­go, USA; Cen­tro Cul­tu­ral Jai­me Sa­vi­nes Mé­ji­co DF; Cen­tro Cul­tu­ral Quin­ta­na Roo, Mé­ji­co; y en for­ma co­lec­ti­va en nu­me­ro­sas opor­tu­ni­da­des. Su Se­rie “In­te­rio­res”, es par­te de la Co­lec­ción de Mues­tras Iti­ne­ran­tes del Cen­tro de la Ima­gen de Mé­xi­co DF. Colabora ac­ti­va­men­te en la di­fu­sión de la Fo­to­gra­fía en su ám­bi­to, como do­cen­te, coor­di­nan­do ta­lle­res y par­ti­ci­pan­do como di­rec­ti­vo de dis­tin­tas ins­ti­tu­cio­nes. Crea­da en 2005, Es­tu­dio Gui­dot­ti Fo­to­ga­le­ría se ha con­ver­ti­do con ca­si diez años de tra­yec­to­ria en el lu­gar de re­fe­ren­cia de la fo­to­gra­fía en Santa Fe.

C.M.: ¿Có­mo te ini­cias­te en la fo­to­gra­fía Ro­ber­to?

R.G: Co­men­cé en 1984, mo­men­to en que em­pe­cé a co­no­cer el mundo de la fo­to­gra­fía y con él nue­vas amis­ta­des, me de­di­qué por com­ple­to a ella. La fo­to­gra­fía transformó mi vi­da y la for­ma de ver el mundo. Hoy es­toy cum­plien­do 30 años en el me­dio.

C.M.: ¿Tu­vis­te al­gún ti­po de for­ma­ción pro­fe­sio­nal o sos au­to­di­dac­ta?

R.G: Se po­dría de­cir que soy au­to­di­dac­ta. En mis co­mien­zos em­pe­cé asis­tien­do al Fo­to Club, como mu­cha gen­te que aho­ra se ini­cia en mis ta­lle­res. Lue­go sa­lí a bus­car otros es­pa­cios, prin­ci­pal­men­te en Bue­nos Ai­res y a par­ti­ci­par de los En­cuen­tros Abier­tos de Fo­to­gra­fía, vien­do don­de es­ta­ba la fo­to­gra­fía y los fo­tó­gra­fos que nos in­tere­sa­ban: la fo­to­gra­fía de au­tor, la fo­to­gra­fía como lenguaje.

C.M.: ¿Qué fo­tó­gra­fos te ins­pi­ra­ron?

R.G.: Hay mu­chos. Yo soy re­tra­tis­ta. Re­cuer­do muy bien lo que de­cía Ju­lia Mar­ga­ret Ca­me­ron ya en 1860: “La fo­to­gra­fía de­be mos­trar la gran­de­za in­te­rior a tra­vés de la apa­rien­cia ex­te­rior”. Creo que de eso se tra­ta. Más con­tem­po­rá­nea­men­te Dia­ne Ar­bus, que en los se­sen­ta tra­ba­ja en un con­tí­nuo es­pa­cio tem­po­ral con sus re­tra­ta­dos has­ta que al­go se quie­bra y es cuan­do sur­ge la ver­da­de­ra per­so­na. Y en nues­tro país fo­tó­gra­fos que ad­mi­ro y con los que com­par­tí ex­pe­rien­cias: Juan Trav­nik, Hum­ber­to Ri­vas y Mar­cos Ló­pez en su pri­me­ra épo­ca. Me con­si­de­ro un fo­tó­gra­fo clá­si­co.

C.M.: ¿Sos de lo que lle­van siem­pre la cá­ma­ra?

R.G.: No. En es­te as­pec­to me hi­zo muy bien el ce­lu­lar con cá­ma­ra, si sur­ge una fo­to­gra­fía en la ca­lle pue­do to­mar una fo­to sin pro­ble­mas, en ese sen­ti­do fue vol­ver a na­tu­ra­li­zar una cos­tum­bre que ha­bía per­di­do, por­que con el tiem­po uno de­ja de sa­car fo­tos pa­ra crear­las, y ese tra­ba­jo más ín­ti­mo y per­so­nal en el es­tu­dio te quita el há­bi­to de sa­car fo­tos en la ca­lle.

C.M.: ¿Qué im­por­tan­cia tie­ne el Equi­po Fo­to­grá­fi­co a la ho­ra de ha­cer una fo­to?

R.G.: Como de­cía Al­fred Ei­sens­taedt “lo más im­por­tan­te no es la cá­ma­ra, sino el ojo”, o Ar­nold New­man: mu­chos fo­tó­gra­fos pien­san que si com­pran una cá­ma­ra me­jor se­rán ca­pa­ces de ha­cer me­jo­res fo­tos. “Una cá­ma­ra me­jor no ha­rá na­da por tí si no hay na­da en tu ca­be­za o en tu co­ra­zón”. Es­to se los reite­ro ha­bi­tual­men­te a los alum­nos. Creo que la cá­ma­ra es una he­rra­mien­ta ne­ce­sa­ria, si vas a ha­cer un tra­ba­jo pro­fe­sio­nal ló­gi­ca­men­te ten­drás que usar un equi­po ade­cua­do a las ne­ce­si­da­des, pe­ro el equi­po no va a ha­cer na­da por vos. En mi ta­ller hay ex­pe­rien­cias muy bue­nas con cá­ma­ras muy sen­ci­llas. Yo per­te­nez­co a una ge­ne­ra­ción que nos for­ma­ron rí­gi­da­men­te con ese te­ma, con la idea de que si no te­nías la úl­ti­ma cá­ma­ra o lo úl­ti­mo en equi­pos no es­ta­bas a la al­tu­ra de las cir­cuns­tan­cias, así fue que pa­sé por to­do ti­po de cá­ma­ras, has­ta que lle­gué a te­ner cá­ma­ras de las me­jo­res. En de­ter­mi­na­da cir­cuns­tan­cia vol­vien­do de un via­je trai­go una cá­ma­ra pre­ca­ria, una Hol­ga 120, que me ha­bía en­car­ga­do un ami­go y cuan­do sa­co mi pri­mer ro­llo me enamo­ro per­di­da­men­te, así que es­tu­ve sa­can­do mas de diez años fo­tos con di­cha cá­ma­ra. O sea que la cá­ma­ra es una he­rra­mien­ta que se de­be adaptar a las ne­ce­si­da­des es­pe­cí­fi­cas del tra­ba­jo a rea­li­zar, pe­ro no es de­ter­mi­nan­te.

C.M.: ¿Y en re­la­ción a las nue­vas tec­no­lo­gías y las re­des so­cia­les como im­pac­tan en el mundo de la fo­to­gra­fía aho­ra que estamos bom­bar­dea­dos per­ma­nen­te­men­te por imá­ge­nes?

R.G.: La fo­to­ga­le­ría tie­ne su pá­gi­na, la usa­mos como me­dio de es­tu­dio y dar a co­no­cer esos ar­tis­tas y fo­to­gra­fías que con­si­de­ra­mos han he­cho a la his­to­ria de la fo­to­gra­fía. La red de in­ter­net uti­li­za­da con es­tos fi­nes de es­tu­dio y di­fu­sión nos da po­si­bi­li­da­des de co­no­cer ar­tis­tas y en­con­trar­nos con obra que en otro tiem­po

era muy di­fí­cil, cuan­do te­nía­mos ac­ce­so só­lo a al­gu­nas re­vis­tas na­cio­na­les. Aho­ra la red abrió el es­pec­tro de in­for­ma­ción de un mo­do ver­ti­gi­no­so, y se pue­de ac­ce­der a ar­tis­tas y co­lec­cio­nes de to­do el mundo. El te­ma es­tá en ver có­mo lee­mos esas imá­ge­nes y en es­to el tra­ba­jo que, ba­jo la guía de Al­ber­to Mon­ge, se hi­zo en la Fo­to­ga­le­ría fue de­ter­mi­nan­te en nues­tra for­ma­ción.

C.M.: ¿Có­mo sur­ge la Fo­to­ga­le­ría Ro­ber­to Gui­dot­ti?

R.G.: La Fo­to­ga­le­ría na­ce en 2005 jun­to a Al­ber­to Mon­ge, Raúl Cot­to­ne, Mar­tín Cas­tro que es el di­se­ña­dor, y Bea­tríz Le­gui­za quién se for­mó en es­tos años en el es­pa­cio y es hoy quién se en­car­ga de la edi­ción y se­lec­ción pa­ra las mues­tras. Ha­ce 9 años ve­ni­mos tra­ba­jan­do jun­to a gen­te que se si­gue su­man­do per­ma­nen­te­men­te. La par­ti­ci­pa­ción de Al­ber­to Mon­ge en es­te sen­ti­do fue de­ci­si­va por­que con él hi­ci­mos un ci­clo de ta­lle­res por los que pa­sa­mos a ver y es­tu­diar todos los au­to­res des­ta­ca­dos de la his­to­ria de la fo­to­gra­fía, un ta­ller de análisis e in­ter­pre­ta­ción de la ima­gen, y lue­go se­gui­mos con un ci­clo de ci­ne y fo­to­gra­fía, re­co­rrien­do en la his­to­ria del ci­ne la im­por­tan­cia de la fo­to­gra­fía. Así por ejem­plo co­no­ci­mos y ana­li­za­mos he­chos re­le­van­tes pa­ra la for­ma­ción ar­tís­ti­ca de los par­ti­ci­pan­tes, como por ejem­plo la vin­cu­la­ción en­tre Ser­gio Larraín, des­ta­ca­do fo­tó­gra­fo chi­leno que sa­ca una fo­to­gra­fía en Pa­rís que la ve Cor­tzar y lo ins­pi­ra pa­ra es­cri­bir “Las ba­bas del dia­blo”, que a su vez lee An­to­nio­ni y lo ins­pi­ra a ha­cer Blow up, un clá­si­co del ci­ne ha­cia la fo­to­gra­fía, por el al­to con­te­ni­do fo­to­grá­fi­co.

C.M.: ¿Có­mo ves el pa­no­ra­ma de la fo­to­gra­fía ac­tual?

R.G.: Des­de 2005 en la Fo­to­ga­le­ría ini­cia­mos un ci­clo de mues­tras de­no­mi­na­do: “Fo­tó­gra­fos Ar­gen­ti­nos, una Co­lec­ción”, en ella con­vi­ven ecléc­ti­ca­men­te ex­pre­sio­nes pro­ve­nien­tes de to­do el país, a par­tir de la con­vo­ca­to­ria abier­ta opor­tu­na­men­te rea­li­za­da y a la cuál fo­tó­gra­fos de dis­tin­tas re­gio­nes res­pon­die­ron con ge­ne­ro­si­dad, en las dis­tin­tas edi­cio­nes. Es­te año ha­ce­mos la edi­ción nú­me­ro nue­ve de “Fo­tó­gra­fos Ar­gen­ti­nos, una Co­lec­ción”. Ca­da una con­tó con su ca­tá­lo­go y aho­ra estamos pre­pa­ran­do la edi­ción fi­nal con un li­bro que vie­ne a ce­rrar es­te un ci­clo de vi­da en la Fo­to­ga­le­ría. Hoy la fo­to­gra­fía con­tem­po­rá­nea ya tie­ne otro lenguaje y es otro ti­po de apro­xi­ma­ción. Con­si­de­ro que otra jo­ven ge­ne­ra­ción se­rá la que de­be­rá to­mar la pos­ta en es­te ám­bi­to. A la fo­to­gra­fía le lle­vó cien años se­pa­rar­se de la pin­tu­ra, pa­ra que po­cos años de fo­to­gra­fía di­gi­tal la de­vuel­va a la pin­tu­ra. Es una reali­dad com­ple­ja.

C.M.: ¿Cuál es la fo­to­gra­fía que más te mar­có?

R.G.: Es una fo­to lla­ma­da “An­to­nia”, que lo­gré en diez fo­to­gra­mas, no disparé los úl­ti­mos dos fo­to­gra­mas por­que ya que­ría sa­lir co­rrien­do a re­ve­lar­la. Fue una fo­to que asi­mis­mo me lle­vó años co­piar­la por­que me cos­tó ver­la, la in­tuía pe­ro no la co­pia­ba. Una fo­to en la que sen­tí que lo ha­bía lo­gra­do. Es como sen­tir­se ena­mo­ra­do. Fue en un pue­blo fo­res­tal del nor­te de la pro­vin­cia de Santa Fe lla­ma­do Vi­lla Ana, ha­ce ca­si trein­ta años.-

“Las per­so­nas de mis fo­to­gra­fías son frag­men­tos de un com­ple­jo rom­pe­ca­be­zas con los que in­ten­to re­cons­truir mi iden­ti­dad. Ras­treo en ellos vi­ven­cias que tal vez nun­ca han su­ce­di­do. His­to­rias arrai­ga­das en mi in­cons­cien­te que ne­ce­si­tan de pro­ta­go­nis­tas cor­pó­reos pa­ra po­der creer­las. Jue­go con mi cá­ma­ra a la fan­ta­sía de po­der con­se­guir rom­per la cor­te­za de apa­rien­cia, pa­ra pe­ne­trar, por una frac­ción de se­gun­do, los la­be­rin­tos de una bio­gra­fía que se­gu­ra­men­te nun­ca na­die es­cri­bi­rá. Por­que só­lo so­mos cuan­do exis­ti­mos pa­ra al­guien. Y creo que fo­to­gra­fiar es lo que me­jor pue­do, y sé, ha­cer por los de­más, el úni­co mo­do en que mi bron­ca, mi com­pa­sión, mi im­po­ten­cia, y la ma­yor par­te de las ve­ces mi afec­to, se ma­ni­fies­te y per­du­re. Creo que fo­to­gra­fiar es mi for­ma de vi­vir.” Ro­ber­to Gui­dot­ti.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.